Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 13 de febrero de 2009
WWW.USDOJ.GOV
CRM
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Tres médicos de Miami y tres trabajadores médicos acusados de ardid de fraude contra Medicare por 10 millones de dólares

WASHINGTON – Seis residentes del Condado de Miami-Dade han sido acusados formalmente en conexión con un supuesto ardid de fraude contra Medicare operado desde Midway Medical, una clínica de Miami que alegaba especializarse en el tratamiento de pacientes con VIH/SIDA, anunciaron la Secretaria de Justicia Auxiliar Interina Rita M. Glavin de la División Criminal y el Fiscal Federal R. Alexander Acosta del Distrito Sur de Florida.

La Dra. Carmen Lourdes del Cueto, 65; el Dr. Roberto Rodríguez, 54; el Dr. Carlos Garrido, 69; Gonzalo Nodarse, 38; Alexis Carrazana, 41; y Alexis Dagnesses, 44; fueron acusados formalmente por un gran jurado en Miami el 12 de febrero de 2009 por conspiración para cometer fraude de servicios médicos. Del Cueto, Rodríguez, Garrido y Nodarse también fueron acusados de conspirar para lavar ganancias del fraude de servicios médicos, así como también de tres cargos cada uno de lavado de dinero considerable. La acusación formal pide la confiscación de los activos a nombre de todos los demandados.

Según la acusación formal, los tres médicos, del Cueto, Rodríguez y Garrido, eran propietarios parciales de Midway Medical. Midway Medical alegaba ser una clínica de infusiones especializada en realizar infusiones y aplicar inyecciones a pacientes VIH positivo. La acusación formal alega que los médicos solicitaron infusiones e inyecciones médicamente innecesarias y falsificaron registros médicos para que pareciera que estos servicios a pacientes con VIH eran necesarios. La acusación formal también alega que muchas de las infusiones o inyecciones en realidad nunca se realizaron.

Asimismo, la acusación formal alega que los asistentes médicos Nodarse y Carrazana asistieron a los médicos en la falsificación de los registros médicos para aparentar que los servicios eran necesarios. Como parte del ardid, se alega que Dagnesses manipuló muestras de sangre VIH positivo para obtener informes de laboratorio que indicaran que los pacientes padecían enfermedades que en realidad no tenían.

Además se acusa a Del Cueto, Rodríguez, Garrido y Nodarse de distribuir las ganancias del fraude a través de una serie de transacciones financieras de más de 10,000 dólares en fondos ilegales.

La acusación formal alega que los médicos de Midway Medical facturaron más de 10 millones de dólares al programa Medicare por servicios médicamente innecesarios que en realidad no se brindaron entre septiembre de 2002 y junio de 2005. Durante ese período, Medicare pagó más de 4.8 millones de dólares por esas reclamaciones fraudulentas presentadas por Midway Medical. Si se les condena por todos los cargos, Del Cueto, Rodríguez, Garrido y Nodarse enfrentan cada uno sentencias de prisión máximas de 50 años. Carrazana y Dagnesses enfrentan condenas de prisión máximas de 10 años.

Una acusación formal es una mera acusación y se supone que los demandados son inocentes hasta que se pruebe lo contrario.

Están a cargo de la acusación en el caso el Abogado Litigante John K. Neal y el Jefe Adjunto Kirk Ogrosky de la Sección de Fraude de la División Criminal. El caso fue investigado por el Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] y la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. La demanda fue entablada como parte de la Fuerza de Ataque al Fraude contra Medicare, supervisada por la Sección de Fraude de la División Criminal y el Fiscal Federal Acosta del Distrito Sur de Florida. Desde que se iniciaron las operaciones de la Fuerza de Ataque en marzo de 2007, se han emitido acusaciones formales en 107 casos que incluyeron a 196 demandados. En conjunto, se alega que estos demandados facturaron al programa Medicare más de 600 millones de dólares.

###

09-122