Noticias

El Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder habla en el Evento de Gobierno Abierto del Departamento de Justicia
Washington, DC
United States
~
15/03/2010
~

Gracias, Tom [Perrelli]. Agradezco esa amable presentación, pero es usted quien merece los halagos. No estaríamos hoy aquí sin su liderazgo y sin las contribuciones de Melanie [Pustay] y su equipo de nuestra Oficina de Política de Información. Gracias a todos por su gran labor.

También quiero agradecer a nuestros colegas de todo el gobierno por tomarse el tiempo de compartir las experiencias y mejores prácticas de sus agencias con nosotros. Me alienta su ejemplo, su asociación y su compromiso para promover nuestro objetivo común de abrir el gobierno federal a las personas a las que servimos.

Ahora bien, nunca había visto tantos estadounidenses en un solo lugar como en enero del año pasado, cuando el Presidente Obama hizo el Juramento Presidencial. Al igual que seguramente muchos de ustedes, nunca olvidaré el mar de gente que cubría nuestro
Centro Comercial Nacional. Estas personas acudieron por diversas razones. Pero, por sobre todas las cosas, se reunieron para ser testigos del juramento histórico de un nuevo gobierno: un compromiso para restablecer el lazo sagrado de confianza que debe existir entre el gobierno de nuestro país y sus ciudadanos.

El Presidente cumplió. Con órdenes ejecutivas audaces en su primer día en el mando, solidificó el compromiso sin precedentes de este gobierno con la transparencia y la responsabilidad. El Presidente Obama le pidió al Departamento de Justicia que divulgara información sobre la manera en que opera nuestro gobierno. Y dirigió a nuestro departamento para que tomara la iniciativa para cumplir la promesa de la Ley de Libertad de Información [Freedom of Information Act (FOIA)]: la ley que genera solicitudes que se han convertido en una parte tan cotidiana, e importante, de su trabajo.

Tomé seriamente la directiva del Presidente. Sin lugar a dudas, también lo hicieron todas las personas en este Gran Salón, y muchos otros mucho más allá. Hace exactamente un año de la semana en que emití un memorando a los directores de nuestros departamentos y agencias federales ordenando un cambio en la manera en que enfocamos, divulgamos y diseminamos información. En los últimos 12 meses, me ha sorprendido la manera creativa y proactiva en que han respondido nuestros asociados en todo el gobierno.

Como acaban de escuchar en los testimonios de estos agentes de las diferentes agencias, este año que pasó ha significado un cambio en la manera en que todo nuestro gobierno federal funciona. También ha marcado el surgimiento de un gobierno que lucha por trabajar más abierta y eficazmente para las personas a las que sirve. Parte de esto es el simple hecho en sí de que la información está siendo informada públicamente: ya sea en este evento, en los Informes del Director General de la FOIA que se entregan hoy o en los Informes Anuales de la FOIA que hemos recolectado. Al revisar los datos que recolectamos, hemos observado algo verdaderamente prometedor: un cambio evidente y alentador en la actitud de nuestro gobierno hacia la información.

Hace un año, exigí que aplicáramos una presunción de divulgación a todas las solicitudes bajo la FOIA. Es decir, pedí que hiciéramos que la apertura fuera la regla, no la excepción. Hoy, me complace informar que la perturbadora tendencia de 2008 – una reducción en el índice de divulgación de este Departamento – ha sido revertida completamente. En 2009, el Departamento divulgó más de 1,000 comunicados de prensa completos adicionales y casi 1,000 comunicados de prensa parciales adicionales que en el año anterior. Si bien todavía no estamos donde debemos estar, sin lugar a dudas estamos en el camino correcto.

Mientras luchamos para disminuir nuestra acumulación de casos e incrementar nuestra rapidez para cumplir con las solicitudes de información, podemos sentirnos alentados por los progresos que hemos observado recientemente en todo el Departamento de Justicia: La Administración de Control de Drogas disminuyó su acumulación de casos FOIA en más del 40 por ciento; la Oficina de Fiduciarios Federales tuvo una reducción de más del 70 por ciento; y la Oficina del Abogado de Indultos directamente resolvió todos los casos acumulados. La Comisión de Estados Unidos para la Solución de Reclamaciones al Extranjero creó una base de datos pública; el Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] desarrolló un sistema para promover la coherencia en operaciones clave; y nuestra División
Criminal mejoró el tiempo de su solicitud más antigua por 13 años. Eso es progreso real. Pero solo es una instantánea de lo que se ha logrado aquí... y lo que se logrará.

El Departamento de Justicia, al igual que otras agencias federales, actualmente trabaja con ahínco para desarrollar un Plan de Gobierno Abierto. Poco tiempo después de asumir su cargo, el Presidente emitió un pedido a todo el gobierno para que cada departamento identificara y compartiera nuevas maneras de abrirse al público al que sirve. Nuestro plan – que esperamos divulgar el 7 de abril – será nuestra respuesta.

Pero nuestro plan no es únicamente resultado de una directiva presidencial. También es – literalmente – un producto del pueblo. Ciudadanos de todo el país han brindado y votado ideas para nuestro Plan de Gobierno Abierto. Seguimos estando abiertos a más sugerencias. Y tomamos cada una de ellas con la mayor seriedad.

El desarrollo de este plan es un importante paso adelante, pero todavía tenemos un largo camino que recorrer. Debemos seguir realizando este trabajo. Al aceptar nuestras responsabilidades individuales, así como también nuestras obligaciones para con los otros, creo que podemos cumplir nuestro deber hacia el pueblo estadounidense de manera audaz, eficaz e histórica. Y sé que podemos crear un gobierno de los Estados Unidos aún más transparente y responsable.

Estoy comprometido con esta labor. Me inspiran sus contribuciones a este proyecto. Y espero que sigamos progresando constantemente.

Gracias a todos.