busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 29 de diciembre de 2009
Importante hacker internacional se declara culpable de ataque masivo a redes minoristas y bancarias estadounidenses

WASHINGTON- Albert Gonzalez, 28, de Miami, se declaró culpable hoy de conspirar para hackear redes informáticas de grandes organizaciones minoristas y financieras estadounidenses, y robar datos relacionados con decenas de millones de tarjetas de crédito y débito, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División de lo Penal, el Fiscal Federal para el Distrito de Nueva Jersey Paul J. Fishman, la Fiscal Federal para el Distrito de Massachusetts Carmen Milagros Ortiz y el Director del Servicio Secreto de los EE.UU. Mark Sullivan.

Gonzalez, alias "segvec," "soupnazi" y "j4guar17," se declaró culpable de dos cargos de conspiración para obtener acceso no autorizado a las redes de tarjetas de pago operadas, entre otros, por Heartland Payment Systems, un procesador de pagos con tarjetas con sede en Nueva Jersey; 7-Eleven, una cadena nacional de tiendas de conveniencia con sede en Texas; y Hannaford Brothers Co. Inc., una cadena de supermercados con sede en Maine. La declaración de culpabilidad fue emitida en un tribunal federal en Boston ante el Juez Federal de Distrito Douglas P. Woodlock. El caso es una de las mayores filtraciones de datos investigadas y enjuiciadas en los Estados Unidos.

Según información contenida en la declaración de culpabilidad, Gonzalez alquilaba o controlaba diversos servidores o "plataformas de hackeo" y daba acceso a estos servidores a otros hackers, sabiendo que los usarían para almacenar software malicioso, o "malware", y lanzar ataques contra víctimas corporativas. También se encontró malware usado contra muchas de las víctimas corporativas en un servidor controlado por Gonzalez. Gonzalez probaba malware corriendo diversos programas antivirus para determinar si los programas lo detectaban. Según información contenida en el acuerdo de declaración de culpabilidad, Gonzalez podía prever que sus coconspiradores usarían malware para robar decenas de millones de números de tarjetas de crédito y débito, que afectaban a más de 250 instituciones financieras. Gonzalez fue acusado formalmente en Nueva Jersey en agosto de 2009 por su conducta delictiva.

Según los términos del acuerdo de declaración de culpabilidad, Gonzalez no buscará obtener una condena de prisión inferior a 17 años y el gobierno no solicitará una condena de prisión superior a 25 años. Gonzalez se declaró culpable en Boston en septiembre de 2009 de 19 cargos de conspiración, fraude informático, fraude telegráfico, fraude de dispositivo de acceso y robo de identidad agravado relacionados con hackeos a diversos minoristas estadounidenses de gran envergadura como TJX Companies, BJ’s Wholesale Club, OfficeMax, Boston Market, Barnes & Noble y Sports Authority. Gonzalez fue acusado formalmente por estos delitos en agosto de 2009 en el Distrito de Massachusetts. Gonzalez también se declaró culpable en septiembre de 2009 en Boston de un cargo de conspiración para cometer fraude telegráfico relacionado con hackeos a la cadena de restaurantes Dave & Buster, sujeto a una acusación formal de mayo de 2008 en el Distrito Este de Nueva York.

Como parte del acuerdo de declaración de culpabilidad con el gobierno, el caso de Nueva Jersey fue transferido al Distrito de Massachusetts para la declaración de culpabilidad y la sentencia. Según los términos del acuerdo de declaración de culpabilidad de Nueva Jersey, las partes aceptan que la sentencia de Gonzalez en el caso de Nueva Jersey corra simultáneamente con la sentencia impuesta en los casos de Boston y Nueva York. Gonzalez sigue bajo custodia federal. La emisión de la sentencia en los casos de Boston y Nueva York actualmente está programada para el 18 de marzo de 2010 en Boston. La emisión de la sentencia en el caso de Nueva Jersey está programada para el 19 de marzo de 2010.

"El Departamento de Justicia no permitirá que hackers informáticos le roben la privacidad a los clientes y minen la confianza pública en la seguridad del mercado", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Breuer. "Los delincuentes como Albert Gonzalez que operan en las sombras serán atrapados, expuestos y responsabilizados. De hecho, con la denuncia oportuna de filtraciones de datos e investigaciones de alta tecnología, hasta las redes de hackeo más complejas pueden ser descubiertas y desmanteladas, como demostraron nuestros fiscales y agentes en este caso".

"Los hackers comerciales como Gonzalez creen ser inmunes a ser detectados y enjuiciados por acechar en las sombras de Internet", dijo el Fiscal Federal Fishman del Distrito de Nueva Jersey. "Pero una y otra vez son atrapados, enjuiciados y sentenciados a largas condenas en prisiones federales. Los demás hackers deben detenerse y prestar atención".

"La condena del Sr. Gonzalez, y la resolución de uno de los casos de robo de identidad más grandes y complejos de la historia, deben servir como recordatorio para organizaciones de hackers de que el Departamento de Justicia investigará y enjuiciará enérgicamente los delitos cibernéticos, sin importar su complejidad y alcance global. La condena del Sr. Gonzalez es resultado de una coordinación sin precedentes entre agencias y límites geográficos, y quiero felicitar a los investigadores y fiscales que trabajaron sin descanso para concretar este caso", dijo el Fiscal Federal Ortiz del Distrito de Massachusetts.

"La declaración de culpabilidad de hoy prueba que si bien los delincuentes cibernéticos pueden amenazar el sistema financiero de nuestro país, el Servicio Secreto y sus diversos asociados en todo el mundo los buscarán y los perseguirán", dijo el Director del Servicio Secreto de los EE.UU. Sullivan. "Una y otra vez, la cooperación y las metodologías avanzadas nos han permitido enfocar nuestros recursos para detectar y prevenir este tipo de delitos, sin importar dónde se originen".

Están a cargo de la acusación en el caso de Nueva Jersey los Fiscales Federales Auxiliares Erez Liebermann y Seth Kosto del Distrito de Nueva Jersey, los Fiscales Federales Auxiliares Stephen Heymann y Donald Cabell del Distrito de Massachusetts y la Consejera Principal Kimberly Kiefer Peretti de la Sección de Delitos de Informática y Propiedad Intelectual de la División de lo Penal. Todos estos casos están siendo investigados por el Servicio Secreto de los EE.UU.

09-1389
División de lo Penal