Noticias
El Secretario de Justicia Auxiliar Tom Perrelli habla en reunión del ayuntamiento sobre concienciación sobre el acoso
Washington, D.C. ~ Lunes, 11 de enero de 2010

Hola a todos y gracias por estar hoy con nosotros. Soy el Secretario de Justicia Auxiliar Tom Perrelli y quiero darles la bienvenida hoy a nuestra conmemoración del Mes Nacional de Concienciación sobre el Acoso. Como parte de mi trabajo, superviso nuestros programas de subsidios para fuerzas del orden público estatales, locales y tribales. Eso incluye la Oficina de Violencia contra la Mujer [Office on Violence Against Women (OVW)], que administra fondos críticos para defensores, proveedores de servicios para víctimas y dependencias de las fuerzas del orden público en todo el país. Me enorgullece estar aquí para resaltar el importantísimo problema de la violencia contra la mujer. Este es un tema que me preocupa profundamente a nivel personal, y es una de las diversas áreas en las que creo que podemos marcar una diferencia concreta y significativa.

Sé que en la audiencia que tengo frente a mí, hay personas que han sido y son afectadas a nivel personal y profesional por el acoso. Ustedes son los agentes de las fuerzas del orden público, fiscales, jueces y proveedores de servicios que ven los efectos del acoso todos los días, que luchan para ayudar a las víctimas y tomar medidas para acabar con el acoso y el peligroso ciclo de violencia que surge a menudo de la conducta de acoso. También sé que hoy entre nosotros tenemos muchos sobrevivientes del acoso: algunos de los cuales nos darán su testimonio. A ellos quiero expresarles mi más sincero agradecimiento: por estar aquí hoy para compartir sus historias y ayudarnos a comprender cómo comunicarnos de manera más eficaz y rápida para poder poner fin a este delito.

Este año marca el 15° aniversario de la promulgación de la Ley de Violencia contra la Mujer [Violence Against Women Act (VAWA)] por el Presidente Clinton. En el Departamento, hemos planificado un año de actividades destinadas a incrementar la conciencia pública, asegurarnos de que los sobrevivientes de todo el país sepan que tienen un lugar – y una voz – en este gobierno, y construir un futuro en que el abuso doméstico, la agresión sexual, el acoso y la violencia en citas de adolescentes hayan sido erradicados.

De hecho, nuestra invitada especial y moderadora, Paula Zahn, es una de diversas figuras públicas que se han "unido a la lista", una lista creciente de más de 100 celebridades, músicos, deportistas y personalidades de la televisión que están trabajando con el Departamento para terminar con la violencia contra la mujer.

Este año no puede ser un simple aniversario: debe ser un llamado a la acción, y así es como lo vemos quienes trabajamos en el Departamento de Justicia.

Enfrentaremos este año con una dedicación renovada. Queremos usar este año no solo para conmemorar un aniversario, sino también para volver a comprometernos con erradicar la violencia contra la mujer.

Nuestro gobierno y este Departamento tienen la responsabilidad de pronunciarse y tomar medidas en temas de violencia contra la mujer. Este gobierno se ha comprometido a pensar fuera de los parámetros tradicionales: aportar nuevas ideas, formar nuevas coaliciones, propiciar un cambio. Demasiadas comunidades de los Estados Unidos y de todo el mundo se ven afectadas por este problema. Debe terminar; y no debemos temer realizar cambios en nuestro propio sistema de justicia criminal. Estamos comprometidos con esta causa y trabajaremos con asociados federales, estatales, locales y tribales para asegurarnos de que todas las comunidades – en particular las que han sido descuidadas de manera crónica – reciban los recursos y el apoyo que necesitan.

Demos reconocer la naturaleza cambiante de estos delitos y desarrollar nuevas estrategias para combatirlos. Esto es de particular importancia en el caso del acoso, en el que el uso de tecnología por parte de los acechadores ha pasado a ser una práctica común. Quienes trabajamos en las fuerzas del orden público y nuestros asociados en el poder judicial necesitamos adaptarnos para detener a quienes acechan y brindar ayuda a las víctimas del acoso.

Según la información brindada por el Centro Nacional de Recursos contra el Acoso, entre las conductas de acoso más comunes que experimentan las víctimas se encuentran llamadas y mensajes telefónicos no deseados (66 por ciento) y correos electrónicos y cartas no deseados (31 por ciento). Más de una de cuatro víctimas informan que los acechadores usaron tecnología, como correo electrónico o mensajes instantáneos, para seguirlas y acosarlas, y una de cada 13 dice que los acechadores emplean dispositivos electrónicos para inmiscuirse en sus vidas.

Este no era un problema hace diez años, pero es un problema actualmente, y es un problema que necesitamos aprender a manejar ya mismo. Y, a fin de cuentas, eso es lo que esperamos lograr hoy. Queremos que nos cuenten qué es lo que funciona y qué es lo que no. Cuáles son las nuevas tendencias que tenemos que conocer y cómo podemos ayudar a las víctimas a protegerse y recibir la ayuda y la defensa que merecen.

Al conmemorar el 15° aniversario de la firma de la VAWA, el Departamento también destaca el 15° aniversario de la creación de nuestra Oficina de Violencia Contra la Mujer. Sé que hay muchos asociados y subsidiados de la OVW en el auditorio hoy. Sin dudas, la VAWA nunca hubiera existido, desde su creación hasta su aprobación, sin el compromiso inquebrantable y el trabajo de los numerosos defensores, coaliciones y asociados de la comunidad que abogaron sin descanso por legislación federal que marcara la importancia de este problema y lo apoyara con recursos vitales. Muchas de esas personas están aquí, y los felicito por su trabajo en ese momento y ahora para no perder el ímpetu.

Todos conocen a Catherine Pierce. Y a quienes están en el campo, no hace falta que les diga el trabajo extraordinario que ha realizado para enfrentar la violencia contra la mujer en todas sus formas. Tenemos tanta suerte de tenerla en el Departamento, a la cabeza de la OVW, brindando una energía sin límites al trabajo del Departamento para terminar con la violencia y reunir a las mentes más brillantes y los mayores recursos disponibles para servicios a las víctimas. Ella me ha impulsado a hacer un mejor trabajo y sigo aprendiendo de ella todos los días. Me enorgullece presentar a Catherine Pierce, Directora Interina de la Oficina de Violencia contra la Mujer.