Discurso al Comite de Gastos: Observaciones del Secretario de Justicia de Los Estados Unidos Alberto R. Gonzales, Octagesimo Secretario de Justicia de Los Estados Unidos de los Estados Unidos

Buenos días, Presidente Shelby, Senador Mikulski y Miembros del Subcomité:

Es un gusto comparecer ante ustedes con el Director Mueller para presentar la solicitud del Presidente de un presupuesto de 19,1 mil millones de dólares para el año fiscal 2006.

Este presupuesto es un reflejo de las instrucciones del Presidente a cada servidor público: no simplemente gastar más con la mejor de las intenciones, sino gastar de manera más sensata, sin perder de vista los resultados.

Dicho presupuesto contribuye a nuestra principal prioridad con la inclusión de 500 millones de dólares en inversiones nuevas para la prevención y el combate al terrorismo.

Me gustaría presentar algunos puntos destacados del presupuesto del Presidente que creemos que permitirán un Departamento de Justicia más fuerte, mejores defensas de la patria, una labor de contraterrorismo más eficaz e, inclusive, iniciativas más inteligentes para la lucha contra la delincuencia.

En primer lugar, el presupuesto del Presidente incluye financiación para fortalecer los Programas de Inteligencia y Contraterrorismo del FBI, incluyendo recursos adicionales para la contratación de 499 analistas de inteligencia y 288 agentes nuevos para el Programa de Contraterrorismo.

Nuestra solicitud también incluye la continuación de trabajos para la asociación con gobiernos estatales y locales, para maximizar los recursos dedicados a a seguridad de la patria. Incluye subvenciones de inversión dirigidas de 90,3 millones de dólares para la labor de contraterrorismo y contrainteligencia.

En segundo lugar, la solicitud de presupuesto del Presidente permitirá estrategias más eficaces de lucha contra las drogas. La misma solicita un aumento de 245,4 millones de dólares para la labor de control de drogas. Por primer vez en una década, el uso de drogas ha disminuido entre los alumnos del 8º, 10º y 12º grados. Con la extraordinaria colaboración entre dependencias de las fuerzas federales del orden público, en los últimos dos años hemos logrado perjudicar a las organizaciones de tráfico internacionales responsables por el suministro de drogas en los Estados Unidos.

Sabemos por experiencia propia que las dependencias de las fuerzas del orden público deben unir sus recursos y conocimientos para un impacto eficaz sobre las redes de tráfico. La Estrategia de Control de Drogas del Departamento reasigna el Programa OCDETF para la realización de investigaciones coordinadas de las principales organizaciones de suministro de drogas y lavado de dinero, con la infraestructura entera de dichas organizaciones como objetivo. Para este programa exitoso, estamos solicitando recursos adicionales de 172,5 millones de dólares y 517 cargos.

También se incluyen aumentos por un valor de 72,6 millones de dólares para la Administración de Control de Drogas. Estos fondos permitirán 122 cargos nuevos, incluyendo 76 agentes nuevos, para la DEA.

Para asistir a la labor estatal y local en la implementación de programas y estrategias de control de drogas, la solicitud del Departamento para el año fiscal 2006 también incluye 206,7 millones de dólares en inversiones dirigidas, incluyendo un aumento de 19,3 millones de dólares para el tratamiento residencial de abuso de sustancias; 30 millones de dólares adicionales para los tribunales donde se procesan delitos que involucran drogas; 19,4 millones de dólares adicionales para el enjuiciamiento asociado a drogas en el límite sudoeste; 20 millones de dólares para continuar con la eliminación de laboratorios de metanfetaminas; y 5 millones de dólares para continuar con el programa de control de medicamentos bajo receta.

En tercer lugar, el presupuesto del Presidente incluye el aporte a la visión del Presidente de políticas que combatan los delitos violentos con sentencias de encarcelamiento prolongadas. Los delitos violentos y el tráfico de armas de fuego continúan siendo problemas significativos para las fuerzas del orden público de toda la Nación. Estamos empeñados en reducir la violencia y retirar de las calles a los delincuentes asociados a armas de fuego a través de la iniciativa Proyecto Vecindario Seguro. El Departamento está solicitando un total de 379 millones de dólares para la PSN para el año fiscal 2006. La PSN es una estrategia integral que combina dependencias federales, estatales y locales para reducir los delitos violentos en nuestras comunidades. En un trabajo conjunto con el Departamento, cada comunidad personaliza el programa para los problemas locales de violencia con armas de fuego.

En cuarto lugar, el presupuesto del Presidente contribuye a nuestra labor exitosa de proteger a mujeres y niños y edificar una sociedad más justa y segura para todos. A lo largo del último año, hemos trabajado agresivamente con otras dependencias de las fuerzas del orden público en la captura y enjuiciamiento de una gran variedad de delincuentes que representan una amenaza para los niños, incluyendo grandes bandas internacionales de abusadores de niños y productores comerciales y vendedores de imágenes de abuso sexual infantil. A través de esta labor, se rescató a más de 150 víctimas infantiles. El presupuesto para el año fiscal 2006 incluye un aumento de 10,4 millones de dólares para nuestra labor de combate a la pornografía y obscenidad infantiles.

En quinto lugar, como resultado de políticas agresivas de las fuerzas del orden público dirigidas al terrorismo, delitos violentos, violaciones de leyes de inmigración y delitos asociados a drogas, así como el aumento del número de agentes del FBI, DEA e ICE, el número de sospechosos criminales procesados en el tribunal federal sigue creciendo, así como la cantidad de individuos detenidos y eventualmente encarcelados. El presupuesto para el año fiscal 2006 proporciona recursos significativos, necesarios para mejorar la seguridad en las salas de tribunal y la detención y encarcelamiento de los individuos acusados o condenados por delitos violentos. Durante el año fiscal 2004, la población de las prisiones federales de la Nación aumentó un 4,3 por ciento, o sea, un aumento de más de 7.300 prisioneros. Al mismo tiempo, la población de prisioneros federales aumentó un 11,8 por ciento. Nuestro presupuesto para el año fiscal 2006 solicita 509,6 millones de dólares en recursos adicionales para la Oficina de Prisiones, Servicio del Alguacil Federal y la Oficina del Síndico de Detención Federal para administrar dicho crecimiento.

Finalmente, el presupuesto del Presidente incluye muchas inversiones y eficiencias para asegurar que el Departamento siga por el camino de la administración financiera prudente y eficaz, para maximizar cada dólar que recibamos.

Presidente Shelby, Senador Mikulski, Miembros del Subcomité, es un honor atestiguar aquí. Será un gusto trabajar con ustedes en los próximos días y meses en pos de un presupuesto que permita un Estados Unidos más seguro y justo.

Muchas gracias. Tendré gusto en responder sus preguntas.

 

###