Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
28/09/2011
Hombres de Arkansas sentenciados por delitos federales por odio asociados a agresiones a cinco hombres hispanos

WASHINGTON - Frankie Maybee, 20, y Sean Popejoy, 19, ambos de Green Forest, Ark., fueron sentenciados por sus papeles en delitos federales por odio, anunció el Departamento de Justicia. Estos son los primeros demandados sentenciados bajo la Ley de Prevención de Delitos de Odio Matthew Shepard y James Byrd Jr., promulgada en octubre de 2009.

Maybee fue sentenciado hoy a 135 meses de prisión, seguidos de tres años de libertad bajo supervisión. Además, se le ordenó que pagara una multa de 10,000 dólares. Popejoy, que testificó contra Maybee, fue sentenciado ayer a 48 meses de prisión, seguidos de tres años de libertad bajo supervisión. Además, se le ordenó que pagara una multa de 5,000 dólares. Maybee y Popejoy también fueron sentenciados a pagar 5,440 dólares en restitución a las víctimas, mancomunada y solidariamente.

Maybee fue condenado el 19 de mayo de 2011 por un gran jurado federal por cinco cargos de cometer un delito federal por odio y un cargo de conspirar para cometer un delito federal por odio. Popejoy se declaró culpable el 16 de mayo de 2011 de un cargo de cometer un delito federal por odio y un cargo de conspirar para cometer un delito federal por odio.

Las pruebas presentadas en el juicio determinaron que a primera hora de la mañana del 20 de junio de 2010, Maybee y Popejoy tomaron como blanco a cinco hombres hispanos que se habían detenido en el estacionamiento de una gasolinera. Si bien Maybee y Popejoy no conocían a los hombres y estos no hicieron o dijeron nada para provocarlos, Maybee y Popejoy les gritaron epítetos raciales y les dijeron que "volvieran a México". Cuando las víctimas se alejaron en sus vehículos, lo coconspiradores los persiguieron en el camión de Maybee. Cuando Maybee y Popejoy alcanzaron a las víctimas, Popejoy sacó el cuerpo por la ventana del lado del pasajero, amenazó a las víctimas con una llave cruz y siguió amenazándolas verbalmente y gritándoles epítetos raciales. Maybee, que estaba al volante de su camión, embistió una y otra vez contra el automóvil de las víctimas, lo que hizo que cruzara al otro carril, saliera del camino, chocara contra un árbol y se prendiera fuego. Las víctimas resultaron heridas de gravedad y una de ellas sufrió heridas que pusieron en riesgo su vida.

"Los hechos de este caso son horrorosos. Cinco hombres casi son asesinados por la sola razón de ser hispanos. La Ley de Prevención de Delitos por Odio Shepard-Byrd nos permitió llevar a estos hombres a la justicia en un modo que hubiera sido imposible hace algunos años", dijo Thomas E. Perez, Secretario de Justicia Auxiliar de la División de Derechos Civiles. "Estas sentencias dejan en claro que el Departamento de Justicia enjuiciará enérgicamente a quienes cometen actos violentos de odio".

"Los actos violentos que se producen solo por la apariencia de la otra persona son horrorosos", dijo Conner Eldridge, Fiscal Federal del Distrito Oeste de Arkansas. "Las cinco víctimas del caso fueron agredidas por ser hispanas. Esto es censurable. Agradecemos a los miembros del jurado - 12 personas de comunidades de todo el norte de Arkansas - por haber analizado detenidamente la evidencia y por responsabilizar a los demandados por sus acciones. Esperamos que actos como este nunca sucedan. Pero, en caso de que sucedan, los enjuiciaremos enérgicamente".

"Los delitos por odio tienen un impacto englobador, ya que sus perpetradores atacan a la víctima e intimidan a comunidades enteras", declaró la Agente Especial a Cargo del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] en Little Rock, Ark. Valerie Parlave. "El FBI seguirá colaborando con sus asociados estatales y locales para investigar y brindar capacitación importante para tratar delitos violentos por odio motivados por prejuicios. También trabajaremos con nuestros asociados comunitarios, como el Grupo de Trabajo de Derechos Civiles de Arkansas, para desarrollar estrategias para enfrentar y reducir los abusos a los derechos civiles".

El caso fue investigado por la División de Fayetteville, Ark. del FBI en cooperación con el Departamento Policial del Estado de Arkansas y la Oficina del Alguacil del Condado de Carroll. Estuvieron a cargo de la acusación en el caso los Abogados Litigantes Edward Chung y Cindy Chung de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia y la Fiscal Federal Auxiliar Kyra Jenner para el Distrito Oeste de Arkansas.

11-1275