Noticias

Comentarios del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder en la conferencia de prensa para anunciar la resolución del caso Credit Suisse
Washington, DC
United States
~
16/12/2009

Buenas tardes.

Hoy anunciamos la resolución de una importante investigación sobre una gran conducta financiera indebida en uno de los bancos globales más grandes del mundo, Credit Suisse. Tanto en su alcance como en su complejidad, la conducta indebida penal perpetrada por Credit Suisse en este caso es simplemente pasmosa. De hecho, como se establece en el expediente judicial presentado hoy, este caso ofrece un ejemplo crudo e inquietante de los extremos a los que pueden llegar algunos infractores corporativos para buscar ganancias financieras ilegales.

Es exactamente el tipo de conducta indebida la que ha llevado a minar la confianza pública en nuestra seguridad e instituciones financieras. Y es el tipo de conducta financiera indebida que quienes trabajamos en el Departamento de Justicia seguiremos atacando enérgicamente.

Durante más de una década, Credit Suisse hizo negocios con y para países que los Estados Unidos habían prohibido específicamente en sus sistemas financieros. Las normas que prohibían transacciones financieras con estas naciones sancionadas habían estado en vigencia por muchos años. Credit Suisse, como todos los demás principales bancos globales, sabía perfectamente que los Estados Unidos no procesarían transacciones financieras de personas o empresas en lugares como Irán, Libia, Sudán, Birmania y Cuba.

Pero en vez de respetar la ley y negarse a servir a estos clientes, Credit Suisse estableció un modelo de negocios para permitir que estos agentes inescrupulosos accedieran a dólares estadounidenses. En un momento, la empresa hasta creó un folleto para sus clientes iraníes en el que explicaba como llenar mensajes de pago para no activar filtros estadounidenses. Crearon un libro de instrucciones para cometer un delito: y funcionó bien por muchos años.

En otro caso, un líder de equipo de Credit Suisse hizo circular un correo electrónico con capturas de pantalla de aplicaciones de pago, en que se mostraba cómo formatear mensajes para asegurarse de que pasaran por los Estados Unidos sin ser detectados.

Las sanciones implementadas contra estos países han sido consideradas adecuadas y necesarias por diversos gobiernos y son seguidas por cientos de instituciones financieras de todo el mundo. Y estas normas son importantes: mantienen los dólares fuera de las manos de países y personas que amenazan los intereses de los EE.UU. en el extranjero y nuestra seguridad nacional aquí en nuestro país.

Y, no obstante, Credit Suisse consideró que no necesitaba seguir las reglas. El acuerdo conciliatorio que anunciamos hoy asegura que Credit Suisse no burlará nuevamente la ley para su propio beneficio financiero, y puedo asegurarles que vigilaremos el cumplimiento de este acuerdo conciliatorio y estaremos atentos para actuar contra otras instituciones y personas que tengan una conducta ilegal similar.

El sistema financiero estadounidense está basado en la confianza y la transparencia. Nuestros bancos deben saber qué pagos procesan y para quién. El ardid de décadas de Credit Suisse para burlar las normas que gobiernan nuestras instituciones financieras le quitó a nuestro sistema la legitimidad fundamental para su éxito. No podemos dejarlo pasar, y el acuerdo conciliatorio de hoy envía un claro mensaje de que no lo dejaremos pasar.

En el difícil ambiente económico que enfrentamos hoy, una de las prioridades más importantes de este gobierno es emplear nuestros recursos enérgicamente para responsabilizar a quienes tienen conductas financieras indebidas a expensa del pueblo estadounidense y en contra de la seguridad de nuestros mercados financieros. Seguiremos trabajando sin descanso para cumplir con esta misión vital.

Me gustaría agradecer a los agentes y fiscales que han trabajado muchísimas horas, especialmente en las últimas semanas, para permitirnos llegar a este punto. Es un gran honor y privilegio trabajar con estos hombres y mujeres todos los días.

Ahora le cedo la palabra al Secretario de Justicia Auxiliar de la División de lo Penal, Lanny Breuer.