Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
15/09/2010
Reclutadores de pacientes de servicios médicos a domicilio condenados por conspiración

WASHINGTON – Antonio Ochoa, un reclutador de pacientes de agencias de salud a domicilio de Miami, fue condenado hoy por un jurado federal en Miami de un cargo de conspirar para cometer fraude de servicios médicos y tres cargos de solicitar y recibir comisiones ilegales y sobornos, anunciaron el Departamento de Justicia y el Departamento de Salud y Servicios Humanos [Health and Human Services (HHS)].

Según pruebas presentadas en el juicio, Ochoa era un reclutador de pacientes y asistente de servicios médicos a domicilio de ABC Home Health Inc. y Florida Home Health Care Providers Inc. ABC y Florida Home Health alegaban brindar servicios de terapia física y servicios médicos a domicilio a beneficiarios de Medicare. Las pruebas presentadas en el juicio determinaron que Ochoa solicitó y recibió decenas de miles de dólares en cheques y pagos en efectivo como comisiones ilegales y sobornos a cambio de referir beneficiarios de Medicare a ABC y Florida Home Health.

Según pruebas y testimonios presentados en el juicio, Ochoa y su codemandado Eduardo Romero actuaban como asociados en el ardid de reclutamiento y recibían comisiones ilegales y sobornos de aproximadamente $1,300 dólares por beneficiario de Medicare de los propietarios de ABC y Florida Home Health. Las agencias de servicios médicos a domicilio luego le facturaban al programa Medicare a nombre de los beneficiarios de Medicare que Ochoa y Romeo reclutaban. Las pruebas presentadas en el juicio determinaron que ABC y Florida Home Health facturaban servicios médicamente innecesarios al programa Medicare que a menudo nunca se brindaban, como visitas de enfermería dos veces por día para inyecciones de insulina para diabéticos, visitas de auxiliares médicos y terapia para los beneficiarios. Romero se declaró culpable de conspirar para cometer fraude de servicios médicos y recibir comisiones ilegales en julio de 2010 y testificó en el juicio.

Según los testimonios presentados en el juicio, Ochoa y Romero también le solicitaron al codemandado Francisco Portillo, un enfermero que testificó en el juicio, que les pagara comisiones ilegales y sobornos para asegurarse de que Portillo fuera designado por ABC y Florida Home Health como enfermero para los beneficiarios que ellos reclutaban. Las pruebas mostraron que Portillo recibió un pago por parte de las agencias por cada paciente que se le asignó. Portillo testificó que falsificaba notas de enfermería para que pareciera que los pacientes reclutados necesitaban y calificaban para los servicios médicos a domicilio, aunque no era así, y en muchos casos Portillo ni siquiera brindó los servicios. Portillo, que se declaró culpable de un cargo de conspirar para cometer fraude de servicios médicos y un cargo de realizar declaraciones falsas en expedientes de pacientes, también testificó que uno de los pacientes reclutados por Ochoa y Romero ni siquiera era un diabético dependiente de insulina.

Según las pruebas presentadas durante el juicio, Ochoa sabía que los pacientes no calificaban para recibir los servicios ni los necesitaban. Portillo testificó que los expedientes de los pacientes beneficiarios de Medicare reclutados por Ochoa eran falsificados para que pareciera que calificaban para servicios médicos a domicilio y terapia de manera tal que se pudieran facturar a Medicare.

En la emisión de la sentencia, Ochoa enfrenta un máximo de 10 años de prisión por el cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos y cinco años de prisión por cada uno de los tres cargos de comisiones ilegales.

En el caso también se acusó al Dr. Fred Dweck; Yudel Cayro y Arturo Fonseca, propietarios de Courtesy Medical Group, donde trabajaba el Dr. Dweck; los enfermeros Isis Torres, Francisco Portillo, Teresita Leal, Armando Sànchez, Sheillah Rotta, Silvio Ruiz, Lissbet Díaz, Marlenys Fernàndez, Alain Fernàndez; y el beneficiario de Medicare William Madrigal.

El Dr. Dweck admitió emitir recetas, planes de cuidados y certificados médicos para servicios innecesarios de servicios médicos a domicilio y terapia para más de 848 beneficiarios de Medicare. Como resultado de los referidos del Dr. Dweck, de los cuales 344 fueron a través de Courtesy Clinic, diversas agencias de servicios médicos a domicilio del área de Miami realizaron reclamos falsos y fraudulentos al programa Medicare por un valor superior a los $37 millones de dólares. El Dr. Dweck se declaró culpable de un cargo de conspirar para cometer fraude de servicios médicos y un cargo de realizar declaraciones falsas en expedientes de pacientes; Cayro se declaró culpable de un cargo de conspirar para cometer fraude de servicios médicos; Fonseca se declaró culpable de un cargo de conspirar para cometer fraude de servicios médicos y varios cargos de recibir comisiones ilegales; y cada uno de los enfermeros se declaró culpable de un cargo de conspirar para cometer fraude de servicios médicos y un cargo de realizar declaraciones falsas en expedientes de pacientes. Cada uno de los demandados en este caso será sentenciado ante el Juez Federal de Distrito Adalberto Jordan en el Tribunal Federal de Distrito en Miami más adelante este año.

La condena fue anunciada por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Fiscal Federal Wifredo A. Ferrer del Distrito Sur de Florida; John V. Gillies, Agente Especial a Cargo de la Oficina Local de Miami del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; y el Agente Especial a Cargo Christopher Dennis de la Oficina de Investigaciones de Miami de la Oficina del Inspector General [Office of the Inspector General (OIG)] del HHS.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso los Abogados Litigantes N. Nathan Dimock, Sam Sheldon y Henry Van Dyck de la Sección de Fraude de la División Criminal, con asistencia de la Fiscalía Federal de Miami. Este caso fue investigado por el FBI y la HHS-OIG, y fue entablado como parte de la Fuerza de Ataque de Fraude contra Medicare.

Desde su creación en marzo de 2007, las operaciones de la Fuerza de Ataque de Fraude contra Medicare en siete distritos lograron la acusación formal de 810 personas que, en conjunto, facturaron fraudulentamente al programa Medicare más de $1.85 billones de dólares. Además, los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid del HHS, en trabajo conjunto con la HHS-OIG, están tomando medidas para lograr una mayor responsabilización y una menor presencia de proveedores fraudulentos.

Para obtener más información sobre el Equipo de Acción, Prevención y Control de Fraude de Servicios Médicos [Healthcare Fraud Prevention and Enforcement Action Team (HEAT)], visite: www.stopmedicarefraud.gov

10-1033