Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Lunes, 29 de junio de 2009
WWW.USDOJ.GOV
CRM
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Médico de Miami sentenciado a 97 meses de prisión por su papel en un ardid de fraude contra Medicare por un valor de 10 millones de dólares

El médico de Miami Roberto Rodríguez, 54, fue sentenciado hoy a 97 meses en prisión por su papel en un ardid de fraude contra Medicare asociado a servicios de infusión para el VIH. También se le ordenó a Rodríguez pagar más de 9 millones de dólares en restitución al programa Medicare durante la audiencia de emisión de sentencia de hoy ante el Juez Federal de Distrito Paul C. Huck.

Rodríguez se declaró culpable ante el Juez Huck el 23 de marzo de 2009 a conspiración para cometer fraude de servicios médicos. En su declaración de culpabilidad, Rodríguez admitió que era co-propietario y médico practicante de Midway Medical Center Inc. (Midway), una clínica de Miami que alega especializarse en el tratamiento de pacientes con VIH. Rodríguez admitió que, mientras estuvo en Midway, él y sus co-conspiradores facturaban como rutina a Medicare por servicios que eran médicamente innecesarios y, en muchas instancias, nunca provistos. Asimismo, Rodríguez admitió que compró sólo una pequeña fracción de los medicamentos que alegaba haber administrado a pacientes en la clínica.

La mayoría de los servicios supuestamente proporcionados a pacientes en Midway fueron facturados al programa Medicare como tratamientos para la trombocitopenia, un trastorno asociado a un recuento bajo de plaquetas en la sangre. De acuerdo con los documentos de declaración de culpabilidad, ninguno de los pacientes de Midway tuvo recuentos bajos de plaquetas en la sangre. Rodríguez admitió que, para que pareciera que los pacientes tenían, en realidad, bajos recuentos de plaquetas, él y sus co-conspiradores utilizaron a profesionales químicos para que manipularan las muestras de sangre extraídas de pacientes de Midway antes de enviar la sangre a un laboratorio para su análisis. En su declaración de culpabilidad, Rodríguez admitió haber ordenado que pacientes de Midway recibieran medicamentos fabricados para el tratamiento de la trombocitopenia, a pesar de saber que los resultados de laboratorio habían sido falsificados y que los pacientes no tenían, en realidad, dicha enfermedad.

Midway no fue la única clínica en la que Rodríguez supuestamente trató a pacientes de VIH con terapias inyectables y de infusión. En su declaración de culpabilidad, Rodríguez admitió que figuraba como director médico y médico practicante de otras cinco clínicas de infusión para el VIH del área de Miami entre aproximadamente octubre de 2003 y febrero de 2005, donde realizó actividades criminales similares. Específicamente, Rodríguez admitió que él y sus co-conspiradores en las otras clínicas facturaron al programa Medicare por servicios inyectables y de infusión para el VIH que Rodríguez sabía ser médicamente innecesarios y, en algunos casos, nunca fueron provistos. Rodríguez admitió haber causado la presentación de más de 20 millones de dólares en reclamos falsos al programa Medicare en todas sus clínicas, incluida Midway.

Una serie de co-demandados de Rodríguez ya han sido sentenciados por sus papeles en Midway y clínicas relacionadas. El 5 de junio de 2009, en una audiencia de lectura de sentencia ante el Juez Huck, la química Alexis Dagnesses, 44, fue sentenciada a 90 meses en prisión; el asistente médico Gonzalo Nodarse, 38, fue sentenciado a 78 meses en prisión; la asistente médica Alexis Carrazana, 41, fue sentenciada a 72 meses en prisión, y el médico Carlos Garrido, 69, fue sentenciado a 37 meses en prisión. La co-demandada de Rodríguez, Carmen del Cueto, una médica, será sentenciada el 11 de septiembre de 2009.

Estuvo a cargo de la acusación en el caso el Abogado Litigante John K. Neal de la Sección de Fraude de la División Criminal. Investigaron el caso la Oficina del Inspector General de Servicios de Salud y Humanos [Health and Human Services (HHS)] y el Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]. La demanda fue entablada como parte del Equipo Especial de Ataque al Fraude contra Medicare [Medicare Fraud Strike Force (MFSF)], supervisada por el Jefe Adjunto Kirk Ogrosky de la Sección de Fraude de la División Criminal y el Fiscal Federal Interino Sloman del Distrito Sur de Florida. Los fiscales federales han presentado cargos en 115 casos contra 257 demandados en Miami, Los Ángeles y Detroit desde que comenzaron las operaciones del equipo especial de ataque en marzo de 2007. Se alega que, en conjunto, estos demandados han facturado más de 600 millones de dólares fraudulentamente a Medicare.

El Equipo Especial de Ataque al Fraude contra Medicare conjunto con el Departamento de Justicia [Department of Justice (DOJ)] y el HHS es un equipo multi-agencias compuesto por investigadores federales, estatales y locales, diseñado para combatir el fraude contra Medicare a través de técnicas de análisis de datos de Medicare y una mayor concentración en la vigilancia policial comunitaria. En mayo de 2009, el Departamento de Justicia y el HHS anunciaron el Equipo de Acción de Ejecución y Prevención de Fraude de Servicios Médicos [Health Care Fraud Prevention & Enforcement Action Team (HEAT)], una labor conjunta para prevenir el fraude y hacer valer las leyes antifraude actuales en todo el país. Como parte de la iniciativa HEAT, se ampliaron las operaciones del Equipo Especial de Ataque al Fraude contra Medicare desde el Sur de la Florida y Los Ángeles a Detroit y Houston. Para conocer más sobre la iniciativa HEAT, visite:

www.hhs.gov/stopmedicarefraud .

###

09-637