Noticias

Comentarios preparados para discurso del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric H. Holder en la Conferencia del Instituto Nacional de Justicia (15-06-2009)
United States
~
15/06/2009

Gracias, Laurie.  Es un gran privilegio acompañarlos, Director Kris Rose, distinguidos eruditos en justicia criminal, formuladores de políticas y profesionales, en esta reunión para analizar investigaciones que indican qué funciona y qué no funciona, y áreas que necesitan más estudio en diversas áreas de la justicia criminal.

 

Hemos estado muy atareados en el Departamento de Justicia estos últimos días - como pueden haber notado - pero no podía dejar pasar la oportunidad de venir a hablar sobre la importancia para la misión del Departamento de la investigación y la tecnología.  Laurie y yo hemos conversado en muchas oportunidades, largo y tendido, sobre maneras en que podemos seguir promoviendo la larga historia del Departamento de depender en y apoyar investigaciones innovadoras y el desarrollo de programas en la justicia criminal.  A los miembros de carrera del equipo del Instituto Nacional de Justicia (NIJ) siempre les ha importado la misión de la dependencia, y han realizado un trabajo sobresaliente en lo que se refiere a ser el estándar de excelencia en el campo.  Permítanme aclarar: este gobierno comparte su creencia en el poder de la investigación basada en pruebas para tratar de algunos de los retos más importantes de nuestra nación.

 

El Presidente Obama ha renovado el compromiso de nuestra nación de apoyarse en la ciencia en el desarrollo de políticas públicas.  Tanto el Presidente Obama como yo comprendemos que el buen discernimiento proviene de pruebas sólidas.  Asimismo, comprendemos que la producción de dichas pruebas requiere recursos.  Como resultado de este entendimiento, el presupuesto de 2010 del Presidente pide mayor inversión en la investigación científica, incluida la criminología.  

 

Como fiscal, siempre anhelé la información que los criminólogos tienen para compartir.  Existe una suposición errónea y lamentable de que los profesionales legales, incluidos fiscales y agentes de las fuerzas del orden público, no tienen interés en examinar investigaciones.  Puedo decirles a partir de mi experiencia que eso no es verdad.  

 

Por ejemplo, como fiscal, quiero saber si funciona una concentración intensiva en delitos con armas de fuego para reducir los delitos violentos en general.  Elijo este ejemplo porque recientemente NIJ divulgó una evaluación de programas que luchan por reducir los delitos con armas de fuego.  Estos programas llegaron bajo el nombre "Proyecto Vecindarios Seguros" en el último gobierno, y se crearon a partir de programas como el Cese de Fuego de Boston, el Proyecto Exilio de Richmond, y la Iniciativa Enfoques Estratégicos a la Seguridad Comunitario del gobierno Clinton.

 

Las investigaciones encontraron que las ciudades que utilizaron un enfoque coordinado, multi-niveles y multi-disciplinario asociado al control, la disuasión y la prevención de estrategias experimentaron una disminución del 4.1 por ciento en delitos violentos, comparado con menos de 1 por ciento de reducción en otros lugares.  Asimismo, en ciudades en las que los fiscales federales fueron más activos, los delitos violentos cayeron más de un 13 por ciento, en contraste con casi 8 por ciento de aumento donde la actividad de la fiscalía federal fue reducida.

 

Se trata de información importante para fiscales y agentes de las fuerzas del orden público.  Puede estimular a jurisdicciones a probar nuevos enfoques concentrados en la cooperación y la coordinación, porque la investigación demuestra que funciona.

 

Además de la investigación, como la mayoría de ustedes ya sabe, NIJ cuenta con un portafolio enorme de programas tecnológicos que varían desde ADN y medicina forense a tecnología menos letal, biométrica e interoperabilidad de comunicaciones.  Estos programas son tan esenciales que hemos designado 10 millones de dólares adicionales de fondos de la Ley de Recuperación del Departamento de Justicia para mantenerlos.  

 

La tecnología nos permite promover una de nuestras principales prioridades, mejorar la seguridad de los agentes de las fuerzas del orden público de nuestra nación.  Dedicamos recursos sustanciales a proteger a agentes en cumplimiento del deber, y estas actividades son tan importantes que me gustaría dedicar un momento a hablar sobre ellas.

