Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 26 de junio de 2008
WWW.USDOJ.GOV
CRM
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Ocho residentes del área de Miami acusados en ardid de fraude contra Medicare de 22 millones de dólares asociado a agencias de servicios médicos en el hogar

El Equipo Especial de Ataque al Fraude contra Medicare acusa a individuos, congela activos

WASHINGTON – Ocho residentes del Condado de Miami-Dade, Fla. han sido acusados formalmente en conexión con un supuesto ardid de fraude contra Medicare de 22 millones de dólares, funcionando de empresas de Miami que alegaban especializarse en servicios médicos en el hogar, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal, el Fiscal Federal Interino Jeffrey H. Sloman del Distrito Sur de Florida, y Daniel R. Levinson, Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos [Department of Health & Human Services (HHS)]. Una orden de restricción temporal que congela los activos de los demandados acusados y sus compañías también fue solicitada.

Gladys Zambrana, Javier Zambrana, Enrique Pérez, Alejandro Hernández Quiros alias Alex Hernández, Vanessa Estrada, Vicenta Tellechea, Modesto Hidalgo y Carlos Castañeda fueron acusados en una acusación formal revelada hoy en Miami de conspiración para cometer fraude de servicios médicos. Gladys Zambrana también fue acusada de cuatro cargos de fraude de servicios médicos. Gladys Zambrana y Hernández Quiros fueron acusados de tres cargos cada uno de pagar comisiones ilícitas asociadas a los servicios médicos, mientras que Pérez, Hidalgo y Tellechea fueron acusados de un cargo cada uno de pagar comisiones ilícitas de servicios médicos. Gladys Zambrana, Pérez, Alejandro Quiros, Tellechea y Castañeda también fueron acusados de conspiración para lavar el producto de fraude de servicios médicos.

De acuerdo con la acusación formal, Gladys Zambrana, Pérez y Hernández Quiros operaban la empresa ABS Home Health Care Inc. (ABC), en la cual figuraba Javier Zambrana como su propietario; y Gladys Zambrana y Castañeda operaban la empresa Florida Home Health Care Providers Inc (Florida Home Health), en la cual figuraba Tellechea como su propietario. Tanto ABC como Florida Home Health alegaban ser agencias de servicios médicos en el hogar que atendían a beneficiarios de Medicare. La acusación formal alega que, en ambas agencias, se reclutaban beneficiarios, a quienes se pagaban comisiones ilícitas y sobornos para que sus números de beneficiaros de Medicare fueran utilizados por sus co-conspiradores para presentar reclamos en Medicare por supuestos servicios médicos en el hogar. La acusación formal alega que los servicios no fueron proporcionados y no eran médicamente necesarios.

La acusación formal alega que, además de ejercer la propiedad y el control de las agencias de servicios médicos en el hogar, Hernández Quiros y Castañeda actuaron como reclutadores de beneficiaros de Medicare para ABC y Florida Home Health, respectivamente; e Hidalgo, un asistente médico, falsificó pruebas y registros médicos para que pareciera que los servicios eran necesarios. La acusación formal alega que ABC facturó más de 17 millones de dólares al programa Medicare por servicios prestados entre enero de 2006 y diciembre de 2008 que no eran necesarios por cuestiones médicas y que, en realidad, no fueron prestados. Durante ese periodo, Medicare pagó más de 11 millones de dólares de esos reclamos fraudulentos presentados por ABC. Asimismo, la acusación formal alega que entre octubre de 2007 y marzo de 2009, Florida Home Health facturó más de 5 millones de dólares al programa Medicare por servicios que no eran necesarios por cuestiones médicas y que no fueron, en realidad, proporcionados. Durante ese periodo, Medicare pagó más de 4 millones de dólares de esos reclamos fraudulentos presentados por Florida Home Health.

El cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos conlleva una sentencia máxima de prisión de 10 años. Cada cargo de fraude de servicios médicos presentado conlleva una sentencia máxima de prisión de 10 años y cada cargo de pago de comisiones ilícitas asociadas a los servicios médicos conlleva una sentencia máxima en prisión de cinco años. Conspiración para lavar el producto de fraude de servicios médicos conlleva una sentencia máxima en prisión de 10 años por cargo.

