Noticias

Comentarios del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder en el anuncio de la Estrategia Nacional para la Prevención y Prohibición de la Explotación Infantil
Alexandria, VA
United States
~
02/08/2010

Gracias, Ernie Allen, y gracias a todos ustedes por estar aquí.  Me complace estar aquí junto a muchos líderes y asociados clave en la lucha del gobierno federal para proteger a los niños contra la explotación y el abuso: el Secretario de Justicia Adjunto Gary Grindler, el Subdirector Ejecutivo del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] T.J. Harrington, el Secretario Auxiliar Adjunto del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas Alonzo Peña, el Inspector Postal Principal Guy Cottrell y la Representante de los EE.UU. Debbie Wasserman Schultz.  También está con nosotros Melissa, una valiente joven que está aquí para contarnos su propia historia de supervivencia del abuso y ayudarnos a destacar las amenazas que enfrentan nuestros niños y las responsabilidades que debemos cumplir.

 

Hoy damos un paso adelante muy importante para cumplir con estas responsabilidades y llevar nuestra lucha contra la explotación y el abuso sexual infantiles al próximo nivel.  Esta mañana, el Departamento de Justicia presentó al Congreso la primera Estrategia Nacional para la Prevención y Prohibición de la Explotación Infantil de la historia.  Para desarrollar esta Estrategia, les pedimos ideas y sus conocimientos a defensores, víctimas, agentes de las fuerzas del orden público, autores de políticas y asociados en todos los niveles del gobierno y en toda la comunidad internacional.  Muchos de estos asociados se encuentran hoy aquí, y agradezco sus aportes y su participación constante.  Con su ayuda, hemos creado una Estrategia que ofrece una evaluación exhaustiva de las amenazas que enfrentamos, así como también de la eficacia de las iniciativas actuales para combatir la explotación y el abuso infantiles.  Lo que es más importante, esta nueva Estrategia resume nuestros objetivos y prioridades de cara al futuro y detalla nuevas maneras en que planeamos mejorar nuestra labor y ampliar nuestro impacto y el progreso logrado en los últimos años.

 

Desde que el Departamento de Justicia lanzó la iniciativa Proyecto Niñez Segura en 2006, las investigaciones y los enjuiciamientos de delitos de explotación infantil se han incrementado drásticamente.  Lamentablemente, también hemos observado un aumento histórico en la distribución de pornografía infantil, en el número de imágenes compartidas en el Internet y en el nivel de violencia asociado a delitos de explotación y abuso sexual de menores.  Resulta trágico que el único lugar en que hemos observado una disminución es en la edad de las víctimas.

 

Esto es inaceptable.  Y, si bien hemos hecho avances significativos en la protección de menores en todo el país – en áreas rurales, zonas pobres de las ciudades, comunidades tribales y en el Internet – y aunque hemos llevado a un número récord de delincuentes ante la justicia en los últimos años, es hora de renovar nuestro compromiso con esta labor.  Es hora de intensificar nuestras iniciativas.  

 

Esta nueva Estrategia brinda el itinerario necesario para hacerlo: para optimizar nuestras actividades de educación, prevención y enjuiciamiento; para mejorar la información compartida y la colaboración; y para usar con la mayor eficacia posible recursos limitados.  También detalla medidas específicas que se están tomando – y se tomarán – para reducir y superar amenazas actuales.  Por ejemplo, el Departamento de Justicia actualizará el sitio en el Internet del Proyecto Niñez Segura para mejorar las iniciativas de presentación de denuncias, la información compartida y educación pública.  Y me complace anunciar que el Servicio de Alguaciles Federales está lanzando una nueva operación a nivel nacional contra los principales 500 delincuentes sexuales transgresores más peligrosos.

 

Como deja en claro la Estrategia, planeamos fusionar tecnologías innovadoras con métodos tradicionales de aplicación legal y recuperación y aprovechar mejor la capacidad de nuestros asociados en las fuerzas del orden público, así como también la amplia red de organizaciones sin fines de lucro que participan activamente en la lucha contra la explotación y el abuso de menores.

 

El Congreso ha solicitado con toda la razón un enfoque de este estilo: y una aplicación más enérgica de las leyes destinadas a proteger a nuestros niños y a prevenir, detener y castigar delitos de explotación infantil.  El Departamento de Justicia se compromete plenamente a responder a este pedido.  Sin embargo, no podemos lograrlo solos.  Nos apoyaremos en las agencias, las organizaciones y los asociados representados hoy aquí, y trabajaremos de cerca con ellos.   Juntos, estamos expresando un mensaje importante: que el gobierno de los EE.UU. y el Departamento de Justicia de nuestro país nunca han estado más comprometidos a proteger a nuestros niños y a llevar a los delincuentes ante la justicia.

 

Esta no solo es una prioridad del Departamento, sino que también es una prioridad personal.  Estoy comprometido con esta labor y con el éxito de esta nueva Estrategia.  Y, a pesar de circunstancias y estadísticas difíciles, confío en que, con este nuevo nivel de compromiso – y con este nuevo plan de acción – podremos lograr el progreso que nuestros niños merecen.  

 

Y ahora, le doy la palabra al Secretario de Justicia Adjunto Gary Grindler.