Sello del Departamento de Justicia

Comentarios preparados para discurso del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Michael B. Mukasey ante el Comité Judicial de la Cámara

Washington, D.C.
7 de febrero de 2008 – 11:00 A.M.

Presidente Conyers, Miembro Smith y Miembros del Comité. Gracias por brindarme la oportunidad de prestar declaración sobre la importante labor realizada por los hombres y las mujeres del Departamento de Justicia y por permitirme resaltar los principales desafíos que enfrentaremos.

En el poco tiempo que llevo en el Departamento, he confirmado lo que esperaba encontrar: hombres y mujeres talentosos, empeņados y dedicados a cumplir con la misión histórica del Departamento. Esta misión es promover la justicia defendiendo los intereses de los Estados Unidos según la ley; proteger a los estadounidenses contra amenazas internas y externas; buscar un castigo justo para quienes violan nuestras leyes; asistir a nuestros asociados estatales y locales en la lucha contra la delincuencia violenta y otros desafíos; y garantizar una administración justa e imparcial de la justicia mediante la protección de los derechos y las libertades civiles que son un derecho inalienable de todos los estadounidenses.

Estos valores son integrales a la misión del Departamento y características distintivas de nuestra democracia, y le agradezco al Comité su labor para hacerlos realidad.

Durante mi mandato, he buscado oportunidades para trabajar con el Congreso para garantizar que el Departamento cuente con las herramientas legales necesarias para cumplir con el mandato crucial del Departamento. También he buscado mantener al Congreso al tanto de las actividades y las posiciones en cuanto a políticas del Departamento siempre que fuera posible, y responder a las solicitudes de supervisión del Comité para lograr una reciprocidad entre poderes que respete los intereses institucionales del Departamento y el Congreso. Prometo mantener este compromiso durante todo mi mandato como Secretario de Justicia de los Estados Unidos. Me gustaría detenerme en dos asuntos legislativos cruciales que están pendientes en el Congreso: el vencimiento inminente de la Ley Proteger a los Estados Unidos y la fecha efectiva inminente de la decisión de la Comisión de Sentencias de los Estados Unidos de hacer que un amplio rango de narcotraficantes violentos reúna los requisitos para una reducción retroactiva de su sentencia. Espero trabajar con Miembros de este Comité para abordar cada uno de estos problemas.

Como bien sabe este Comité, la Ley Proteger a los Estados Unidos caducará pronto, pero las amenazas a nuestra seguridad nacional no expirarán con ella. Le pido al Congreso que apruebe legislación a largo plazo para actualizar la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera [Foreign Intelligence Surveillance Act (FISA)] para garantizar que este estatuto trate amenazas actuales y emergentes a nuestra seguridad nacional. S. 2248, la Ley de Enmiendas a la FISA de 2008 incluye herramientas incluidas en la Ley Proteger a los Estados Unidos que nos han permitido cerrar brechas cruciales de inteligencia. Además, esta legislación protege a las empresas de telecomunicaciones que ahora están sufriendo ataques legales porque se cree que han respondido al pedido de asistencia del gobierno en el período subsiguiente al 11 de septiembre.

La Ley Proteger a los Estados Unidos caducará en solo unos días, y es importantísimo que el Congreso promulgue legislación FISA modernizada a largo plazo con inmunidad retroactiva, antes de que la Ley caduque.

S. 2248, que es un sólido proyecto de ley bipartito devuelto junto con un informe por el Comité Selecto de Inteligencia del Senado por un margen de 13-2, es un proyecto de ley equilibrado que incluye muchas disposiciones fuertes que permitirían que nuestra Comunidad de Inteligencia siga obteniendo la información que necesita para proteger la seguridad de los Estados Unidos y a la vez proteger las libertades civiles de los estadounidenses. La modernización de la FISA es una parte integral de esta labor fundamental.

