Noticias

Discurso del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder en Taller de Agricultura en Colorado
Fort Collins, CO
United States
~
27/08/2010
~

Gracias, Secretario Vilsack.  Y gracias a todos por recibirnos y estar con nosotros hoy.  Es adecuado que nos reunamos en el “estado del centenario” porque, por más que el debate de hoy sea sobre ganado, cerdos y otros temas de la industria ganadera, también es sobre los ideales de justicia e igualdad de oportunidades sobre los que se fundó nuestro país.  Y, por sobre todas las cosas, es sobre una mejor comprensión y tratamiento de los desafíos que enfrentan.

 

Algunos de ustedes sienten que estos desafíos son los más urgentes o más difíciles que les tocó vivir.  Soy consciente de esto.  También lo sabe el Secretario Vilsack.  Y también lo sabe el Presidente.  Actualmente nuestro país es el mayor productor de carne
de res del mundo y el tercer productor de cerdo y productos porcinos.  Y aquí en Colorado, la industria ganadera es uno de los sostenes económicos.  Sabemos que sus comunidades y condados son en gran medida “agro-dependientes”.  Solo en este estado, más de 100,000 puestos de trabajo dependen de las industrias agrícolas y alimentarias.  Y más de cuatro de cada cinco granjas y ranchos son propiedad de familias o individuos.  También sabemos que, si bien la exportación de carne
de res ha ido en aumento desde principios de la década de 1990, demasiados agricultores luchan con uñas y dientes para ganarse la vida.  Es un problema grave.  Y solo podemos resolverlo uniéndonos: para escuchar, aprender, compartir y buscar soluciones.

 

Es por eso que estamos aquí.  El debate para el que nos reunimos refleja una colaboración histórica entre los Departamentos de Justicia [Department of Justice (DOJ)] y de Agricultura [U.S. Department of Agriculture (USDA)] y líderes de la industria agrícola de todo nuestro país.  Es una asociación forjada no solo para que podamos comprender mejor la situación que enfrentan día a día, si bien ese es un aspecto primordial y crucial de
ésta iniciativa, sino también para que podamos actuar, lo que es aún más importante.

 

Como mencionó el Secretario Vilsack, hace seis meses lanzamos ésta serie de talleres y, hasta el momento, hemos analizado temas relacionados con la competencia en las industrias semilleras, porcinas, avícolas y lácteas.  Hoy nos encontramos en Fort Collins para aprender sobre los problemas de competencia y regulatorios que enfrentan los sectores ganaderos, porcinos y otros sectores de la industria ganadera.  Y hemos establecido estos talleres como una prioridad a nivel del gabinete para poder determinar con mayor eficacia cómo garantizarles un mercado más justo y competitivo.

 

Ya sabemos que – para muchos productores – la consolidación en la industria
de empaque de carnes es una de las principales inquietudes.  Y quiero que todos sepan que el Departamento de Justicia está comprometido a cumplir con su responsabilidad de tomar las medidas correspondientes cuando una fusión u otra actividad comercial amenace con
debilitar la competencia.  Por ejemplo, cuando JBS propuso comprar la
Empresa Nacional de Empaque de Carne de Res, el Departamento de Justicia disputó la transacción porque hubiera reducido la competencia entre empacadoras en la venta de carne
de res envasada y para la compra de ganado de engorde.  Como resultado de esa demanda, el año pasado las partes abandonaron la transacción.  Este fue un paso importante, pero somos conscientes de que solo fue un pequeño paso.  Nos gustaría que nos comunicaran cualquier inquietud remanente.  Nos gustaría saber qué otras cosas podemos hacer.

 

También estamos deseosos de debatir el hecho de que actualmente muchos productores y consumidores no están seguros de recibir lo que les corresponde.   Los agricultores han observado discrepancias entre los precios que se ven en el supermercado y los precios pagados a los productores por su ganado o sus cultivos.  El Secretario Vilsack y yo dedicaremos nuestro próximo taller en diciembre a este tema, pero también nos gustaría comentar estas inquietudes hoy.

 

Sabemos que muchos de ustedes están preocupados a nivel general por la concentración del mercado.  Quiero asegurarle a cada uno de ustedes que los líderes del gobierno – en todo el USDA y el DOJ y en otros departamentos – comprenden que resulta crucial para los productores y los consumidores contar con un mercado agrícola justo y competitivo.  Una parte esencial de la misión principal del Departamento de Justicia es hacer valer nuestras leyes antimonopolio de manera enérgica y adecuada.  Hoy en día, también es una de las principales prioridades.  

 

Habiendo dicho eso, ninguno de nosotros cree que hacer valer las leyes antimonopolio sea la solución a todos los problemas.  Pero es una solución posible y forma parte de nuestro compromiso general en todo el gobierno de promover principios a favor del consumidor que fomenten la competencia en el sector agrícola.  El Secretario Vilsack y yo queremos comenzar el debate de hoy con estos principios en mente.  Ya sea que estén aquí para expresar su preocupación por la concentración, la consolidación, la fijación de precios o la Ley de Empacadoras y Corrales [Packers and Stockyards Act], somos todo oídos.  No solo agradecemos sus opiniones y recomendaciones, sino que dependemos de ellas.

 

Si tenemos en cuenta los antecedentes, sus sugerencias serán cuantiosas, y valiosas.  Después de pedirles ideas el año pasado, recibimos miles de comentarios.  Su aporte ya ha tenido un impacto crucial como guía y enfoque de nuestra labor.  Esa gran respuesta solo representa una fracción del potencial que sé que todavía existe para desarrollar aún más este ejemplo extraordinario de colaboración entre el gobierno y el público en su mayor expresión.

 

A fin de cuentas, nuestro debate va mucho más allá de las tendencias del año pasado o los desafíos de este año.  Se trata de sus medios de vida, sus familias, la economía de esta región y el modo de vida estadounidense que tiene siglos de antigüedad.  Se trata de nuestro país.   

 

La participación que han tenido esta mañana me da grandes esperanzas con respecto a lo que podemos lograr, y lograremos, juntos en los próximos días y semanas.  Al Secretario Vilsack y a mí nos complacerá trabajar con ustedes y oír sus opiniones.

 

Gracias.