Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
17/09/2010
Ex trabajadores en Los Álamos fueron acusados de transmitir datos secretos sobre armas nucleares para perjudicar a los Estados Unidos

WASHINGTON – El Departamento de Justicia anunció hoy que un científico y su esposa, ambos los cuales trabajaron como contratistas en el Laboratorio Nacional de Los Álamos [Los Alamos National Laboratory (LANL)] en Nuevo México, fueron acusados de cargos de comunicar datos secretos sobre armas nucleares a una persona quien creían ser un funcionario del gobierno de Venezuela y de conspirar para participar en el desarrollo de un arma atómica para Venezuela, entre otras violaciones.

La acusación formal compuesta por 22 cargos, la cual fue emitida ayer por un gran jurado federal en el Distrito de Nuevo México, fue anunciada por David Kris, Secretario de Justicia Auxiliar de Seguridad Nacional; Kenneth J. Gonzàles, Fiscal Federal para el Distrito de Nuevo México y Carol K.O. Lee, Agente Especial a Cargo de la División de Albuquerque del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)].

Los demandados son Pedro Leonardo Mascheroni (Mascheroni), 75, un ciudadano estadounidense naturalizado de Argentina, y Marjorie Roxby Mascheroni (Roxby Mascheroni), 67, una ciudadana de EE.UU. Ambos fueron arrestados por agentes del FBI esta mañana y realizaron su comparecencia inicial ante el tribunal federal en Albuquerque hoy. Si se les condena por todos los cargos de la acusación, los demandados enfrentan una posible sentencia de prisión perpetua.

La acusación formal no alega que el gobierno de Venezuela o cualquier persona actuando en su nombre haya pedido o transmitido cualquier información confidencial, ni acusa a cualquier funcionario del gobierno de Venezuela o a cualquiera que actúe en su nombre de haber cometido una violación de la ley. Por otro lado, la acusación formal no acusa a ninguna persona que actualmente trabaje en LANL de cualquier hecho ilegal.

 

Mascheroni, un doctor en física, trabajó como científico en LANL de 1979 a 1988, donde tuvo acceso a ciertas informaciones secretas, incluidos "Datos restringidos". Su esposa trabajó en LANL entre 1981 y 2010, donde sus tareas incluyeron redacción y edición técnicas. También contaba con permiso de LANL para acceder a ciertas informaciones secretas, incluidos "Datos restringidos". Según definición de la Ley de Energía Atómica, "Datos restringidos" son información secreta acerca del diseño, la manufactura o el uso de armas atómicas; la producción de materiales nucleares especiales, o el uso de materiales nucleares especiales para la producción de energía.

La acusación formal acusa a los demandados de conspirar para comunicar y de comunicar "Datos restringidos" a una persona con la intención de perjudicar a los Estados Unidos y lograr una ventaja en un país extranjero. También fueron acusados de conspirar para, e intentar participar en el desarrollo de un arma atómica, así como conspirar para transmitir, y transmitir "Datos restringidos". Asimismo, la acusación formal acusa a Mascheroni de ocultar y retener registros estadounidenses con la intención de utilizarlos en beneficio propio y para ganancias personales, así como seis cargos de realización de declaraciones falsas. También se acusa a Roxby Mascheroni de siete cargos de realización de declaraciones falsas.

"La conducta alegada en esta acusación formal es grave y debe servir de advertencia a cualquier persona que pudiera considerar comprometer los secretos nucleares de nuestra nación por ganancias personales", dijo el Secretario de Justicia Kris. "Felicito a los muchos agentes, analistas y fiscales que trabajaron sin descanso para lograr la realización de este enjuiciamiento".

El Fiscal Federal Gonzàles dijo, "Nuestra leyes fueron diseñadas de modo a evitar que 'Datos restringidos' caigan en las manos equivocadas debido al daño potencial a nuestra seguridad nacional. Los empleados del Laboratorio Nacional Los Álamos con acceso a 'Datos restringidos' tienen la obligación de proteger dicha información delicada, inclusive después de haber dejado el laboratorio. Esto es absolutamente necesario para nuestra seguridad nacional, y es lo que el público espera. Compatible con su responsabilidad de proteger nuestros intereses nacionales, LANL ha cooperado plenamente en la investigación que ha llevado a la acusación formal del Dr. Mascheroni y Marjorie Roxby Mascheroni".

