Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 14 de abril de 2009
WWW.USDOJ.GOV
ENRD
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Agente de la Patrulla Fronteriza se declara culpable de intentar recibir tortugas leopardo en extinción

WASHINGTON – René Soliz de Alice, Texas, se declaró culpable hoy en el Tribunal Federal de Distrito en Corpus Christi, Texas, de violación de la Ley Lacey por intentar recibir quince tortugas leopardo tanzanianas que fueron transportadas a los Estados Unidos en violación de una ley, reglamento, o tratado, específicamente la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Silvestres en Extinción [Convention on International Trade in Endangered Species (CITES)], anunció el Departamento de Justicia. 

De acuerdo con declaraciones realizadas en el tribunal, en marzo de 2006, Soliz, un agente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU., se comunicó con una persona en Dar-Es Salaam, Tanzania, que vendía tortugas leopardo. Soliz ofreció comprar ocho tortugas e indicó interés en comprar más en una fecha futura como parte de una relación comercial de largo plazo. El 7 de abril de 2006, un inspector de Aduanas del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy interceptó el paquete que contenía las tortugas destinadas a Soliz. Según su rótulo, el paquete contenía 50 escorpiones vivos. Cuando un inspector de Peces y Vida Silvestre de EE.UU. abrió el paquete, encontró 14 tortugas leopardo vivas y una tortuga leopardo muerta.

Las tortugas leopardo figuran en la lista del Apéndice II de CITES. Los apéndices de CITES enumeran las especies con distintos niveles o tipos de protección contra la explotación excesiva. El Apéndice II enumera las especies que no necesariamente presentan actualmente amenaza de extinción, pero que pueden presentarla si no se controla de cerca su comercio. El comercio internacional de especimenes de las especies del Apéndice II puede ser autorizado a través del otorgamiento de un permiso de exportación del país exportador. No acompañaba a las tortugas compradas por Soliz ningún permiso de exportación.

"Soliz comercializó una especie de tortuga en extinción en violación de las leyes diseñadas para proteger a la vida silvestre contra la extinción", dijo John C. Cruden, Secretario de Justicia Auxiliar Interino de la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Departamento de Justicia. "La declaración de culpabilidad de hoy afirma la intención del Departamento de Justicia de investigar y enjuiciar a personas que elijan violar las leyes federales de protección de la vida silvestre y contribuir a poner en peligro especies protegidas".

Soliz enfrenta una sentencia máxima de un año en prisión y una multa de 100,000 dólares. Como parte del acuerdo de declaración de culpabilidad, Soliz renunciará a la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

Está a cargo de la acusación en el caso la Abogada Litigante Principal Claire Whitney de la Sección de Delitos Ambientales del Departamento de Justicia. El caso fue investigado por la Oficina de Ejecución Legal del Servicio de Peces y Vida Silvestre de EE.UU.

 

###

09-345