Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 26 de febrero de 2009
WWW.USDOJ.GOV
CRM
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

17 miembros y asociados de una pandilla violenta fueron acusados formalmente

Se alega que cinco miembros cometieron asesinatos asociados a pandillas en Big Spring, Texas

WASHINGTON – Un gran jurado federal en Lubbock, Texas, ha acusado a 17 miembros y asociados de una pandilla violenta conocida como Almighty Latin King and Queen Nation (ALKQN) de diversos cargos relacionados con sus supuestas transgresiones asociadas al narcotráfico y tráfico de armas, así como una variedad de supuestos delitos violentos en todo Texas, anunciaron hoy la Secretaria de Justicia Auxiliar Interina de la División Criminal Rita M. Glavin y el Fiscal Federal Interino para el Distrito Norte de Texas James T. Jacks.

Cuatro de los 17 demandados fueron arrestados anoche y hoy en Lubbock, Midland, Big Spring, y Mission, Texas, así como en Chicago. Once demandados ya se encuentran bajo custodia federal o estatal por cargos asociados y no asociados. Dos son considerados fugitivos. Los demandados arrestados hoy realizarán su comparecencia inicial en Abilene, Texas, ante el Juez Federal de Primera Instancia Philip R. Lane, el viernes, 27 de febrero de 2009.

La acusación formal compuesta por 11 cargos emitida en fecha anterior este mes y revelada hoy, acusa a cada uno de los demandados de conspiración para distribuir y posesión con intención de distribuir cocaína y marihuana. También se acusó a tres demandados de conspirar para traficar armas de fuego. La acusación formal también incluye cargos de distribución de drogas y diversos cargos asociados a armas de fuego, incluido el uso y porte de arma de fuego para cometer homicidio con relación a un delito de narcotráfico.

"El mensaje transmitido por esta acusación formal, no sólo a estos demandados sino a quienes apoyen o participen en pandillas, es que, con la cooperación de nuestros asociados de las fuerzas del orden público en el ámbito federal, estatal y local, trabajaremos sin descanso para proteger a nuestras comunidades y castigar a quienes busquen corromperlas a través de la violencia y el tráfico de armas y drogas", dijo la Secretaria de Justicia Auxiliar Interina de la División Criminal Rita M. Glavin.

El Fiscal Federal Interino Jacks dijo, "Independientemente del nombre dramático que le hayan dado al grupo, las pandillas de delincuentes son apenas eso: delincuentes. Como la mayoría de los delincuentes, sus actividades ilegales de narcotráfico y delitos violentos son un cáncer para nuestras comunidades, comunidades compuestas por personas honestas y trabajadora que sólo intentan ganarse la vida, criar a sus hijos y vivir en paz. Como lo demuestra esta acción, las fuerzas del orden público están empeñadas en eliminar ese cáncer a través de una labor de investigación determinada y la colaboración de agencias de las fuerzas del orden público locales, estatales y federales, como ocurrió en este caso. Todas estas agencias, con la ayuda y el apoyo de la comunidad, seguirán combatiendo a estos grupos, hasta que hayan dejado de ser parte de nuestro ambiente".

Los demandados arrestados hoy son:

Eliseo Pérez, alias Wicked, 28, de Mission, Texas, fue arrestado el miércoles por la noche.

Los demandados acusados formalmente pero no arrestados aún son:

Los demandados arrestados anteriormente incluyen a:

La acusación formal alega que, de 2001 hasta el 13 de diciembre de 2008, cuando seis de los demandados fueron arrestados, los demandados, como miembros de ALKQN, conspiraron para distribuir múltiples kilos de cocaína y marihuana por toda Texas y en otros lugares. Adquirieron, empaquetaron, almacenaron y transportaron cocaína y marihuana y, de acuerdo con el expediente judicial, importaron los narcóticos de México a la región del Sur de Texas y luego a Big Spring, Lubbock y Midland para su distribución. Se alega que, para promover su conspiración, uno o más demandados cometieron numerosos actos de violencia, incluidos homicidio, agresión agravada e incendio intencional.

