Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
02/09/2010
Hombre de Florida sentenciado a más de 21 años de prisión por operar ardid de cargos no autorizados mientras estaba preso

WASHINGTON – Willoughby Farr, 46, de West Palm Beach, Fla., ha sido sentenciado a 262 meses de prisión y tres años de libertad bajo supervisión por perpetrar un “ardid de cargos no autorizados” creado para facturar cargos por llamadas de cobro revertido no realizadas en las facturas telefónicas de los clientes, anunciaron hoy el Departamento de Justicia y la Oficina Local en Miami del Inspector Postal Federal.

Según el expediente judicial, entre abril de 2003 y diciembre de 2005, Farr empleó tres empresas de West Palm Beach – Nationwide Connections Inc., Access One Communications Inc., and Connect One Communications Inc. – para defraudar a los consumidores. Mediante estas empresas, Farr logró que las empresas telefónicas facturaran cargos falsos por un total de aproximadamente $35 millones de dólares a los consumidores por llamadas con cobro revertido. Como los cargos generalmente aparecían en la última página de las facturas telefónica de los clientes, muchos los pagaban.

Farr se declaró culpable en mayo de 2010 de dos cargos de fraude postal relacionados con el ardid. Al declararse culpable, Farr admitió haber cometido los delitos mientras estaba encarcelado en la Cárcel del Condado de West Palm Beach. Por consiguiente, ocultó que era propietario de las tres empresas. También ocultó ser el propietario porque otras empresas le habían cortado la capacidad de facturar llamadas por reclamos de clientes y reguladores estatales lo habían demandado por facturación ilegítima.

“Cuando personas inescrupulosas y deshonestas se forren los bolsillos con dinero que es producto del trabajo de los clientes, los haremos responsables”, dijo Tony West, Secretario de Justicia Auxiliar de la División Civil del Departamento de Justicia. “Como demuestra esta sentencia, el Departamento de Justicia ha fijado como prioridad proteger al público de ardides fraudulentos. Este caso también debe servir como recordatorio para los clientes de revisar con detenimiento sus facturas telefónicas en busca de cargos no autorizados”.

En febrero de 2006, la Comisión Federal de Comercio [Federal Trade Commission (FTC)] entabló una demanda por cargos no autorizados contra distintas empresas y personas, entre ellas Farr.  La demanda generó un fallo civil de $34,547,140 dólares contra Farr.

“El Servicio de Inspección Postal realizó una tarea excepcional en la investigación de este caso”, dijo Wifredo A. Ferrer, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Florida.  “La FTC descubrió este ardid y se lo señaló al Departamento de Justicia. El caso demuestra la eficacia de las iniciativas cooperativas de aplicación legal, que pueden poner fin a ardides fraudulentos y luego llevar a los delincuentes a la justicia”.

“Las personas como Farr se dedican a publicar cargos falsos en las cuentas de los clientes”, dijo el Inspector a Cargo Henry Gutiérrez. “El Servicio de Inspección Postal trabajará sin descanso con sus asociados de las fuerzas del orden público para impedir el uso fraudulento del servicio postal y proteger a los consumidores estadounidenses”. 

La sentencia anunciada hoy fue resultado del trabajo en colaboración de la División Civil del Departamento de Justicia, la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida, el Servicio de Inspección Postal de los EE.UU. y la Comisión Federal de Comercio.

10-1001