"Como suele ocurrir con estos tipos de investigaciones, éste ha sido un proceso largo, laborioso y metódico. Estoy muy orgulloso del trabajo realizado por nuestros Agentes Especiales y sus colegas en la Fiscalía Federal de Nuevo México. También agradezco la asistencia y colaboración de los funcionarios del Departamento de Energía y del Laboratorio Nacional de Los Álamos", dijo el Agente Especial a Cargo del FBI Lee.

De acuerdo con la acusación formal, Mascheroni mantuvo una serie de conversaciones en marzo de 2008 con un agente encubierto del FBI que se hizo pasar por un funcionario del gobierno de Venezuela. Durante estas conversaciones, Mascheroni discutió su programa para el desarrollo de armas nucleares para Venezuela. Entre otras cosas, se alega que Mascheroni dijo que podría ayudar a Venezuela a desarrollar una bomba nuclear en el plazo de diez años y que, bajo su programa, Venezuela utilizaría un reactor nuclear secreto y subterráneo para producir y enriquecer plutonio, y un reactor abierto, sobre el suelo, para producir energía nuclear.

Durante estas charlas, se alega que Mascheroni preguntó sobre la obtención de la ciudadanía venezolana y describió cómo pretendía que se le pagara por su trabajo nuclear secreto para Venezuela. También le dijo al agente encubierto que se le debía llamar "Luke" y que configuraría una cuenta de correo electrónico especifica para comunicarse con el agente encubierto. Luego, Mascheroni utilizó esta cuenta para comunicarse con el agente y para realizar arreglos para los envíos de materiales a un buzón secreto, el cual era una casilla de correo.

En julio de 2008, el agente encubierto proporcionó a Mascheroni una lista de 12 preguntas supuestamente de personal militar y científico venezolano. En respuesta, en noviembre de 2008, Mascheroni dejó en el buzón secreto un disco con un documento cifrado de 132 páginas que supuestamente contenía 'datos restringidos' asociados a armas nucleares. Redactado por Mascheroni y editado por su esposa, el documento llevaba el título "Un programa de disuasión para Venezuela" y describía el programa de desarrollo de armas nucleares para Venezuela de Mascheroni. Mascheroni declaró que la información que proporcionaba valía millones de dólares, y que sus honorarios por producir el documento eran de $793,000 dólares, alega la acusación formal.

En junio de 2009, Mascheroni recibió en el buzón secreto otra lista de preguntas, supuestamente de funcionarios venezolanos, y $20,000 dólares en efectivo del agente encubierto como primer pago. Al salir para buscar estos materiales, supuestamente, le dijo a su esposa que estaba haciendo este trabajo por dinero y que había dejado de ser un ciudadano estadounidense.

En julio de 2009, Mascheroni llevó al buzón secreto un disco que contenía un documento de 39 páginas con respuestas a las preguntas. De acuerdo con la acusación formal, el documento fue escrito por Mascheroni, editado por su esposa, y contenía "datos restringidos" asociados a armas nucleares. En el documento, se alega que Mascheroni reiteró que la información que había provisto era secreta y basada en sus conocimientos de pruebas nucleares estadounidenses que obtuvo mientras trabajaba en LANL, pero que declararía que el documento se basó en información abierta encontrada en Internet si "nuestra relación/alianza no funciona".

En agosto de 2009, alega la acusación formal que Mascheroni y su esposa se reunieron con un agente encubierto en un hotel, donde Mascheroni conversó más detenidamente sobre su programa de desarrollo de armas nucleares para Venezuela. Varios meses más tarde, agentes del FBI interrogaron a Mascheroni y su esposa sobre la información secreta que Mascheroni había provisto al agente encubierto, entre otras cosas. Ambos realizaron una serie de declaraciones falsas en respuesta, alega la acusación formal.

Esta investigación fue conducida por la División de Albuquerque del FBI con la asistencia del Departamento de Energía y LANL.

Están a cargo de la acusación en el caso los Fiscales Federales Auxiliares Fred Federici y Dean Tuckman de la Fiscalía Federal para el Distrito de Nuevo México, y los Abogados Litigantes Kathleen Kedian y David Recker de la Sección de Contraespionaje de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia.

Se le recuerda al público que una acusación formal solo contiene alegatos y se supone que todo demandado es inocente hasta que se pruebe lo contrario.

10-1044