Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
09/02/2011
41 miembros de pandillas y asociados en cinco distritos acusados de delitos que incluyen asociación ilícita, asesinato, narcotráfico y tráfico de armas de fuego

WASHINGTON - Cuarenta y un miembros de distintas pandillas callejeras han sido acusados en acusaciones formales o demandas penales emitidas hoy en cuatro distritos judiciales, anunció hoy el Departamento de Justicia [Department of Justice (DOJ)].

Las acusaciones formales y denuncias federales emitidas hoy acusan a miembros y asociados de diversas pandillas callejeras, entre ellos:

  • Siete miembros de la pandilla Click Clack en Kansas City, Mo;
  • 12 miembros de la pandilla Colonias Chiques en Los Ángeles;
  • Dos miembros y asociados de las pandillas Sureño13 y San Chucos en Las Vegas;
  • Siete miembros de la MS-13 en Washington;
  • 13 miembros y asociados de la Tri-City Bomber en el área de McAllen, Texas.

Las acusaciones en estos casos separados se relacionan con un amplio rango de supuesta actividad ilegal, que incluye asociación ilícita, conspiración, asesinato, conspiración para cometer asesinato, narcotráfico, robo y tráfico de armas. Los demandados harán sus presentaciones iniciales ante el tribunal en los distritos en los que fueron acusados. Equipos de agentes de las fuerzas del orden público federales, estatales y locales arrestaron hoy a 29 de estos demandados y se esperan otros arrestos.

“Las pandillas amenazan la seguridad y estabilidad de vecindarios de todo el país”, dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División de lo Penal. “Las pandillas propagan el miedo en nuestras comunidades, comerciando con armas, drogas y violencia, y pueden hacer que demasiados jóvenes elijan una vida dedicada al delito. El Departamento de Justicia está contraatacando tanto a pandillas callejeras locales como a grandes empresas de delincuencia organizada con alcance internacional. Con las acciones coordinadas de coacción anunciadas hoy, estamos dejando en claro que estamos comprometidos a desmantelar a pandillas grandes y pequeñas de costa a costa. ”

“Si bien estos casos se produjeron en diferentes partes del país, ejemplifican las amenazas comunes que representan los miembros de pandillas para nuestras comunidades”, dijo el Director Auxiliar de la División de Investigación Penal del FBI Kevin Perkins. “En una época, las pandillas se encontraban en las grandes ciudades, pero ahora sus operaciones están migrando a áreas rurales. También están cambiando los tipos de delitos cometidos por los miembros de pandillas. Antes eran venta de drogas y delitos menores y ahora son invasiones de hogares y fraude en la atención médica. El FBI empleará nuestras fuerzas de tarea, operaciones encubiertas y técnicas mejoradas de vigilancia para desmantelar pandillas y restablecer el orden en los vecindarios en los que infunden el terror. ”

“El tráfico de armas de fuego y los delitos violentos relacionados con las pandillas van de la mano. Las armas son las herramientas para intimidar y asesinar a ciudadanos inocentes y a rivales”, dijo el Director Interino del Buró de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos [Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives (ATF)] Kenneth Melson. “Iniciativas de coacción como la de hoy hacen hincapié en poner fin a la violencia de pandillas que mina la calidad de vida en los vecindarios poniendo detrás de las rejas por mucho tiempo a los delincuentes. ”

“El trabajo del ICE sigue teniendo un impacto significativo en algunas de las pandillas más implacables del país”, dijo el Director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas [Immigration and Customs Enforcement (ICE)] John Morton. “Las pandillas prosperan en climas de violencia, una violencia que a menudo es alimentada por ganancias de sus actividades ilegales. Nuestro objetivo al ir detrás de estas pandillas callejeras peligrosas es desbaratar sus actividades delictivas y terminar desmantelando organizaciones completas”. ”

En la acusación de Washington de los miembros de la MS-13 (EE.UU. contra Carlos Silva, et al), los siete demandados agregados en la acusación formal sobreviviente son acusados de conspiración bajo la Ley de Organizaciones Corruptas e Influenciadas por la Delincuencia Organizada [Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act (RICO)] y otros delitos que incluyen dos asesinatos, robo a mano armada, abuso sexual con armas, secuestro y obstrucción de la justicia. La acusación formal alega que entre 2008 y 2010, miembros de la MS-13 enviaron dinero a líderes pandilleros en El Salvador y participaron en el apuñalamiento de miembros de pandillas rivales y secuestros, entre otros delitos.

La acusación formal de Houston (EE.UU. contra Jeffrey Juarez, et al) de los Tri-City Bombers acusa a 13 personas de conspirar para vender cocaína y éxtasis y de delitos relacionados con las armas de fuego. Las nueve acusaciones formales de Los Ángeles (EE.UU. contra Soto Martinez; EE.U. contra Castellon y Reynosa; y EE.UU. contra Bravo, EE.UU. contra Jaime Garcia; EE.UU. contra Moises Limon; EE.UU. contra Luis Rodriguez; EE.UU. contra Blanco y Avalos; EE.UU. contra Villa y Melena; EE.UU. contra Espinosa) relacionadas con la pandilla de Colonia Chiques en Oxnard, Calif., acusan a 12 miembros de traficar metanfetamina, cocaína crack y heroína. Otros miembros de Colonia Chiques han sido acusados en un tribunal estatal de California.

En la acusación formal de Kansas City (EE.UU. contra Kevin Darnell Bifford, et al), siete miembros de la pandilla Click Clack son acusados por sus papeles en una conspiración para distribuir cocaína crack y por poseer armas de fuego de manera ilegal. Según el expediente judicial, el nombre de la pandilla se debe al sonido que hace un revólver al cargarse o el sonido típico que hace una pistola semiautomática cuando se coloca un cartucho en la recámara. Durante la investigación, agentes de las fuerzas del orden público recuperaron más de 20 armas de fuego, así como también narcóticos y efectivo.

