Noticias

Comentarios del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder en la conferencia de prensa sobre las acusaciones formales del caso del Puente Danziger
New Orleans, LA
United States
~
13/07/2010

Gracias, Jim Letten.

Hoy se toma un paso importante en la administración de la justicia, en sanar heridas comunitarias, en mejorar la seguridad pública y en restaurar la confianza pública en el departamento de policía de esta ciudad.

Las acusaciones formales que Jim acaba de mencionar son el resultado de una investigación intensiva, y en curso, realizada por la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia y la Fiscalía Federal aquí en el Distrito Este de Louisiana. Deseo aplaudir la gran labor liderada por Jim y por el Secretario de Justicia Auxiliar Tom Pérez. Y deseo agradecer a nuestros sobresalientes asociados del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)], representados aquí hoy por Kevin Perkins.

Como muestra nuestra investigación del incidente del Puente Danziger, el Departamento de Justicia enjuiciará enérgicamente a cualquiera que supuestamente viole la ley. Dicho de manera simple, no toleraremos los actos indebidos de quienes hayan jurado proteger al público. Los actores del hecho serán responsabilizados.

Pero, si bien la responsabilización es una parte vital del proceso de reforma, necesitaremos más que esta investigación para renovar al Departamento de Policía de Nueva Orleáns y permitir que florezca. Es por ello que el Departamento de Justicia se compromete a utilizar nuestras leyes civiles, nuestros conocimientos técnicos y otras herramientas para implementar reformas sostenibles y resolver los problemas sistémicos que enfrenta este Departamento. Al hacerlo, el Departamento de Justicia seguirá incluyendo a líderes comunitarios y residentes en nuestra labor de reforma. Este trabajo ya está en curso y el Intendente y la Ciudad de Nueva Orleáns son, y seguirán siendo, asociados esenciales.

Deseo prestar reconocimiento al liderazgo sobresaliente y la asociación provista por el Intendente Landrieu. Durante sus primeros días en la función, el Intendente Landrieu pidió ayuda al Departamento de Justicia. Y en una carta personal dirigida a mí, el Intendente señaló - y paso a citar - que "la fuerza policial, la comunidad y los ciudadanos de Nueva Orleáns están desesperados por un cambio positivo". A lo largo de los últimos meses, el Intendente y el Departamento de Policía de Nueva Orleáns se han asociado al Departamento de Justicia para identificar problemas, implementar reformas y realizar mejoras solicitadas y merecidas por el pueblo de Nueva Orleáns. Y hoy, casi un mes después de que el Intendente y yo discutimos nuestros objetivos de seguridad pública compartidos durante mi última visita a la Costa del Golfo, estamos trabajando juntos en crear una fuerza policial más fuerte y una Nueva Orleáns más segura y en garantizar que nunca vuelva a ocurrir una tragedia como el incidente del Puente Danziger.

La División de Derechos Civiles, con la cooperación plena de los agentes de las fuerzas del orden público locales, está trabajando en determinar si existen problemas sistémicos en los procedimientos del departamento de policía - problemas que hayan resultado o puedan resultar en la violación de derechos constitucionales. Principalmente, estamos concentrados juntos en identificar e implementar las reformas necesarias para reducir la delincuencia, proteger los Principios de la Ley y restaurar la confianza pública en la labor de la fuerza policial de Nueva Orleáns.

Habiendo dicho esto, queda claro que la gran mayoría de los agentes de las fuerzas del orden público aquí en Nueva Orleáns, y en todo el país, sirven a sus comunidades, sus departamentos y su profesión con honor e integridad. Y todos debemos sentirnos alentados por el hecho de que los agentes locales han pedido iniciativas para evaluar las prácticas actuales y mejorar las operaciones, y están cooperando plenamente con dichas iniciativas.

Estas iniciativas de reforma funcionan. A lo largo de los últimos 15 años, expertos de la División de Derechos Civiles han trabajado con departamentos de policía y comunidades de todo el país en la resolución de problemas y la implementación de soluciones integrales. Hemos observado transformaciones positivas en ciudades como Cincinnati, Pittsburgh y Los Ángeles. Y tengo grandes expectativas de que se logrará un éxito similar aquí en Nueva Orleáns.

Es nuestra obligación sagrada asegurar que el Departamento de Policía de esta ciudad sea lo mejor posible. También es nuestra responsabilidad compartida. Es por eso que - además de nuestra labor con el nuevo gobierno del Intendente, con el Jefe Serpas y el Departamento de Justicia, y con interesados en el sistema de justicia criminal - hemos creado oportunidades de participación comunitaria. Nos complacerá oír las opiniones de los miembros de la comunidad y contamos con ellas durante nuestra labor de reforma.

Este proceso está lejos de estar terminado. Y deseo que los líderes y residentes de Nueva Orleáns sepan que el Departamento de Justicia se compromete a brindar cualquier tipo de asistencia que esta ciudad, su departamento de policía y su pueblo necesiten. Ustedes tienen, y merecen, nada menos que mi apoyo pleno y constante.

Gracias a todos. Y ahora, le doy la palabra al Secretario de Justicia Auxiliar Tom Pérez.