 

Entre nuestros programas de seguridad de agentes más importantes y eficaces se encuentra nuestra iniciativa de blindaje corporal.  Se introdujo el blindaje corporal a agentes de las fuerzas del orden público en gran escala hace más de 30 años.  A lo largo de los años, el blindaje corporal ha tenido antecedentes de seguridad casi impecables, salvando las vidas de más de 3,000 agentes.

 

Sin embargo, hace seis años este mes, el Sargento Ed Limbacher del Departamento de Policía de Forest Hills, Pensilvania, recibió un tiro en el brazo y uno en el abdomen con un arma semiautomática calibre 0.40 durante una redada contra el narcotráfico.  Lamentablemente, el tiro en el abdomen penetró su chaleco antibalas, causando lesiones graves y cierta parálisis.  El Sargento Limbacher llevaba puesto blindaje corporal hecho principalmente de una fibra orgánica de alta resistencia llamada Zylon.  Éste fue el primer caso en el que un artículo de blindaje corporal que cumplía con todas las normas dejó de evitar la penetración de una bala que había sido diseñado para frustrar.  Esta falla llevó al NIJ a revisar su estándar de seguridad a través del blindaje corporal y mejorar los métodos de realización de pruebas para protección contra el paso del tiempo y daños ambientales, entre otras cosas.

 

Recientemente, el Sargento Limbacher llamó para agradecernos por el trabajo realizado por el NIJ para revisar el estándar, y nos acompaña hoy en demostración de su apoyo al trabajo que el NIJ sigue realizando para proteger a los agentes de las fuerzas del orden público de nuestra nación.  El Sargento Limbacher es testimonio vivo del valor de nuestras iniciativas de investigación y desarrollo para quienes luchan en las líneas de frente en nuestras comunidades.  Gracias por acompañarnos hoy, Sargento Limbacher, y gracias por su servicio.  Usted es un verdadero héroe.

 

Existen incontables otras áreas de la seguridad pública en las que la investigación tiene el potencial de transformar, no sólo la manera en que actúan las dependencias de justicia criminal, sino también la manera en que el público percibe nuestras políticas de justicia criminal.  Mañana, hablará Al Blumstein sobre algunas investigaciones apasionantes que está realizando para nosotros en el área de reincorporación a la sociedad.  Su trabajo es potencialmente transformador.  

 

Todos sabemos que una de las principales barreras de la reincorporación a la sociedad es el empleo.  La mayoría de los empleadores realizan averiguaciones de antecedentes de toda persona que pretendan contratar y tienen niveles variados de inquietud sobre los antecedentes criminales de candidatos a empleo.  Eso significa que las personas con antecedentes criminales son siempre susceptibles a que se les niegue un puesto.  En muchos casos, los empleadores pueden querer contratar a una persona con las destrezas necesarias, pero sienten que sus antecedentes criminales sugieren riesgo futuro de conducta criminal.  Sin alguna forma de evaluar si la persona o sus antecedentes criminales presentan un mayor riesgo que otra persona, prefieren pecar por precavidos y dejar de contratar a esa persona.

 

Esta nueva investigación - la cual es preliminar y se encuentra en curso - encontró que puede muy bien haber un punto en el que una persona que haya cometido un delito haya dejado de presentar un riesgo mayor de cometer un delito futuro que alguien que nunca haya cometido un delito.  Esto podría ser una importante novedad, ya que podría proveer orientación empírica a empleadores sobre cómo evaluar el potencial de antecedentes criminales pasados de un empleado, y podría ayudar a bajar las barreras para personas con antecedentes criminales que estén intentando, de buena fe, volver a establecerse en sus comunidades.

 

Esto representaría un gran refuerzo para nuestra labor de reincorporación a la sociedad, para la cual contamos con el fuerte apoyo del Presidente.  Me complacerá oír más sobre este estudio, y deseo agradecer a Al y al NIJ por su excelente trabajo.

 

Ustedes, en el NIJ, no son sólo los científicos, también son los constructores.  Al diseñar y probar sus teorías, construyen cimientos sobre los cuales juntos construiremos políticas fuertes y creíbles.  

 

Les agradezco por su compromiso hacia la ciencia y por mejorar el mundo en el que vivimos.  Lo que ustedes hacen es importante para todos los ciudadanos de este país.  El trabajo que hacen es esencial, y es reconocido como tal, por mí y por este Departamento de Justicia y por este gobierno.  Con base en el trabajo arduo que realizan, cada ciudadano de este país estará más seguro y nuestra nación estará mejor protegida.

 

Gracias.

 

###