La acusación formal de Las Vegas (EE.UU. contra Jesus Guadalupe Felix Burgos, et al) acusa a dos pandilleros y terceros de conspirar para distribuir metanfetamina y de distribuir metanfetamina desde julio de 2009 hasta la actualidad.

Además de las acciones de coacción de hoy, durante los últimos ocho días, fiscales federales han acusado a 53 miembros de la pandilla 38th Street en Los Ángeles y tres miembros de los Crips, Bloods y Gangster Disciples en Memphis de delitos federales y también han agregado cargos en una acusación formal sobreviviente contra 12 miembros de la pandilla Blood en Bridgeport, Conn. En Boston, un miembro de la pandilla Fayston/Brunswick y un miembro de la MS-13 fueron acusados de delitos con armas de fuego y un miembro de la pandilla Mozart Street fue arrestado por un cargo de armas de fuego. Además, un miembro de la MS-13 fue arrestado en Alexandria, Va. por cargos federales.

Las acusaciones conllevan diversas penas máximas, que incluyen la cadena perpetua en algunos casos. Los cargos anunciados hoy son solo alegatos y los demandados son considerados inocentes hasta que se pruebe lo contrario en un tribunal de derecho.

Desde el 1 de febrero de 2011, también se han resuelto en tribunales acusaciones adicionales contra miembros de pandillas, entre ellas: declaraciones de culpabilidad el 1 y 2 de febrero de 2011 por parte de cuatro miembros de los Crips en Pittsburgh, Penn; una declaración de culpabilidad por parte de un miembro de los Bloods en Nashville, Tenn. el 8 de febrero de 2011; una declaración de culpabilidad por un líder de los Latin Kings el 3 de febrero de 2011 en Greenbelt, Md. ; y una sentencia de cadena perpetua contra un líder de la pandilla Grape Street Crips en Los Ángeles por condenas de tráfico de drogas. En San Francisco, dos miembros de la MS-13 fueron sentenciados el 8 de febrero de 2011 a 20 años de prisión cada uno por sus delitos relacionados con las pandillas. También el 8 de febrero de 2011, un miembro de la pandilla Montes Park fue sentenciado en Boston a 15 años de prisión por ser un delincuente en posesión de un arma de fuego. Por último, el 3 de febrero de 2011, un miembro de la pandilla Cathedral en Boston fue sentenciado a 21 meses de prisión por distribuir cocaína.

En total, 112 nuevos demandados han sido arrestados, acusados o sentenciados, o se han declarado culpables en febrero de 2011 como parte de las iniciativas en curso del departamento para luchar contra las pandillas y la violencia relacionada con ellas en los Estados Unidos.

La lucha contra las pandillas y la violencia relacionada con ellas es una de las principales prioridades del departamento. El Centro Nacional de Combate, Coacción y Coordinación contra Pandillas [National Gang Targeting, Enforcement & Coordination Center (GangTECC)] es una iniciativa multiagencia creada para unificar el trabajo federal para afectar y desmantelar las pandillas más importantes y violentas de los Estados Unidos a través de la coordinación de casos y la inteligencia estratégica. Gang TECC, en asociación con la División de Operaciones Especiales, brindó apoyo para realizar el anuncio de hoy.

Además de enjuiciar a miembros de pandillas y sus asociados por sus supuestos delitos, el departamento trabaja para promover iniciativas y programas de prevención de pandillas y violencia juvenil en las comunidades. Programas como el Proyecto Vecindarios Seguros - un programa entre Fiscalías Federales de todo el país - también trabajan para reducir los delitos violentos combinando iniciativas de vigilancia comunitaria, enjuiciamiento estratégico e iniciativas contra la delincuencia con los recursos de proveedores de servicios sociales, sistemas educativos y fundaciones de caridad.

El departamento también trabaja para reducir la exposición infantil a la violencia y generar conciencia sobre sus ramificaciones mientras fomenta la comprensión de sus causas y características y contrarresta su impacto negativo. Además, el Grupo de Trabajo de Sentencias y Correcciones está revisando las prácticas federales de emisión de sentencias y determinando una mejor manera de preparar a los presos federales para la transición de regreso a sus comunidades. El Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder convocó a la reunión inaugural del “Consejo de Reinserción” del nivel del Gabinete en Washington para identificar y promover estrategias eficaces de seguridad pública y reinserción de presos en la sociedad.

Además, la División de lo Penal ha anunciado iniciativas para fusionar su Unidad Antipandillas y su Sección de Delito Organizado y Asociación Ilícita, con lo que reúne a un grupo elite de fiscales con amplios conocimientos y gran experiencia en el combate de grupos delictivos.

Los demandados acusados serán enjuiciados por Fiscales Federales Auxiliares de cada uno de los respectivos distritos en los que se realizaron las acusaciones de los casos. Los casos entablados en Washington; Greenbelt, Md. ; Nashville, Pittsburgh y San Francisco también son enjuiciados por abogados litigantes de la Unidad Antipandillas de la División de lo Penal.

Los casos fueron investigados por las diversas oficinas locales del FBI, el ATF e Investigaciones de Seguridad del ICE, así como también por diversos asociados federales, estatales y locales.

Se puede obtener una copia del informe del departamento sobre la exposición infantil a la violencia en: www.ojp.usdoj.gov/newsroom/pressreleases/2009/ojjdp09162.htm

11-167