Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 16 de junio de 2009
WWW.USDOJ.GOV
CRT
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Dos hombres de Oregón fueron sentenciados por su papel en un delito federal por odio

Los demandados admiten el incidente de quema de cruz en un domicilio de Medford, Ore., el 26 de mayo de 2008.

Gary Moss, 37, fue sentenciado a 41 meses en prisión federal por conspirar para privar a personas de sus derechos civiles, y el co-conspirador Devan Klausegger, 30, fue sentenciado a 51 meses por el mismo cargo. Ambos demandados deben cumplir tres años de libertad bajo supervisión y pagar restitución a las víctimas por la suma de 3,107 dólares.

De acuerdo con sus acuerdos de declaración de culpabilidad, según establece la acusación formal, el 26 de mayo de 2008, Moss vertió un líquido inflamable con la forma de una cruz y las letras "KKK" en el césped delante de un domicilio alquilado por un afroestadounidense, su esposa hispana y dos hijos pequeños. Luego, Klausegger le entregó a Moss un pequeño dispositivo explosivo que Moss utilizó para iniciar un incendio sobre el césped. El fuego estaba lo suficientemente cerca de la casa de las víctimas como para poner en peligro a la vivienda y sus ocupantes, incluidos los dos niños pequeños de la pareja. Afortunadamente, un vecino tomó una manguera de jardín y extinguió el fuego antes de que las víctimas sufrieran daño.

En conexión con sus declaraciones de culpabilidad en febrero de 2009, Moss y Klausegger admitieron que actuaron con la intención de interferir en los derechos de las víctimas bajo la Ley de Vivienda Justa porque sabían que la persona que alquiló la vivienda era afroestadounidense.

"Los ciudadanos de los Estados Unidos deben ser libres para vivir en un hogar de su elección, libres de amenazas de fanatismo e intimidación. La División de Derechos Civiles enjuiciará a quienes comentan tales actos de odio despreciables en toda la medida de la ley", dijo Loretta King, Secretaria de Justicia Auxiliar Interina de la División de Derechos Civiles.

"Los delitos motivados por el odio racial son una abominación en una sociedad civilizada", dijo el Fiscal federal Immergut. "Esperamos que las sentencias emitidas hoy disuadan a otras personas de exhibir conducta similar".

El caso fue investigado por el Agente Especial Adam Marre de la División de Medford del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]. Estuvieron a cargo de la acusación el Fiscal Federal Auxiliar William (Bud) Fitzgerald y el Abogado Litigante Roy Conn III de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

###

09-595