Noticias

El Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder habla en el Taller de Agricultura del USDA y el Departamento de Justicia
Ankeny, IA
United States
~
12/03/2010

Gracias, Secretario Vilsack.  Me alegra acompañarlos y volver a su hermoso estado.  

 

Tuve la oportunidad de pasar bastante tiempo aquí durante la campaña del Presidente.  Fue entonces que el pueblo de este gran estado me enseñó - y probó a nuestro país entero - que independientemente de lo improbable que sea el objetivo o lo difícil que sea la tarea, no existe mejor lugar para empezar que aquí en Iowa.

 

Hoy, he regresado para lo que sé que será otra oportunidad de aprendizaje.  En este momento, me viene a la mente la observación del Presidente Eisenhower de que la "agricultura parece bastante fácil cuando el arado de uno es un lápiz y uno se encuentra a mil millas de una plantación de maíz".  Sus palabras siguen siendo válidas hoy.  Y, en las décadas desde que las pronunció, los retos que enfrentan los agricultores y otros líderes de nuestro sector agrícola se han vuelto aun más difíciles.

 

Es precisamente por eso que nos hemos reunido para este debate histórico.  Me alegra ver a tantos de ustedes aquí hoy.  Y deseo agradecer al pueblo de Ankeny por realizar este importante evento.  

 

Ahora, no utilicé la palabra "importante" con ligereza.  Hace más de un siglo que la Ley Antimonopolios Sherman fue promulgada, y casi 90 años desde que la Ley Packers y Stockyard fue aprobada.  En ese tiempo, los Departamentos de Justicia y Agricultura de nuestro país no se reunieron ni una sola vez para un debate público sobre temas regulatorios y asociados a la competencia en el ramo de ustedes.  Ni una sola vez se reunieron agricultores, granjeros, procesadores, grupos de consumidores, economistas y abogados antimonopolios para compartir sus perspectivas sobre temas regulatorios y asociados a la competencia - temas que todos ustedes entienden bien.

 

Sin embargo, hoy, en esta sala, es exactamente eso lo que ocurre.  Y es lo que ocurrirá en salas similares en todo el país en los próximos meses.  Estos talleres son una oportunidad para todos nosotros.  Y creo que proveerán a cada uno de nosotros una mejor comprensión de un ramo que ha sido central a la economía estadounidense desde que existe una economía estadounidense.

 

Estos talleres también reflejan el compromiso renovado del Departamento de Justicia hacia la colaboración, la transparencia y los resultados.  Si bien nuestra principal prioridad sigue siendo la protección de nuestra seguridad nacional, no podemos descuidar nuestra responsabilidad de proteger y fortalecer a la economía estadounidense - y no lo haremos.  Si dejamos de defender la posición de los Estados Unidos en el mercado global - si descuidamos nuestro deber de luchar por la prosperidad, el crecimiento y la oportunidad en cada momento - ponemos en riesgo la seguridad de nuestro país y de nuestro pueblo.   Y eso simplemente no es una opción.

 

Ahora, todos sabemos que una de las principales amenazas contra nuestra economía es la erosión de la libre competencia en nuestros mercados. Y hemos aprendido de la forma más difícil que las recesiones y los periodos largos de desregulación imprudente pueden promover prácticas que son anticompetitivas e, incluso, ilegales.  

 

Por lo tanto, debemos preguntarnos, ¿el sector de la agricultura actual está sufriendo la falta de competencia libre y justa en el mercado?  Para responder esta pregunta, debemos comenzar por examinar lo que sabemos con seguridad.  Sabemos que un número creciente de agricultores estadounidenses encuentran que es cada vez más difícil sobrevivir haciendo lo que vienen haciendo hace décadas.  Y hemos aprendido que algunos de ellos creen que el ambiente competitivo puede tener, por lo menos en parte, la culpa de eso.

 

El Departamento de Justicia, así como el Departamento de Agricultura de EE.UU. [U.S. Department of Agriculture (USDA)] y el gobierno entero, se comprometen a proteger enérgicamente a la competencia.  Pero también reconozco que el hacer valer las leyes antimonopolios, si bien es crítico, no trata plenamente de las inquietudes de muchos líderes y partes interesadas del sector de la agricultura.  Es por eso que nos hemos asociado al USDA - para aprovechar sus profundos conocimientos del sector y, es de esperar, compartir los nuestros sobre temas regulatorios más amplios que están potencialmente en juego.  

 

Es por eso, también, que los invitamos a todos ustedes a que escuchen, aprendan y determinen las mejores maneras de asegurar la justicia y estimular el éxito.

 

Al evaluar y elaborar políticas, queremos oír sus opiniones.  De hecho, cuando anunciamos estos talleres el año pasado, también pedimos sus comentarios y recomendaciones.  Hasta ahora, la respuesta ha sido enorme.  Hasta la fecha, hemos recibido más de 15,000 comentarios.  Agradezco que tantos de ustedes hayan contribuido a este ejemplo extraordinario de un compromiso gubernamental-público en su mejor forma.

 

No solo debemos seguir adelante con esta labor; también debemos ampliarla.  Juntos, creo que podemos tratar de los desafíos del siglo 21 que enfrenta actualmente el sector de la agricultura.  Y estoy seguro de que podemos preservar y cumplir con el papel esencial del sector en nuestra economía, así como nuestra cultura, nuestro medio de subsistencia y nuestra posición global.

 

La participación de ustedes me brinda gran esperanza con respecto a lo que podemos lograr juntos en los próximos días y meses.   Nos complacerá al Secretario Vilsack y a mí trabajar con ustedes y oír sus opiniones.

 

Muchísimas gracias.