Una acusación formal es una mera acusación y se supone que los demandados son inocentes hasta que se pruebe lo contrario.

En conjunto con el caso criminal, el 24 de junio de 2009, la Fiscalía Federal entabló una demanda civil por agravio judicial bajo la ley de agravio por fraude y obtuvo una orden de restricción temporal congelando los activos de ABC, Florida Home Health, Gladys Zambrana, Javier Zambrana, Pérez, Hernández Quiros, Castañeda y Tellechea. Además, la orden de restricción temporal también congela ciertos activos financieros de otras cuatro empresas de propiedad de los demandados o controladas por los mismos y, supuestamente, utilizadas para lavar dinero obtenido fraudulentamente de Medicare. La intención de la orden de restricción temporal es preservar el producto restante del fraude para recuperación por los Estados Unidos como parte del caso criminal y cualquier proceso civil relacionado.

"Esta acusación formal es un ejemplo poderoso del impacto constante del Equipo Especial de Ataque al Fraude contra Medicare", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer. "A través del análisis de datos actuales, el Equipo Especial se encuentra al frente en lo que se refiere a detener a los defraudadores de servicios médicos".

"Los ardides de fraude de servicios médicos en el sur de la Florida varían desde simples ardides de facturación y proveedores dudosos de equipos médicos durables, a fraudes más sofisticados, incluidos fraude de infusión, fraude contra el Programa Medicare "Advantage", y ahora fraude en la provisión de servicios médicos en el hogar", dijo el Fiscal Federal Interino Jeffrey H. Sloman. "La acción coordinada criminal y civil actual lanza una trompada doble contra los defraudadores de servicios médicos: no sólo fueron atrapados y acusados criminalmente, sino que también se les destituyó del producto ilegal de sus acciones".

"Los arrestos de hoy demuestran que estamos atentos a combatir el fraude de servicios médicos en el hogar, utilizando los recursos de ejecución de todo el gobierno", dijo Daniel R. Levinson, Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos. "Estos ardides de comisiones ilícitas asociados a conspiraciones entre proveedores y beneficiarios desvían millones de dólares de beneficiarios de Medicare que realmente necesitan estos servicios críticos".

Están a cargo de la acusación en el caso el Abogado Litigante N. Nathan Dimock y el Jefe Adjunto Kirk Ogrosky de la Sección de Fraude de la División Criminal. Está cargo del caso civil el Fiscal Federal Auxiliar Ted L. Radway de la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida. El caso fue investigado por el Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] y la Oficina del Inspector General del HHS.

La demanda fue entablada como parte del Equipo Especial de Ataque al Fraude contra Medicare, supervisada por la Sección de Fraude de la División Criminal y el Fiscal Federal Interino Sloman del Distrito Sur de Florida. Desde que se iniciaron las operaciones del Equipo Especial de Ataque en marzo de 2007, se han emitido acusaciones formales en 115 casos que incluyeron a 257 demandados. En conjunto, se alega que estos demandados facturaron al programa Medicare más de 600 millones de dólares.

El Equipo Especial de Ataque al Fraude contra Medicare conjunto con el Departamento de Justicia [Department of Justice (DOJ)] y el HHS es un equipo multi-agencias compuesto por investigadores federales, estatales y locales, diseñado para combatir el fraude contra Medicare a través de técnicas de análisis de datos de Medicare y una mayor concentración en la vigilancia policial comunitaria. En mayo de 2009, el Departamento de Justicia y el HHS anunciaron el Equipo de Acción de Ejecución y Prevención de Fraude de Servicios Médicos [Health Care Fraud Prevention & Enforcement Action Team (HEAT)], una labor conjunta para prevenir el fraude y hacer valer las leyes antifraude actuales en todo el país. Como parte de la iniciativa HEAT, se ampliaron las operaciones del Equipo Especial de Ataque al Fraude contra Medicare desde el Sur de Florida y Los Ángeles a Detroit y Houston. Para conocer más sobre la iniciativa HEAT, visite: www.hhs.gov/stopmedicarefraud .

###

09-631