Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 19 de junio de 2009
WWW.USDOJ.GOV
CRM
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Ejecutivos de Stanford Financial Group y ex-Presidente del Regulador Banco de Antigua Acusados de Fraude y Obstrucción

Cargos Asociados a Ardid de 7 Billones de Dólares para Defraudar a Inversionistas

Robert Allen Stanford, 59, presidente del consejo de administración del Stanford Financial Group (SFG) con sede en Houston, tres ejecutivos de SFG y el ex-director ejecutivo de la agencia de regulación bancaria de Antigua han sido acusados formalmente de cargos de fraude y obstrucción asociados a un ardid de 7 billones de dólares para defraudar a inversionistas.

También se presentaron cargos en una acusación formal emitida ayer en Houston y revelada hoy contra Laura Pendergest-Holt, 35, directora de inversiones de SFG; Gilberto López, 66, director de contabilidad de SFG; Mark Kuhrt, 37, contralor global de SFG; y Leroy King, 63, ex-administrador y director ejecutivo de la Comisión Reguladora de Servicios Financieros de Antigua. Stanford fue arrestado en Virginia anoche y su comparecencia inicial está programada para hoy, en Richmond. López y Kuhrt fueron arrestados esta mañana y harán su comparecencia inicial en Houston esta tarde. Pendergest-Holt, quien había sido acusada formalmente con anterioridad de cargos asociados a obstrucción, hará su comparecencia inicial por los cargos revelados hoy en Houston en un futuro próximo.

"El Departamento de Justicia eliminará y expondrá enérgicamente los delitos financieros que perjudican a inversionistas inocentes", dijo Lanny A. Breuer, Secretario de Justicia Auxiliar de la División Criminal. "Los inversionistas necesitan acceso a información financiera precisa y veraz a fin de tomar decisiones sobre cómo invertir sus ahorros. Sus ahorros, y, de hecho, la integridad de nuestros mercados de capitales, se encuentran en riesgo cuando se defrauda a inversionistas. Esta época de dificultades económicas hace que la misión del Departamento sea aún más importante".

"El público inversionista necesita que se le asegure que está protegido contra quienes los privarían corruptamente de su seguridad financiera", dijo el Fiscal Federal Tim Johnson del Distrito Sur de Texas. "Cuando personas o entidades comerciales se dedican a actividades fraudulentas diseñadas para privar a los inversionistas de sus activos, dedicaremos todos los recursos necesarios para llevarlos ante la justicia".

"Ardides de delincuencia económica tales como los que se alega aquí hoy son, lamentablemente, demasiado comunes", dijo el Subdirector Kevin Perkins de la División de Investigaciones Criminales del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]. "Estos delitos hieren el alma de nuestra economía y nuestra calidad de vida".

"El Servicio de Impuestos Internos [Internal Revenue Service (IRS)] acompaña a la comunidad federal de las fuerzas del orden público en nuestra determinación de eliminar los ardides financieros que defraudan a inversionistas y al gobierno de EE.UU.", dijo Eileen Mayer, Jefa, Investigaciones Criminales del IRS. "Esto es particularmente verdad en lo que se refiere al fraude financiero internacional, y seguiremos al dinero a fin de llevar ante la justicia a los responsables".

"Los inversionistas de Robert Stanford confiaron a él y a sus asociados, en muchos casos, los ahorros de toda una vida", dijo Gregory Campbell, Inspector Principal Adjunto, Servicio de Inspección Postal de EE.UU. "Cuando se alega que se ha utilizado el Correo de EE.UU. para violar dicha confianza, es nuestra función como Inspectores Postales restaurar la confianza de los Estados Unidos en la integridad de su sistema postal y ayudar a llevar a los transgresores ante la justicia".

