Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
10/04/2014
El Departamento de Justicia Da Conocer los Resultados Investigativos del Departamento de Policía de Albuquerque

WASHINGTON – Después de una amplia investigación, el Departamento de Justicia anunció hoy que el Departamento de Policía de Albuquerque (DPA) ha estado involucrado en patrones o prácticas del uso excesivo de fuerza, mismos que violan la Constitución y la ley federal. Esta mañana el Departamento de Justicia hizo entrega de una carta al alcalde de Albuquerque, Richard J. Berry y al jefe de policía Gorden Eden la cual expone los resultados de la investigación.

La investigación comenzó el 27 de noviembre, 2012 y fue llevada a cabo conjuntamente por la División de Derechos Civiles y la oficina del Procurador Federal por el Estado de Nuevo México. La investigación examinó si el DPA toma parte en un patrón o en una práctica no constitucional del uso de fuerza excesiva, incluyendo fuerza mortal, así como cualquier patrón o práctica de violación de ley. La investigación no evaluó si cualquier conducta violaba leyes criminales. Casos específicos han sido referidos a la Sección Criminal de la División de Derechos Civiles para ser considerados.

El Departamento de Justicia encontró causa razonable para creer que DPA está involucrado en un patrón que practica del uso excesivo de fuerza, violando así la Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. El departamento encontró específicamente tres patrones de fuerza excesiva:

  • Oficiales del DPA muy frecuentemente utilizan fuerza mortal contra personas que representan una amenaza mínima y en situaciones donde la conducta de los oficiales exalta el peligro y contribuye a la necesidad del uso de fuerza;
  • Oficiales del DPA utilizan fuerza menos letal, incluyendo armas de control electrónico, contra personas quienes están resistiendo pasivamente, no son una amenaza, quienes visiblemente no pueden obedecer órdenes o que presentan solamente una amenaza mínima a los oficiales; y
  • Encuentros entre oficiales del DPA y personas con enfermedad mental y en crisis, muy frecuentemente resultan en el uso de fuerza o en el uso de fuerza a un nivel más alto de lo necesario.

El Departamento de Justicia también encontró deficiencias sistémicas con el DPA las cuales contribuyen a estos tres patrones, incluyendo: políticas deficientes, sistemas de responsabilidad fallidos, entrenamiento inadecuado, supervisión inadecuada, sistemas de investigación y adjudicación inefectivos, la ausencia de una cultura de colaboración ciudadana, y la falta de suficiente vigilancia civil.

La investigación del departamento involucró una revisión profunda de documentos del DPA, así como la participación extensiva de la comunidad. El departamento revisó miles de páginas de documentos, incluyendo políticas escritas y procedimientos, reportes internos, data, videos y archivos investigativos. Abogados del departamento e investigadores asistidos por expertos en materia policial, también llevaron a cabo entrevistas con oficiales del DPA, supervisores y personal de comando, oficiales de la ciudad; y cientos de entrevistas a miembros de la comunidad y defensores locales.

"Estamos muy preocupados por los resultados de nuestra investigación y esperamos poder trabajar con la ciudad de Albuquerque para desarrollar unas reformas firmes y duraderas", dijo Jocelyn Samuels, Procuradora General Auxiliar Interina de Derechos Civiles. "Nuestro trabajo de ayudar a los departamentos de policía alrededor de la nación, tiene la intención de fomentar principios importantes. Hacer a la policía responsable de prácticas Constitucionales mejora la confianza pública, promueve la seguridad pública y hace que el trabajo de proveer servicios policíacos sea más seguro, más fácil y más efectivo. La confianza pública se ha roto en Albuquerque, pero se puede reparar a través de este proceso".

"La primicia de hoy marca un importante punto de partida para hacerle frente a los problemas que han plagado a nuestra comunidad y al Departamento de Policía de Albuquerque por años", dijo Damon Martínez, Procurador Federal Interino por el Distrito de Nuevo México. "Estos resultados llegan en un tiempo único para la ciudad y para el Departamento de Policía de Albuquerque y proveerán un plan de acción para cambiar la cultura del Departamento de Policía de Albuquerque y para reconstruir la relación con la comunidad a la cual sirve. A pesar de que hay asuntos difíciles y sistémicos por resolver, aceptamos estos retos y estamos muy optimistas por el futuro del Departamento de Policía de Albuquerque".

El Departamento de Justicia espera seguir contando con la cooperación de la Ciudad y del Departamento de Policía para resolver estos hallazgos bajo términos mutuamente aceptables, que darán respuestas al público y rendirán medidas correctivas dentro de un tiempo determinado.

Un reporte completo puede ser encontrado en http://justice.gov/crt/about/spl/findsettle.php y http://www.justice.gov/usao/nm/APD.html. Para más información sobre la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, por favor visite el www.justice.gov/crt/. Cualquier comentario o duda sobre el reporte puede ser dirigido a community.albuquerque@usdoj.gov o 1-877-218-5228.

Resumen de Hallazgos Departamento de Policía de Albuquerque

14-364