Noticias

El Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder habla en una conferencia de prensa de la Fuerza de Tarea de Coacción asociada al Fraude Financiero
Washington, DC
United States
~
17/11/2009

~

Buenas tardes. Me acompañan algunos de mis compañeros en la nueva iniciativa que estamos lanzando hoy, el Secretario del Tesoro Tim Geithner, el Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano Shawn Donovan, y Robert Kuzami, Director de Coacción de la Comisión de Títulos y Valores [Securities and Exchange Commission (SEC)], quien representa en este acto a la Presidente de la SEC Mary Schapiro.

Me complace anunciar hoy el lanzamiento de una Fuerza de Tarea de Coacción contra el Fraude Financiero para combatir los delitos financieros. La Fuerza de Tarea fue diseñada para fortalecer nuestras iniciativas colectivas -- en conjunto con nuestros asociados federales, estatales y locales -- para investigar y enjuiciar delitos financieros importantes asociados a la crisis financiera actual; recuperar ganancias realizadas indebidamente; y asegurar un castigo justo y efectivo para quienes llevan a cabo delitos financieros.

Enfrentamos desafíos sin precedentes en lo que se refiere a responder a la crisis financiera que presenta nuestra economía hace un año. Ardides fraudulentos de hipotecas, valores y corporativos han desgastado la confianza pública en los mercados financieros del país y han provocado un sentimiento creciente de que Wall Street no actúa bajo las mismas reglas que Main Street. Ejecutivos inescrupulosos, operadores de ardides Ponzi y delincuentes comunes han atacado los bolsillos y las cuentas de jubilación de ciudadanos estadounidenses de clase media y, en muchos casos, han devastado los futuros de familias enteras.

No permitiremos que estas acciones resulten sin castigo, motivo por el cual el Presidente Obama ha establecido esta Fuerza de Tarea de Coacción contra el Fraude Financiero para investigar y enjuiciar al fraude y a los delitos financieros.

En el clima económico difícil que vivimos hoy, una de las misiones más importantes de este gobierno es utilizar todos los recursos del gobierno federal para luchar contra el fraude financiero en todas sus formas. La Fuerza de Tarea de Coacción contra el Fraude financiero llevará a cabo una iniciativa enérgica, coordinada y proactiva para investigar y enjuiciar los delitos financieros. Aprovecharemos los recursos de coacción penal y civil del poder ejecutivo para investigar y enjuiciar los casos de fraude financiero; recuperar fondos robados para las víctimas; tratar de la discriminación en los mercados de préstamos y financieros, y optimizar la coordinación y la cooperación entre las autoridades federales, estatales, locales, tribales y territoriales responsables por investigar y enjuiciar violaciones y delitos financieros importantes.

La misión de esta Fuerza de Tarea es no solo responsabilizar a quienes ayudaron a que ocurriera la última crisis financiero, sino evitar que ocurra otra. Al castigar a los delincuentes por sus acciones, transmitiremos un fuerte mensaje a cualquiera que busque obtener ganancias a partir de la desgracia ajena: Los investigaremos, los enjuiciaremos y los encarcelaremos. Seremos implacables en nuestra investigación de conducta indebida empresarial y financiera, y no hesitaremos en formular cargos, cuando corresponda, por conducta indebida delictiva exhibida por empresas y ejecutivos de empresas.

Inclusive antes del lanzamiento de esta Fuerza de Tarea, incrementamos nuestras iniciativas para enjuiciar el fraude financiero, incluidos el fraude de títulos y valores, la manipulación de mercados y diversos ardides Ponzi. Apenas en los últimos diez meses, logramos las condenas de Bernard Madoff y varios de sus asociados, y trabajando en conjunto con la Comisión de la Títulos y Valores [Securities Exchange Commission (SEC)], logramos la acusación formal de varias autoridades del Stanford Financial Group por su participación en otro ardid Ponzi masivo.