Durante parte del tiempo en que duró la conspiración, desde 2004 y hasta mediados de julio de 2005, se alega que los demandados José Robledo Nava, Jesús Martínez e Hiluterio Chávez conspiraron para realizar tráfico de armas de fuego. Se alega que adquirieron armas de fuego, las almacenaron y las transportaron, y las cambiaron por cocaína. El expediente judicial del caso alega que los demandados transportaron ilegalmente y traficaron armas de fuego por todo Texas y Chicago.

Se alega que José Robledo Nava es el líder de ALKQN en Texas. El mismo, junto con James Johnathan Cole, Robert Allen Ramírez, Gabriel Lee Gonzáles y Eduardo Daniel Mares, en la acusación formal están acusados de los asesinatos del 4 de mayo de 2008 de Valerie García y Michael Cardona, en Big Spring.

De acuerdo con una declaración jurada respaldando una demanda criminal entablada en el caso, se alega que, el 4 de mayo de 2008, José Nava instruyó a James Cole y Roberto Ramírez que, desplazándose en dos vehículos, balearan a sus rivales. Roberto Ramírez sería el pasajero en el vehículo principal para confirmar los objetivos, y James Johnathan Cole, armado con un AK-47, sería el francotirador en el vehículo siguiente, el cual tenía a Gabriel Lee Gonzáles como conductor.

Con Ramírez y Eduardo Daniel Mares en el vehículo principal y Cole y Gonzáles en el segundo vehículo, después de que Ramírez y Mares pasaron por el domicilio de miembros de la pandilla rival, se alega que Ramírez llamó al teléfono celular de Gonzáles y le transmitió la orden anterior de José Nava. El francotirador tiró hacia un grupo de personas, baleando a seis, incluidas una mujer embarazada y una niña de tres años de edad. Dos de esas víctimas, la mujer embarazada y uno de tres hombres baleados, fallecieron a raíz de sus heridas.

La declaración jurada indica que Ramírez, Mares, Cole y Gonzáles supuestamente condujeron los dos vehículos a un taller de hojalatería y pintura donde Cole juntó los cartuchos usados, deshaciéndose de los mismos. Cole, Ramírez y Mares luego se dirigieron al domicilio de un compañero de ALKQN, donde Cole admitió haber dado tiros con el AK-47 y haber matado a por lo menos una persona en el domicilio en el que se encontraban los narcotraficantes rivales.

Una acusación formal es solo una acusación por un gran jurado federal; se presume que el demandado es inocente hasta que se prueba su culpabilidad. Sin embargo, si se les condena, los demandados Nava, Cole, Ramírez, Gonzáles y Mares enfrentan, cada uno, una sentencia legal máxima de muerte o prisión perpetua. Los restantes demandados enfrentan una sentencia legal máxima de prisión perpetua y una multa de hasta 4 millones de dólares.

Al informar que la investigación sigue en curso, el Fiscal Federal Jacks elogió la labor de investigación excelente del Equipo Especial de Control de Drogas y Delincuencia Organizada, las Fiscalías Federales de Midland y El Paso, la Administración de Control de Drogas [Drug Enforcement Administration (DEA)], Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)], Servicio de Inmigración y Control de Aduanas [Immigrations and Customs Enforcement (ICE)], Buró de Control de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego [Bureau of Alcohol, Tobacco and Firearms (ATF)], Servicio de Alguaciles Federales, Departamento de Seguridad Pública de Texas, Departamento de Policía de Lubbock, Oficina del Alguacil del Condado de Lubbock, Departamento de Policía de Midland, Departamento de Policía de Houston, Departamento de Policía de Big Spring, y la Fiscalía Federal del Condado de Howard.

Están a cargo de la acusación en el caso el Fiscal Federal Cody L. Skipper de la Fiscalía Federal de Lubbock y el Abogado Litigante Joseph A. Cooley de la Unidad Antipandillas de la División Criminal del Departamento de Justicia.

###

09-176