busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 10 de diciembre de 2009
Mayor bancarrota ambiental en la historia de los EE.UU. provocará el pago de $1.79 billones de dólares por limpieza y recuperación ambiental
Mayor recuperación de dinero por limpieza de desechos peligrosos de la historia

WASHINGTON—Como resultado de la mayor bancarrota ambiental de la historia de los EE.UU., se han pagado $1.79 billones de dólares para financiar la limpieza y recuperación ambiental bajo una reorganización por bancarrota de la American Smelting and Refining Company LLC (ASARCO), anunciaron hoy el Departamento de Justicia, la Agencia de Protección Ambiental, el Departamento del Interior y el Departamento de Agricultura.

ASARCO es uno de los mayores productores de cobre y de metal no ferroso de los Estados Unidos. Tiene sede en Arizona y es responsable de sitios en todo el mundo que están contaminados con desechos peligrosos.

El dinero de los acuerdos conciliatorios ambientales en la quiebra será usado para pagar costos pasados y futuros incurridos por agencias federales y estatales en más de 80 sitios contaminados por operaciones mineras en 19 estados. Esos estados son Arizona, Alabama, Arkansas, California, Colorado, Idaho, Illinois, Indiana, Kansas, Missouri, Montana, Nebraska, Nueva Jersey, Nuevo México, Ohio, Oklahoma, Texas, Utah y Washington.

"La tarea para recuperar este dinero fue un trabajo de colaboración y coordinación por parte de los estados y el gobierno federal. Nuestro trabajo combinado ha generado la mayor recuperación de fondos para pagar la limpieza pasada y futura de materiales peligrosos de la historia de nuestro país. Hoy es un día histórico para el medio ambiente y las personas afectadas en todo el país", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Tom Perrelli.

"El histórico acuerdo conciliatorio de hoy brindará casi un billón de dólares para limpiar sitios contaminados bajo la Ley Superfund", dijo Cynthia Giles, Administradora Auxiliar de la Oficina de Ejecución y Garantía de Cumplimiento de la Agencia de Protección Ambiental [Environmental Protection Agency (EPA)]. "Esto se traducirá en tierra, agua y aire más limpios en comunidades de todo el país".

"Este acuerdo conciliatorio ejemplifica el trabajo eficaz del gobierno en todos los niveles para que el contribuyente estadounidense recupere daños de entes contaminantes y recupere y proteja paisajes nacionales importantes y recursos significativos de vida silvestre que han sido dañados", dijo el Secretario Auxiliar del Interior Tom Strickland. "En comunicación y colaboración con nuestros co-fiduciarios estatales y tribales, este dinero se usará exclusivamente para recuperar, reemplazar o adquirir el equivalente de los recursos dañados en más de una docena de sitios donde operaba ASARCO y hemos identificado daños a los recursos naturales".

"Me gustaría agradecer al Departamento de Justicia, la Agencia de Protección Ambiental y la Oficina del Consejero General del Departamento de Agricultura de los EE.UU. [United States Department of Agriculture (USDA)] por su diligencia para llegar a este amplio acuerdo conciliatorio que beneficiará tanto la recuperación de tierras públicas", dijo Joel Holtrop, Jefe Adjunto del Sistema Forestal Nacional, Departamento de Agricultura. "Este acuerdo conciliatorio brinda importantes recursos para tratar la recuperación de tierras por actividades mineras pasadas en tierras del Sistema Forestal Nacional en Arizona, California, Idaho, Montana y Washington".

Bajo los términos del plan, todas las reclamaciones permitidas fueron pagadas totalmente junto con el interés correspondiente. Los fondos fueron distribuidos de la siguiente manera:

  • Los Estados Unidos recibieron aproximadamente 776 millones de dólares que serán distribuidos de acuerdo con los acuerdos conciliatorios subyacentes para tratar más de 35 sitios diferentes;
  • El Fideicomiso Laboral Coeur d’Alene recibió 436 millones de dólares;
  • Los tres fideicomisos de custodia – que abarcan las propiedades no operativas de ASARCO e incluyen a un total de 13 estados y 24 sitios – recibieron un total acumulativo de aproximadamente 261 millones de dólares; y
  • Se pagó un total superior a 321 millones de dólares a 14 estados diferentes para financiar obligaciones de acuerdos conciliatorios ambientales en más de 36 sitios individuales.

En total, el pago financiará tareas de limpieza y recuperación ambiental en más de 80 sitios en todo el país. Gran parte del dinero pagado a los Estados Unidos se colocará en cuentas especiales del Superfund que serán usadas por la EPA para pagar tareas futuras de limpieza. También se colocará en cuentas del Departamento del Interior y el Departamento de Agricultura para pagar por la recuperación de recursos naturales.

ASARCO solicitó la protección bajo el Capítulo 11 del código de quiebra de los EE.UU. el 9 de agosto de 2005. American Smelting and Refining Company o ASARCO ha operado durante casi 110 años: primero como grupo empresarial de diversas operaciones de fundición, refinería y minería en todos los Estados Unidos y ahora como una empresa integrada con sede en Arizona de minería de cobre, fundición y refinería.

En el momento en que presentó la quiebra, los bienes operativos principales de ASARCO se limitaban a algunas operaciones en los estados de Arizona y Texas. No obstante, seguía siendo propietaria de diversas propiedades no operativas que estaban altamente contaminadas y estaba sujeta a reclamaciones ambientales en sitios que no eran propiedad de la empresa.

En agosto de 2009, después de un litigio prolongado, el Tribunal Federal de Quiebras para el Distrito Sur de Texas realizó una audiencia de dos semanas sobre distintos planes de reorganización de ASARCO que permitirían que la empresa fuera rescatada de la quiebra. Durante esta audiencia, surgieron dos planes en competencia que proponían pagar totalmente a los acreedores con intereses.

El 31 de agosto de 2009, el Juez Richard Schmidt del Tribunal Federal de Quiebras en Corpus Christi emitió una recomendación al Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Sur de Texas para que confirmara el plan propuesto por la sociedad controladora de ASARCO, una subsidiaria de Grupo México. El Juez Federal de Distrito Andrew Hanen de Brownsville aceptó la recomendación del Juez Schmidt y confirmó el plan del Grupo México el 13 de noviembre de 2009.

El 9 de diciembre de 2009, Grupo México cumplió con sus obligaciones de financiación y se consumó el plan. Además, se cumplieron las obligaciones de pagos ambientales y transferencia de propiedades establecidas en los diversos acuerdos conciliatorios, aprobados por el Tribunal de Quiebras en el transcurso del litigio.

El pago total de reclamaciones ambientales, más intereses, facilitará la limpieza de contaminación y la recuperación de recursos naturales en diversos sitios de todo el país. La empresa reorganizada sigue siendo responsable de obligaciones ambientales en las propiedades que continuarán siendo de su propiedad y que seguirá operando.

09-1326
División de Medio Ambiente y Recursos Naturales