Noticias

Comentarios preparados para discurso del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder sobre el Proyecto Coronado
Washington, DC
United States
~
22/10/2009
~

Buenos días. Me acompañan hoy el Director del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)], Bob Mueller; la Administradora de la Administración de Control de Drogas [Drug Enforcement Administration (DEA)], Michele Leonhart; y el Director Interino del Buró de Bebidas Alcohólicas, Tabaco y Armas de Fuego [Bureau of Alcohol, Tobacco and Firearms (ATF)], Ken Melson.

Estamos aquí para anunciar una importante acción de las fuerzas del orden público como parte del Proyecto Coronado, un operativo de 44 meses de duración contra las redes de distribución del cartel La Familia dentro de los Estados Unidos.

Ayer y esta mañana, más de 3,000 agentes de las fuerzas del orden público federales, estatales y locales trabajaron en todos los Estados Unidos en ubicar y arrestar a más de 300 individuos. A lo largo de los últimos dos días, se han realizado arrestos en 19 estados, y seguimos realizando arrestos adicionales en este mismo instante.

Esta acción coordinada y sin precedentes de las fuerzas del orden público estadounidenses es la más grande ya realizada contra un cartel de narcotráfico mexicano.

Coordinada por la División de Operaciones Especiales y abogados de la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División
Criminal, muchos de los cuales nos acompañan hoy, esta operación ha dado un golpe importante a la cadena de suministro de drogas ilegales, armas y dinero efectivo de La Familia entre México y los Estados Unidos.

A lo largo del operativo, 1,186 personas han sido arrestadas, incluidas las 303 personas arrestadas ayer y hoy. Solo ayer en Dallas, arrestamos 77 personas.

Además de los arrestos, hemos confiscado más de 32 millones de dólares estadounidenses, más de 2,700 libras de metanfetamina, casi 2,000 kilos de cocaína, aproximadamente 16,000 libras de marihuana y 29 libras de heroína durante el Proyecto de 44 meses. Solo en los últimos dos días, confiscamos 3.4 millones de dólares estadounidenses y casi 730 libras de metanfetamina, así como otros narcóticos. También confiscamos cerca de 400 armas, incluida una granada casera encontrada en un allanamiento en Washington ayer. Estas son drogas que iban a nuestras calles, y armas que suelen ir a las calles de México.

Dejaré a la DEA y el ATF hablar más sobre los puntos específicos de algunos de estos casos, pero deseo destacar un punto importante: El cartel La Familia ha demostrado un nivel increíble de sofisticación y crueldad. Para combatir esta empresa
criminal violenta, debemos estar coordinados en todos los niveles de las fuerzas del orden público. Este enfoque coordinado es el punto principal de la acción de hoy.

Para aquellos que no conocen a La Familia, se trata de la más reciente y la más violenta de los cinco carteles del narcotráfico mexicanos. Supuestamente responsable por el envío de grandes cantidades de metanfetamina y cocaína de México a ciudades de todos los Estados Unidos, La Familia es una de las tres organizaciones de narcotráfico mexicanas contra las cuales los Estados Unidos impusieron sanciones este año bajo la Ley de Designación de
Líderes Extranjeros del Narcotráfico.

El nivel y la depravación de violencia que este cartel ha exhibido supera ampliamente lo que estamos acostumbrados a ver, lamentablemente, en otros carteles. La Familia opera principalmente a partir del estado de Michoacán, México. Sin embargo, como hemos mostrado hoy, sus operaciones se extienden a gran parte de los Estados Unidos. De hecho, si bien este cartel puede operar desde México, el alcance tóxico de sus operaciones se extiende a casi todos los estados del país.

Es por eso que los estamos golpeando donde más les duele - su flujo de ingresos. Al confiscar sus drogas y desbaratar sus cadenas de suministro, hemos desmantelado su estado de operaciones usual.

Como dije anteriormente, este no es un problema de un solo país y resolverlo llevará más que una solución de un solo país. El gobierno de México ha tomado medidas valientes para combatir los carteles, y los acompañamos en esa lucha. Los ataques de La Familia contra agentes de las fuerzas del orden público mexicanas solo hacen que los esfuerzos valientes de nuestros amigos y asociados del otro lado de la frontera resulten más heroicos.

Y así como nuestros asociados mexicanos se encuentran fortalecidos, los carteles deben saber que nosotros, en los Estados Unidos, no les permitiremos operar libremente en nuestro país. Cuando ustedes traten de extender sus redes
criminales malvadas hacia el norte de la frontera, iremos atrás de ustedes - aquí en los Estados Unidos, en México, o en cualquier lugar del mundo en que se encuentren.

Otras autoridades del Departamento de Justicia y yo hemos viajado a México y hemos realizado reuniones productivas con nuestros colegas mexicanos. Es a través de relaciones de trabajo personales y cercanas en todos los niveles que estamos luchando juntos contra estos carteles que llevan drogas y violencia a nuestras comunidades.

Deseo agradecer a los miles de agentes y funcionarios valientes de las fuerzas del orden público que se arriesgan cada día para lograr la justicia. Y deseo agradecer especialmente a los agentes y fiscales que coordinaron esta iniciativa colosal. Simplemente, no podría haber ocurrido sin sus esfuerzos valientes para poner en su lugar todas las piezas de este peligroso rompecabezas.

En el pasado, me he dirigido a ustedes para anunciar cargos y arrestos relacionados con carteles del narcotráfico mexicanos. No existen dudas en mi mente de que lo volveré a hacer en el futuro. Ningún ataque único pondrá un fin inmediato a los carteles, pero sostenidos, los golpes directos al alma de las operaciones de los carteles en los Estados Unidos están logrando un cambio positivo. Con los aumentos en la cooperación entre las autoridades estadounidenses y las mexicanas en años recientes, estamos luchando contra nuestros adversarios, y al hacerlo, estamos logrando que nuestras comunidades sean más seguras.

Ahora, le daré la palabra a la Administradora de la DEA, Michele Leonhart.