Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 8 de julio de 2008
WWW.USDOJ.GOV
ENRD
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Bristol-Myers Squibb acepta realizar mejoras asociadas a la Ley del Aire Limpio

WASHINGTON – Bristol-Myers Squibb, un fabricante farmacéutico internacional, ha acordado reducir las emisiones de refrigerantes que agotan la capa de ozono en múltiples establecimientos industriales de todo el país a un costo total de 3.65 millones de dólares, en resolución de violaciones de la Ley del Aire Limpio, anunciaron hoy el Departamento de Justicia y la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. [U.S. Environmental Protection Agency (EPA)].

Bajo un acuerdo presentado en el tribunal federal de Evansville, Ind., la empresa Bristol-Myers Squibb, con sede en Nueva York, deberá retirar o reacondicionar diecisiete unidades de refrigeración industrial antes de julio de 2009 en instalaciones en Mt. Vernon y Evansville, Ind.; Hopewell, N.J.; y Humacao y MayagŁez, Puerto Rico. Las unidades son utilizadas en el proceso industrial de los establecimientos o como equipos de aire acondicionado y actualmente utilizan hidroclorofluorocarburos (HCFC) como refrigerantes. Al pasar al aire a través de fugas, los HCFCs agotan el ozono de la estratosfera de la tierra, el cual la protege contra cantidades peligrosas de rayos ultravioletas (UV) cancerígenos. La exposición excesiva a los rayos UV está relacionada con mayores incidentes de cataratas y pone en riesgo los sistemas inmunológicos humanos y la vida animal y vegetal. La compañía ha acordado reacondicionar las diecisiete unidades de modo que solo usen refrigerantes que no agoten el ozono.

Además, la compañía ha acordado realizar un proyecto ambiental suplemental, el cual incluye el retiro de dos unidades de refrigeración en su fábrica de New Brunswick, N.J., y conectar acondicionadores de aire al sistema de refrigeración centralizado nuevo de la compañía. El sistema nuevo utiliza refrigeradores enfriados por agua que actúan como refrigerante para minimizar el uso de agentes químicos en el proceso de refrigeración.

Combinadas, las medidas que la compañía está llevando a cabo eliminarán más de 6,350 libras de HCFCs nocivas de sus operaciones. Asimismo, la compañía tomará medidas adicionales para asegurar el cumplimiento de las normas de la EPA en trece de sus establecimientos y pagará 127,000 dólares en multas civiles.

Después de una solicitud de información de la EPA para asegurar el cumplimiento de las normas contra el agotamiento del ozono por las instalaciones de Evansville, Bristol Myers-Squibb voluntariamente realizó una auditoría de veinticinco de sus demás instalaciones e informó toda violación potencial descubierta. La auditoría reveló violaciones potenciales en las tres instalaciones ubicadas en seis estados—Connecticut, Indiana, Massachusetts, Michigan, Nueva Jersey, Nueva York— y Puerto Rico.

"Bristol-Myers Squibb actuó e informó sobre violaciones de la Ley del Aire Libre en múltiples instalaciones y ahora se ha comprometido a retirar miles de libras de refrigerantes nocivos que agotan el ozono de sus operaciones", dijo Ronald J. Tenpas, Secretario de Justicia Auxiliar de la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Departamento de Justicia. "Nos complace que, después de haber violado nuestras exigencias de protección del ozono, Bristol-Myers Squibb haya asumido un compromiso con un acuerdo conciliatorio que será positivo para el medio ambiente y una buena práctica comercial".

"Bristol-Myers Squibb ha actuado de manera responsable, no solo al descubrir, documentar y corregir violaciones del pasado, sino también al eliminar el uso de refrigerantes potencialmente nocivos en sus operaciones", dijo Granta Nakayama, Subadministrador de la Oficina de Coacción y Garantía de Cumplimiento de la EPA. "Estas acciones ayudarán a proteger la capa de ozono, asegurando un medio ambiente más seguro para nuestras generaciones futuras".

La propuesta de decreto por consentimiento, presentada al Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Sur de Indiana, está sujeta a un periodo de comentario público de 30 días y aprobación por el tribunal federal. Se exige que Bristol-Myers Squibb pague la multa dentro de los 30 días de la aprobación del acuerdo conciliatorio por el tribunal. Existe una copia del decreto por consentimiento presentada hoy disponible en el portal de Internet del Departamento de Justicia en http://www.usdoj.gov/enrd/open.html.

###

08-591