Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 4 de noviembre de 2008
WWW.USDOJ.GOV
CRM
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Médico de Miami fue sentenciado a 84 meses de prisión por fraude contra Medicare por un valor de 26.2 millones de dólares

Administradora de clínica fue sentenciada a 70 meses por fraude de 11 millones de dólares contra Medicare

WASHINGTON – El médico de Miami Ronald Harris, 58, fue sentenciado hoy a 84 meses en prisión y la administradora de clínica médica Mariela Rodríguez, 40, fue sentenciada hoy a 70 meses en prisión por defraudar al programa Medicare en conexión con ardides de fraude de infusión para el VIH de gran escala, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Interino Matthew Friedrich de la División de lo Criminal y el Fiscal Federal R. Alexander Acosta del Distrito Sur de Florida.

Por el papel de Harris en un ardid de 26.2 millones de dólares, la Jueza Cecilia M. Altonaga del Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida ordenó la libertad bajo supervisión de Harris por tres años después de haber cumplido su sentencia en prisión. También ordenó que pagara 9,882,274 millones de dólares en restitución al Fondo Fiduciario de Medicare, además de su sentencia en prisión.

El 26 de agosto de 2008, Harris se declaró culpable de un cargo de conspiración para defraudar a los Estados Unidos, causar la presentación de reclamos falsos y pagar comisiones ilícitas asociadas a la atención médica; un cargo de conspiración para cometer fraude de atención médica; y tres cargos de presentación de reclamos falsos al programa Medicare. Harris se declaró culpable en conexión con su papel como director médico de Physicians Med-Care y Physicians Health Med-Care (Physicians Health), dos clínicas de VIH del área de Miami que alegaban proveer servicios de infusión para VIH a beneficiarios de Medicare.

Harris admitió durante su audiencia de declaración de culpabilidad que, entre agosto de 2002 y marzo de 2004, conspiró con terceros para operar dos clínicas de infusión del VIH en Miami pertenecientes a y controladas por Carlos y Luis Benítez y cuya única finalidad real era cometer fraude contra Medicare. Antes de agosto de 2002, Harris admitió que no tenía experiencia previa con terapias de infusión para pacientes con VIH. Asimismo, Harris admitió haber conspirado con terceros para pagar comisiones ilícitas a beneficiarios de Medicare atendidos en Physicians Med-Care y Physicians Health. Harris admitió que, durante su empleo con Physicians Med-Care y Physicians Health, aprobó facturas médicas fraudulentas por un valor aproximado de 26.2 millones de dólares, firmó documentos que contenían información falsa sobre tratamientos supuestamente brindados a pacientes con VIH y aprobó tratamientos médicos innecesarios. Como resultado del fraude, el programa Medicare pagó aproximadamente 17.5 millones de dólares en facturas fraudulentas.

En un audiencia de emisión de sentencia separada, el Juez Federal de Distrito Federico Moreno, del Distrito Sur de Florida, ordenó que Rodríguez también cumpliera con tres años de libertad bajo supervisión, una vez liberada de la prisión, y pagara 8,289,286 en restitución, además de cumplir con su sentencia en prisión, por su papel en el ardid de infusión para el VIH.

Rodríguez se declaró culpable el 26 de agosto de 2008 a cargos de conspiración para cometer fraude de atención médica y realización de declaraciones falsas a un gran jurado federal. Rodríguez admitió que operaba y actuaba como administradora de la clínica del Saint Jude Rehab Center para los propietarios Carlos y Luis Benítez. Admitió que el Saint Jude funcionaba con la única finalidad de cometer fraude contra Medicare. Rodríguez reconoció que ella y sus coconspiradores pagaron a beneficiarios de Medicare comisiones ilícitas de 100 a 150 dólares para inducirlos a visitar la clínica. Entre junio de 2003 y noviembre de 2003, Rodríguez admitió que el Saint Jude presentó reclamos por un total de aproximadamente 11.3 millones de dólares al programa Medicare por medicación innecesaria para el VIH. Medicare pagó al Saint Jude aproximadamente 8.2 millones de dólares por estos reclamos fraudulentos. Finalmente, Rodríguez admitió que brindó falso testimonio en el tribunal el 14 de junio de 2004, cuando declaró bajo juramento que no tenía conocimiento del pago de comisiones ilícitas a beneficiarios de Medicare en el Saint Jude.

Carlos Benítez, Luis Benítez y Thomas McKenzie fueron acusados separadamente de fraude de atención médica y delitos de lavado de dinero en una acusación formal revelada el 11 de junio de 2008. De acuerdo con la acusación formal separada, se alega que estos coconspiradores proporcionaron el dinero y el personal necesario para abrir las clínicas de VIH, los pacientes de Medicare por los que las clínicas facturarían al programa Medicare y transporte para los pacientes con VIH que visitaban las clínicas. De acuerdo con la acusación formal, Carlos y Luis Benítez eran los verdaderos propietarios de las clínicas. Los hermanos Benítez y McKenzie fueron acusados por sus papeles en las clínicas y otras ocho clínicas de infusión para el VIH. El 18 de septiembre de 2008, McKenzie se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude de atención médica y un cargo de presentación de reclamos falsos al programa Medicare, y admitió su papel en un ardid de fraude de infusión para el VIH de 119 millones de dólares. Los hermanos Benítez permanecen fugitivos, así como Enrique González, el codemandado de Harris.

Estuvieron a cargo de la acusación en los casos el Subjefe Hank Bond Walther y los Abogados Litigantes John K. Neal y N. Nathan Dimock de la Sección de Fraude de la División Criminal; los casos fueron investigados por el Buró Federal de Investigaciones y la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Las demandas fueron entabladas como parte de la Fuerza de Ataque al Fraude contra Medicare, supervisada por el Jefe Adjunto Kirk Ogrosky de la Sección de Fraude de la División Criminal y el Fiscal Federal Acosta del Distrito Sur de Florida. Desde la creación de la MFSF en 2007, fiscales federales han emitido acusaciones formales en 104 casos con 184 demandados, tanto en Los Ángeles como en Miami. En conjunto, estos demandados facturaron fraudulentamente al programa Medicare más de 500 millones de dólares.

###

08-979