El Departamento tendría serias inquietudes sobre cualquier propuesta legislativa que ignorara la naturaleza continua de la amenaza terrorista y le negara a la Comunidad de Inteligencia y las fuerzas del orden público las herramientas legales a largo plazo que son necesarias para defender a los Estados Unidos. El Departamento respeta la autoridad de supervisión del Congreso, pero las disposiciones caducadas crean una falta de certeza en la Comunidad de Inteligencia y detienen el desarrollo de las asociaciones estables necesarias para detectar, impedir y desbaratar amenazas a nuestra seguridad nacional.

También es fundamental que el Congreso brinde protección de responsabilidad a proveedores de servicios de comunicación electrónica en la promulgación de un proyecto de ley de reautorización. Contrariamente a las declaraciones de algunas personas, las protecciones legales incluidas en el proyecto de ley S. 2248 no confieren inmunidad general. Las protecciones se aplican en circunstancias limitadas y adecuadas, según lo examinado por un tribunal. Creemos que este enfoque representa la mejor manera de brindar inmunidad retroactiva contra estos reclamos y pedimos al Congreso que apruebe legislación que contenga estas protecciones.

Si bien apreciamos el trabajo de la Cámara de Diputados en la realización de audiencias y el análisis de los desafíos presentados por las disposiciones desactualizadas de la FISA, el proyecto de ley aprobado por la Cámara, H.R. 3773, no logra brindarle a la Comunidad de Inteligencia las herramientas que necesita para recolectar inteligencia extranjera de individuos ubicados fuera de los Estados Unidos. No podemos aprobar este proyecto de ley, que no brinda protección de responsabilidad, caducaría en menos de dos aņos, requiere la aprobación previa de un tribunal en el caso de adquisiciones en que participan personas fueran de los Estados Unidos salvo en emergencias, y limita el tipo de información de inteligencia extranjera que se puede recolectar.

Ahora me gustaría detenerme en un tema que tendrá un gran impacto en la seguridad comunitaria en todo el país: la decisión de la Comisión de Sentencias de los EE.UU. de aplicar retroactivamente, a partir de marzo de 2008, un nuevo -- y menor -- rango de directriz para la aplicación de sentencias para delitos de cocaína crack.

A menos que el Congreso actúe antes del 3 de marzo, casi 1,600 traficantes condenados de crack, muchos de ellos miembros de pandillas violentas, reunirán los requisitos para ser liberados inmediatamente en diferentes localidades de todo el país.

La aplicación retroactiva de este nuevo y menor rango significará un importante riesgo a la seguridad pública. Muchos de estos delincuentes están entre los más peligrosos y violentos del sistema federal y su liberación prematura, sin el beneficio de programas adecuados de reincorporación de presos a la sociedad, en un momento en que la delincuencia violenta ha aumentado en algunas comunidades, producirá resultados trágicos, pero predecibles. Es más, la aplicación retroactiva de estas penas será de difícil administración para el sistema legal por la gran cantidad de casos que reúnen los requisitos para recibir una nueva sentencia, que se estima que es mayor a los 20,000 casos, y por la falta de certeza en cuanto a determinados temas legales clave que siguen sin resolverse.

Yo entiendo el compromiso de Miembros de este Comité con la seguridad pública y me gustaría que me brindaran la oportunidad de trabajar con este Comité y esta Cámara para abordar el tema de la retroactividad de manera conveniente y comenzar a debatir cambios a las diferencias legales actuales entre los delitos por crack y cocaína en polvo.

Y me gustaría concluir con la siguiente observación. Si bien las diferencias entre este Comité y el Departamento resultan inevitables y cumplen con la tensión institucional que forma parte de la Constitución, que es nuestro documento fundacional, vale la pena recordar lo que nos une. Todos juramos defender la Constitución de los Estados Unidos y mantener los altos ideales de servicio público que se nos encomiendan. No debemos perder de vista los objetivos y el propósito en común que unifican al Departamento de Justicia y a los Miembros del Comité que apoyan su misión histórica y continua.

He presentado una declaración más extensa para el registro de audiencias y estoy dispuesto a responder cualquier pregunta que puedan tener.

###