Noticias

El Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder habla en la conferencia de prensa sobre la Operación Sueños Robados
Washington, DC
United States
~
17/06/2010

Buenos días y gracias a todos por venir.

En noviembre, el Presidente Obama creó la Unidad Especial de Aplicación Legal contra el Fraude Financiero para librar una batalla enérgica y coordinada contra los delitos financieros. Una de las principales concentraciones que identificamos inicialmente fue combatir el fraude hipotecario, y hoy me acompañan varios asociados clave en dicha batalla: La Directora Adjunta de Investigaciones Criminales del Servicio de Impuestos Internos [Internal Revenue Service (IRS)], el Agente Especial a Cargo de la División de Investigaciones Criminales del Servicio Secreto de EE.UU. Ken Jenkins, la Comisionada de la Comisión Federal de Comercio [Federal Trade Commission (FTC)] Edith Ramírez, el Inspector General del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano [Department of Housing and Urban Development (HUD)] Ken Donohue, el Director del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] Bob Mueller, la Secretaria de Justicia de Illinois Lisa Madigan, el Inspector Postal Principal Bill Gilligan y el Director de la Red de Aplicación Legal contra Delitos Financieros del Departamento del Tesoro Jim Freis.

Estamos aquí para anunciar los resultados de la Operación Sueños Robados - una iniciativa con una duración de tres meses y medio contra ardides hipotecarios fraudulentos en todo el país.

Esta operación comenzó el 1º de marzo, y hasta la fecha identificó a 1,215 demandados criminales en todo el país, quienes fueron supuestamente responsables por más de $2.3 billones de dólares en pérdidas. Ademàs, la operación incluyó 191 acciones impositivas civiles, a través de las cuales se recuperaron más de $147 millones de dólares, con millones màs a la espera de la aprobación del tribunal. Esto representa la mayor iniciativa colectiva iniciativa colectiva impositiva ya llevada a cabo contra el fraude hipotecario. El éxito de esta operación es resultado directo de nuestra concentración sin precedentes no sólo en casos criminales federales, sino también en demandas civiles, la recuperación de fondos para las víctimas y una mayor cooperación con asociados estatales y locales.

Los asombrosos totales de esta iniciativa destacan las tendencias del fraude hipotecario que vemos en todo el país. Hemos visto como el fraude hipotecario asumía todas las formas y tamaños - desde ardides que embaucaban a ancianos hasta estafadores que acechaban a comunidades de inmigrantes. Hemos visto casos que han resultado en docenas de ejecuciones hipotecarias y millones en pérdidas, así como estafadores que provocaron las quiebras de empresas enteras y prestamistas nacionales que no seguían las reglas.

Ayer, en Miami, revelamos una acusación formal y arrestamos a dos demandados que supuestamente acechaban a la comunidad Haitiana estadounidense, alegando con frecuencia que ayudarían a sus miembros con temas asociados a la inmigración y la vivienda, utilizando, luego, la información personal de las víctimas para producir documentos falsos para obtener préstamos hipotecarios.

En Chico, California, un constructor de viviendas prominente, capturado con una cantidad significativa de viviendas nuevas no vendidas a la espera de que se enfriara el mercado de la vivienda, supuestamente utilizó compradores falsos para vender sus casas a precios exagerados con descuentos en la venta no revelados. Este ardid hizo que aumentaran los precios de otras viviendas en el área, creando ventas comparables por valores artificialmente altos y afectando el mercado general de las viviendas nuevas. Hasta la fecha, treinta y ocho de esas viviendas han sido objeto de ejecución hipotecaria y diez más han sido objeto de ventas en descubierto.

En Detroit, acusamos ayer a varios individuos que participaron en un ardid de "préstamos fantasma" por más de $100 millones de dólares, llevado a cabo por más de 70 personas. Los conspiradores se hicieron pasar por corredores hipotecarios, tasadores, agentes de bienes raíces y agentes de escritura y utilizaron compradores falsos para obtener alrededor de 500 hipotecas para sólo 180 propiedades.

La lista no tiene fin. El tamaño del fraude es verdaderamente asombroso, y es por eso que lanzamos una iniciativa incomparable para combatirlo. La Unidad Especial de Aplicación Legal contra el Fraude Financiero del Presidente es la más amplia coalición de dependencias de las unidades del orden público, de investigación y reguladoras ya establecida para combatir el fraude. Todas estas dependencias asociadas, así como asociados estatales y locales, están trabajando unidas para garantizar que no quede piedra por levantar en lo que se refiere a la lucha contra este tipo de delito.

En los últimos meses, miembros de la unidad especial viajaron a ciudades muy afectadas por el fraude hipotecario para oír a personas pertenecientes al ramo y miembros de la comunidad con respecto a cómo el fraude financiero ha afectado su región. En Phoenix, escuché las inquietudes de los ciudadanos, y oí en forma directa sobre intentos de aprovecharse de la desesperación de propietarios después del colapso del mercado de la vivienda.

Sabemos que el fraude hipotecario arruina vidas, destruye familias y devasta a comunidades enteras; por lo tanto, es vital atacar el problema desde todos los ángulos posibles. Estos ardides son despreciables, son peligrosos para nuestra economía y no serán tolerados.

Esta iniciativa es apenas la más reciente en nuestra lucha constante. Con vistas al futuro, el Departamento de Justicia ha solicitado $178 millones de dólares en su presupuesto para el año fiscal 2011 para combatir el fraude hipotecario, o sea, un aumento de más de $18.4 millones de dólares. El FBI tiene más de 3,000 casos de fraude hipotecario pendientes, casi el doble del año fiscal 2008, y dichos números seguirán creciendo. Asimismo, la unidad especial está trabajando con grupos de consumidores para aumentar los conocimientos básicos financieros y educar mejor a los propietarios de vivienda sobre señales de advertencia de ardides.

Finalmente, termino con dos mensajes importantes. Primero, a los propietarios de vivienda que están realizando sus pagos con dificultad o buscando refinanciar sus hogares - que existen programas gubernamentales legítimos para ayudarlos. Visiten StopFraud.gov para obtener información sobre los recursos, y si creen que saben de actividades sospechosas, denúncienlas. Un público instruido es uno de nuestros asociados más importantes en la lucha contra el fraude hipotecario.

En segundo lugar, permitamos que la iniciativa de hoy transmita un fuerte mensaje a potenciales estafadores: si acechan a propietarios de vivienda vulnerables o exhiben conducta fraudulenta, los encontraremos y los enjuiciaremos. Pagarán por sus ardides.

Ahora, le cedo la palabra al Director del FBI Bob Mueller.