Noticias

Comentarios del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder, segun preparados para discurso a traves de video para la Cumbre Nacional sobre la Interseccion de Violencia Domestica y Malos Tratos Infantiles (02-06-2009)
United States
~
02/06/2009

Buenos días y bienvenidos a la Cumbre Nacional sobre la Intersección de la Violencia Doméstica y los Maltratos Infantiles. Quiero agradecerles por participar en esta conferencia tan importante. La violencia doméstica, en particular los niños expuestos a la violencia doméstica, es un problema en el que he trabajado gran parte de mi carrera en el servicio público.

Como juez del Tribunal Superior del Distrito de Columbia vi en forma directa el sufrimiento y el trauma prolongado vividos por los niños expuestos a la violencia. Como Fiscal Federal para el Distrito de Columbia, creé la primera Unidad de Violencia Doméstica en la historia de la oficina. Como Secretario de Justicia Adjunto durante el gobierno del Presidente Clinton, ayudé a lanzar la Iniciativa Niños Expuestos a la Violencia del Departamento de Justicia, así como la Iniciativa Comienzo Seguro [Safe Start]. Y ahora, como Secretario de Justicia de los Estados Unidos, me comprometo a dar nuevo ímpetu a nuestro trabajo en este tema tan importante.

La Oficina de Violencia contra la Mujer, en asociación con el Consejo Nacional de Jueces de Tribunales Juveniles y de Familia y el Fondo de Prevención de la Violencia Familiar, ha planeado esta reunión para continuar una conversación que comenzó hace casi una década en la primera Cumbre Nacional realizada aquí, en Jackson Hole, Wyoming. Esa reunión reunió a defensores de víctimas de la violencia doméstica, trabajadores del ramo del abuso infantil y jueces para tratar de la necesidad crítica de servicios coordinados a familiares victimizados tanto por la violencia doméstica como por el abuso infantil.

Esta cumbre reúne a un grupo más amplio interdisciplinario de profesionales que normalmente no trabajan juntos: defensores en casos de violencia doméstica y abuso infantil, jueces y otro personal de tribunales, abogados, trabajadores de bienestar infantil, tutores que representan los mejores intereses (ad litem), trabajadores de salud mental, investigadores y formuladores de políticas. Si bien no siempre están de acuerdo con respecto a este tema, comparten una visión de familias saludables y seguras. 

Deseo prestar reconocimiento al enorme trabajo que ha continuado a lo largo de la última década; sin embargo, durante los próximos dos días, les pido que trabajen juntos para identificar lo que han aprendido y nos ayuden a crear una agenda para el futuro.

Reunidos aquí en este hermoso lugar, espero que formen nuevas alianzas y un liderazgo colectivo que ayude a identificar soluciones que tengan un impacto duradero en las vidas de madres e hijos traumatizados por la violencia familiar. Les pido que consideren maneras en que el Departamento de Justicia pueda renovar y fortalecer su labor en esta área. Queremos aprovechar de las lecciones aprendidas de su trabajo en comunidades en todo el país. También queremos saber que ha quedado sin hacer.

Algunos de los asuntos de los que tratarán podrán representar un desafío mayor que otros. Espero que deliberen, especialmente, sobre los problemas más complicados que sé que muchos de ustedes enfrentan en su trabajo:

  • ¿Por qué madres que son víctimas de la violencia doméstica están perdiendo la custodia de sus hijos a favor de los tribunales y del sistema de protección de menores?
  • ¿Por qué hay un número excesivo de niños de color en el sistema de protección infantil?
  • ¿Necesitan los niños una relación con sus padres, aunque sus padres hayan abusado de ellos y de sus madres en el pasado? De ser así, ¿cómo sería esa relación?

Les pido que exploren todas estas cosas, siempre recordando que las necesidades de los niños expuestos a la violencia están complicadamente vinculadas a las necesidades de madres que son las víctimas de la violencia doméstica.

Como padre de un hijo y dos hijas, reconozco la importancia de relaciones saludables y que todos nosotros necesitamos ser buenos ejemplos y mentores para nuestros hijos, para que tengan la mayor posibilidad de vivir en comunidades y familias libres de violencia.

Deseo agradecerles por su compromiso continuo hacia acabar con los malos tratos infantiles y la violencia doméstica. Apoyo plenamente su trabajo en nombre de las madres e hijos víctimas de estos delitos. El Departamento de Justicia apoya el trabajo de ustedes. Y este gobierno apoya el trabajo de ustedes.

Me complacerá escuchar las ideas que surjan de esta reunión y aprender cómo podemos trabajar juntos con mayor eficiencia para acabar con este ciclo de violencia. Gracias, y tengan una excelente cumbre.

###