Sello del Departamento de Justicia

Comentarios preparados para discurso del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Michael B. Mukasey ante el Comité de Asignaciones del Senado

Washington, D.C.
10 de abril de 2008

Buenos días, Presidente Mikulski, Miembro Shelby y Miembros del Subcomité. Estoy ante ustedes hoy para presentar el presupuesto del Presidente para el año fiscal 2009 para el Departamento de Justicia de los EE.UU.

Desde que mi nominación fue aprobada por el Senado y llegué al Departamento, he confirmado lo que esperaba encontrar: hombres y mujeres talentosos, trabajadores y dedicados a cumplir con la misión histórica del Departamento. Como ustedes saben, el Departamento tiene la responsabilidad de defender los intereses de los Estados Unidos según la ley; proteger la seguridad pública contra amenazas internas y externas; buscar un castigo justo para quienes violan la ley; asistir a nuestros asociados estatales y locales; y garantizar una administración justa e imparcial de la justicia para todos los estadounidenses.

Durante mi mandato, he buscado oportunidades para trabajar con el Congreso para garantizar que el Departamento cuente con las herramientas legales y los recursos financieros necesarios para cumplir con estos importantes mandatos. Quienes trabajamos en el Departamento dependemos de la financiación otorgada por este Subcomité para cumplir con nuestra misión y mejorar nuestras labor en las áreas en que sea necesario hacerlo. Gracias por su apoyo constante del Departamento, me complacerá muchísimo seguir trabajando con cada uno de ustedes este año para aprobar un presupuesto que nos ayudará a cumplir nuestra misión.

Mi declaración por escrito aborda la solicitud y los objetivos presupuestarios del Departamento en bastante detalle, pero quisiera tomarme un minuto para resaltar algunas prioridades. La Solicitud Presupuestaria del Departamento para el año fiscal 2009 es de 22,700 millones de dólares. Estos fondos fundamentales nos ayudarán a cumplir nuestra amplia misión y enfocarnos en muchas de las prioridades que he comentado en otras ocasiones: seguridad nacional, delincuencia violenta, inmigración y seguridad fronteriza, y corrupción pública.

Me gustaría mencionar brevemente cuatro elementos particularmente importantes de la propuesta presupuestaria del Presidente. Primero, la propuesta aumenta los recursos dedicados a iniciativas de seguridad nacional y contraterrorismo por 492.7 millones de dólares, lo que incluye recursos necesarios para expandir y mejorar los programas de contraterrorismo de la División de Seguridad Nacional y el Buró Federal de Investigaciones. Desde los devastadores ataques del 11 de septiembre de 2001, el Departamento ha movilizado sus recursos para ayudar a proteger a la Nación. En ese tiempo, este Comité ha demostrado su apoyo de manera contundente una y otra vez hacia la labor del Departamento en la guerra contra el terrorismo.

Segundo, el presupuesto dedica 100 millones de dólares adicionales para la Iniciativa de Coacción en la Frontera Sudoeste. Estos fondos brindarán recursos, personal e infraestructura esenciales que son necesarios para abordar los temas de inmigración ilegal, narcotráfico y contrabando de armas en toda la Frontera Sudoeste.

Tercero, el presupuesto solicita fondos para apoyar programas esenciales de detención y encarcelamiento federal que brindan la infraestructura necesaria para que el personal de coacción y los fiscales del Departamento cumplan con sus responsabilidades. Mientras programas como Proyecto Vecindarios Seguros y la Iniciativa de Coacción en la Frontera Sudoeste investigan y enjuician a delincuentes peligrosos, el Departamento tiene que estar listo para mantener a estos individuos en un ambiente seguro y humano, y también garantizar la seguridad del personal de nuestras prisiones.

Por último, el presupuesto financia plenamente nuestra base y refleja la estrategia del Departamento de trabajar junto con autoridades estatales, locales y tribales, y dirigir los fondos para cubrir las necesidades más apremiantes en esas comunidades. Es nuestra obligación colectiva garantizar que nuestros recursos ya sean gastados en iniciativas federales o en apoyo de nuestros asociados estatales y locales sean usados sabiamente y de manera tal que se logre el impacto más significativo.

Presidente Mikulski, Representante Shelby y Miembros del Subcomité, quiero agradecerles esta oportunidad de presentar el Presupuesto del Presidente para el año fiscal 2009. En los últimos meses, se ha incrementado constantemente mi conocimiento de los hombres y mujeres que sirven y protegen a este país y mi respeto hacia ellos. Y es gracias a su apoyo constante que pueden seguir haciendo su trabajo para garantizar que se haga justicia. En una época de recursos limitados y decisiones difíciles, agradezco que sigan apoyando al personal y la misión del Departamento.

Gracias por haberme invitado a acompañarlos hoy. Intentaré responder cualquier pregunta que tengan.

###