El mes pasado, arrestamos a individuos por cargos que varían de lo descrito al mayor caso de uso indebido de información privilegiada en fondo de cobertura de la historia. Recientemente también logramos una sentencia de 20 años para el presidente y propietario de Gen-See Capital Corp., quien llevó a cabo un ardid Ponzi de 31 millones de dólares entre 2002 y 2009 con más de 500 víctimas, así como sentencias de 30 y 25 años para dos ejecutivos de National Century Financial Enterprises después de sus condenas por cargos de conspiración, fraude y lavado de dinero.

También hemos dedicado atención significativa a prevenir y enjuiciar el fraude hipotecario. El Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] está investigando actualmente más de 2,800 casos de fraude hipotecario, o sea, casi un 400 por ciento más que hace cinco años. El Buró ha más que duplicado el número de agentes que investigan ardides hipotecarios y ha creado un Equipo Nacional de Fraude Hipotecario en su sede, aquí, en Washington. Y el verano pasado, lanzamos una iniciativa coordinada estatal/federal contra el fraude hipotecario con secretarios de justicia estatales de todo el país. Esta iniciativa resultará en una optimización en la información compartida, mejores iniciativas de coacción penales y civiles y un enfoque más eficaz con respecto a la lucha contra la discriminación en los mercados de vivienda y préstamos.

Estos fueron pasos importantes, y al lanzar hoy esta Fuerza de Tarea, nos basaremos en los mismos de aquí en más.

Esta Fuerza de Tarea será una asociación de trabajo robusta y sustancial con seguimiento concreto. Optimizaremos la capacitación y la información compartida en el gobierno, para que nuestros fiscales, regulares y agencias de las fuerzas del orden público puedan trabajar en sintonía, empleando las mejores prácticas disponibles para combatir el delito financiero.

Trabajaremos incansablemente con las víctimas del delito financiero para asegurar que sus derechos sean restaurados y que sus futuros financieros sean preservados.

Y en el centro de la misión de la Fuerza de Tarea estará nuestra labor de coacción, la cual se concentrará en los tipos de delitos financieros que nos afectan más en esta época de recuperación económica. Estos delitos incluyen:

  • fraude hipotecario - desde los más simples ardides de compra para venta rápida, al fraude de préstamo sistemático en el mercado nacional de la vivienda;
  • fraude de títulos - incluido el tradicional uso indebido de información privilegiada, ardides Ponzi y declaraciones falsas a inversores;
  • Fraude de rescate y asociado a la Ley de Recuperación - aseguraremos que la inversión de los contribuyentes en la recuperación económica de los Estados Unidos no sea desviada por unas pocas personas deshonestas; y,
  • discriminación - esta Fuerza de Tarea trabajará para asegurar que los mercados financieros funcionen para todos los ciudadanos estadounidenses, y que nadie se convierta injustamente en un objetivo con base en características inaceptables.

Nuestra Fuerza de Tarea aprovechará al máximo las nuevas autoridades legislativas que el Congreso nos proporcionó hace unos meses, cuando les dio a nuestras dependencias herramientas más fuertes para investigar y enjuiciar el fraude financiero. Dicha legislación, la Ley de Coacción contra el Fraude y de Recuperación de 2009, fue un endoso bipartito importante del trabajo que realizaremos en esta área.  

Nuestras prioridades de coacción serán informadas por las realidades de la crisis que enfrentamos. Protegeremos a prestatarios y aseguraremos la integridad del ramo de servicios financieros al combatir el fraude hipotecario de frente. Protegeremos a los inversores y a nuestros mercados de capitales atacando enérgicamente el fraude de valores. Aseguraremos que los destinatarios de fondos del rescate financiero federal no los obtengan a través de fraude, o los utilicen para fines indebidos. Y aseguraremos que los fondos federales de estímulo sean bien gastados al proteger atentamente la integridad de los procesos federales de compras y adjudicaciones. Al llevar a cabo esta misión enérgicamente y eficazmente, promoveremos la integridad de nuestros mercados, preservaremos los recursos de los contribuyentes y protegeremos a la gran mayoría de los consumidores, inversores y empresas que respetan las reglas y la ley.

Ahora, les hablará el Secretario Donovan.