Comentarios preparados para el discurso del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Michael B.Mukasey ante el Comite Judicial del Senado (09-07-2008)

Sello del Departamento de Justicia

Comentarios preparados para el discurso del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Michael B.Mukasey ante el Comité Judicial del Senado

Washington, D.C.
Miércoles, 9 de julio de 2008 - 9:30 A.M. EDT

Buenos días, Presidente Leahy, Senador Specter y Miembros del Comité. Gracias por la oportunidad de atestiguar hoy.

Desde mi última comparecencia ante este Comité hace seis meses, he conocido mejor a los profesionales talentosos y dedicados del Departamento de Justicia y el trabajo que realizan, y he llegado a apreciar más aún el servicio que prestan a nuestra Nación.

Ya hace ocho meses que soy Secretario de Justicia de los Estados Unidos, y le quedan un poco menos de siete meses a este gobierno. Deseo detallar brevemente dos áreas en las que me concentraré durante este periodo.

En primer lugar, como todos saben, se acerca la época de elecciones. Si bien los gobiernos estatales y locales tienen la responsabilidad principal de administrar las elecciones, el Departamento debe hacer todo lo posible para asegurar que las elecciones ocurran sin dificultades y, con la misma importancia, asegurar que el pueblo estadounidense confíe en nuestro proceso electoral.

El Departamento mantendrá una presencia importante en toda la época de elecciones, tanto a través del alance exterior como a través del monitoreo. Trabajaremos en relación estrecha con grupos de derechos civiles y funcionarios electorales estatales y locales para identificar y resolver problemas. Publicaremos números de teléfono y páginas de Internet, a través de los cuales las personas puedan llevar a nuestra atención problemas potenciales. Y, en el Día de Elecciones, destacaremos a centenas de observadores y monitores a lugares de todo el país.

Estos pasos servirán de complemento a nuestra labor de coacción en curso. A través del uso de la Ley de Derechos Electorales y otras leyes, el Departamento ha hecho su parte, y seguirá haciéndola, para asegurar el acceso de todos los ciudadanos estadounidenses al voto. El Departamento también seguirá adelante con su labor de proteger la integridad de las elecciones, al combatir el abuso financiero de campañas y el fraude electoral. Todas estas iniciativas son esenciales para asegurar que las elecciones sean un reflejo de la voluntad del pueblo, y para mantener la confianza de todos los ciudadanos estadounidenses en nuestro sistema de gobierno.

En todo esto, nos impulsará lo que la ley y los hechos requieran, y sólo eso. Hace unos meses, emití un memorando para recordar a todos los empleados del Departamento de las políticas relacionadas con puntos sensibles electorales. El mensaje de dicho memorando, el cual reiteré la semana pasada en un discurso a nuestros abogados y agentes participantes en casos electorales, es simple: la política no debe tener ningún papel en nuestra labor.

En segundo lugar, una vez finalizadas las elecciones de noviembre, tendremos la tarea vitalmente importante de realizar una transición ordenada y segura a un nuevo gobierno. Como parte de dicha transición, tomaremos todas las medidas necesarias para transferir sin dificultades la custodia y la responsabilidad de la seguridad de nuestra Nación a un nuevo conjunto de cuidadores. Debemos asegurar que todas las medidas de seguridad de nuestro país sean compatibles con el mayor riesgo que enfrentamos durante estos tiempos de transición, y que respondamos y nos adaptemos al mismo como corresponde.

También es importante que hagamos todo lo que podamos para dar a nuestros profesionales de seguridad nacional, quienes estarán enfrentando la amenaza de Al Qaeda mucho después de que concluya este gobierno, las herramientas que necesitan para mantenernos seguros. Espero sinceramente que el Senado tome un paso vital hoy y apruebe el compromiso bipartidario de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera [Foreign Intelligence Surveillance Act (FISA)] que esta Cámara aprobó por amplio margen antes del receso del 4 de julio.

También estoy trabajando en relación estrecha con el Director del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] para continuar con la transformación del Buró en una agencia de inteligencia de nivel mundial. Este objetivo incluye nuevas maneras de reclutar, capacitar y proveer caminos de carrera para quienes deseen dedicar sus carreras a la recolección y el análisis de inteligencia en el Buró. También estoy analizando las directrices que rigen la realización de investigaciones penales y de seguridad nacional por el FBI, con el objetivo de armonizarlas de modo que les brinde a los profesionales del Buró reglas claras y uniformes para la realización de investigaciones, sin dejar de mantener las protecciones vitales de las libertades civiles.

Antes de concluir, permítanme hablar brevemente de un asunto que varios de ustedes levantaron antes de esta audiencia - específicamente, alegatos que se hicieron sobre la politización en el Departamento de Justicia. Tomo dichos alegatos con la mayor seriedad. Como lo he dicho muchas veces, a los miembros del público y a empleados del Departamento, es crucial que llevemos adelante nuestros casos únicamente con base en lo que la ley y los hechos requieran, y que contratemos a nuestros funcionarios de carrera sin tener en cuenta consideraciones políticas inapropiadas. Es igualmente crucial que el pueblo estadounidense tenga confianza completa en la propiedad de lo que hacemos. Mi promesa a ustedes es que he hecho, y seguiré haciendo, todo lo posible para asegurar que la política se mantenga fuera de las decisiones sobre casos y fuera de decisiones sobre la contratación de profesionales en el Departamento de Justicia.

Sr. Presidente y miembros del Comité, me complacerá responder sus preguntas.

###