De acuerdo con la acusación formal, Stanford y sus co-demandados realizaron un ardid para defraudar a inversionistas que compraron aproximadamente 7 billones de dólares en certificados de depósito administrados por Stanford International Bank Ltd. (SIBL), un banco controlado por Stanford y ubicado en la isla de Antigua. Se alega que Stanford y sus co-demandados hicieron uso indebido y malversación de la mayoría de los activos de los inversionistas, incluido el desvío de más de 1.6 billones de dólares en préstamos personales no revelados otorgados al propio Stanford, engañando a los inversionistas con respecto a la situación financiera del SIBL, su estrategia de inversión y la extensión de su supervisión reguladora por autoridades de Antigua. Por ejemplo, la acusación formal alega lo siguiente:

También de acuerdo con la acusación formal, Stanford, Pendergest-Holt y King conspiraron para ocultar el fraude de la Comisión de Títulos y Valores de EE.UU. [U.S. Securities and Exchange Commission (SEC)] a fin de evitar una investigación por la SEC. Se alega que King proporcionó a Stanford y otros información confidencial que había recibido de una consulta oficial de la SEC sobre un posible fraude contra inversionistas llevado a cabo por el SIBL, para que se pudieran realizar declaraciones falsas adicionales sobre la salud financiera del SIBL y la supervisión reguladora de Antigua. Además, Stanford, Pendergest-Holt y otros supuestamente acordaron que Pendergest-Holt presentara información falsa a la SEC sobre el verdadero valor de la cartera de inversiones del SIBL.

Se acusa a los demandados de un cargo de conspiración para cometer fraude postal, electrónico y de valores; siete cargos de fraude electrónico; diez cargos de fraude postal; y un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero. La acusación formal también acusa a Stanford, Pendergest-Holt y King de conspiración para obstruir un proceso de la SEC. La acusación formal pide la confiscación del producto del fraude de todos los demandados, incluida la confiscación de cuentas bancarias específicas en el extranjero controladas por Stanford, Davis y Pendergest-Holt.

También se reveló hoy una acusación criminal contra James M. Davis, 60, director financiero de SFG, por conspiración para cometer fraude postal, electrónico y de valores; fraude postal; y conspiración para obstruir una investigación de la SEC. La acusación pide la confiscación de hasta 1 billón de dólares en producto del fraude. Davis realizará su comparecencia inicial por estos cargos en Houston en un futuro próximo.

Asimismo, también se reveló hoy una acusación formal emitida en el Distrito Sur de Florida, la cual acusa a Bruce Perraud, 42, un ex-Especialista en Seguridad Global de SFG, por destrucción de registros asociados a una investigación federal. Se alega que Perraud ordenó y supervisó la destrucción de numerosos documentos de SFG guardados en la oficina de SFG de Fort Lauderdale, Fla. después de haber sido avisado que un tribunal federal había ordenado la preservación de documentos de SFG en conexión con una investigación de la SEC y demanda. Perraud fue arrestado en el área de Naples, Fla., esta mañana y hará su comparecencia inicial en un futuro próximo.

Una acusación formal es apenas una acusación y los demandados son considerados inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un juicio, más allá de la duda razonable.

Este caso está siendo investigado por la Oficina Local de Houston del FBI, la División de Investigaciones Criminales de Servicios de Impuestos Internos y el Servicio de Inspección Postal de EE.UU. Están a cargo de la acusación en el caso personal de la Sección de Fraude de la División Criminal, incluidos Paul E. Pelletier, Jefe Adjunto Principal; Jack Patrick, Consejero Principal de Litigios; Matthew Klecka, Abogado Litigante; y Allan Medina, funcionario legal de la Sección de Fraude de la División Criminal, así como Gregg Costa, Fiscal Federal Auxiliar, Distrito Sur de Texas.

La Sección de Confiscación de Activos y Lavado de Dinero de la División Criminal asistió al equipo litigante a través del trabajo realizado con nuestros asociados en el extranjero para facilitar el congelamiento de más de 300 millones de dólares en activos de Stanford en el Reino Unido, Canadá y otros países. La Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal y la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida también proporcionó asistencia en el caso.

###

09-608