Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 1° de mayo de 2009
WWW.USDOJ.GOV
AT
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Presidente Contratista de Defensa de Long Island se declara culpable de asignación de contrato a cliente

WASHINGTON – El propietario y presidente de una empresa de diseño y fabricación de Ronkonkoma, N.Y., se declaró culpable de conspirar para asignar un contrato de la Marina de EE.UU. para tiras marinas, anunció hoy el Departamento de Justicia. Las tiras marinas son una especie de equipo de amarrar utilizadas por la Marina de EE.UU. para sujetar municiones y otras provisiones para transporte en barcos y aviones.

Thomas J. DeGirolamo se declaró culpable en el Tribunal Federal de Distrito en Islip, N.Y., a un cargo de participar en una conspiración para asignar un contrato de la Marina de EE.UU. para tiras marinas desde, por lo menos, marzo de 2004 a noviembre de 2007.

"Estos cargos deben servir de recordatorio de que enjuiciaremos a quienes busquen negar las subastas militares competitivas al comprar bienes y servicios, las cuales ayudarían a asegurar el acceso de las fuerzas armadas a bienes y servicios de alta calidad a precios inferiores", dijo Christine A. Varney, Secretaria de Justicia Auxiliar a cargo de la División Antimonopolios del Departamento.

Se acusa a DeGirolamo de llevar a cabo la conspiración con co-conspiradores al:

Éste es el 11° acuerdo de declaración de culpabilidad surgido de una investigación de la industria de amarras militares. Las amarras militares se usan para sujetar vehículos, aeronaves, municiones, contenedores de embarque y otras cargas militares especializadas para transporte terrestre, marítimo y aéreo. Thomas Cunningham y Richard Barko, ejecutivos de un proveedor de bienes militares de Pensilvania, se declaró culpable de manipular subastas para contratos de la Marina de EE.UU. para conjuntos de montacargas de cabestrillo metálico y fueron sentenciados en septiembre de 2008 a pagar multas criminales de 10,000 dólares cada uno. En agosto de 2008, Peck & Hale, una empresa de Defensa de Long Island, N.Y., fue sentenciada a pagar una multa criminal de 275,000 dólares por manipulación de subastas. En junio de 2008, Frank Granizo, ex- presidente de una empresa de transporte de cargas, se declaró culpable de fraude electrónico de servicios honestos. Granizo fue sentenciado hoy a cinco meses de prisión domiciliaria.

Tres empleados de Peck & Hale también se han declarado culpables en esta investigación. Wilson Freire, un ex-gerente de contratos gubernamental, se declaró culpable de un cargo de manipulación de subastas y un cargo de conspiración para aceptar comisiones ilícitas. El 8 de abril de 2009, fue sentenciado a un año y un día en prisión y a pagar restitución por la suma de 20,750 dólares. En abril de 2008, Ransom Soper III, un ex- empleado de ventas, se declaró culpable de un cargo de manipulación de subastas y un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico. Se ha programado la lectura de la sentencia de Soper para el 26 de mayo de 2009. Un ex-director de ventas, Robert Fishetti, se declaró culpable de dos cargos de manipulación de subastas. Fishetti también se declaró culpable de solicitar y aceptar una comisión ilícita de otro subcontratista de bajo escalón a cambio de tratamiento favorable en el otorgamiento de subcontratos para trabajos de acabado en productos suministrados al Departamento de Defensa de EE.UU. En septiembre de 2008, fue sentenciado a pagar una multa criminal por la suma de 10,000 dólares y a un año y dos meses de prisión domiciliaria.

Certified Slings & Supply Inc., una empresa de Defensa de Florida, se declaró culpable de un cargo de manipulación de subastas y fue sentenciada en mayo de 2008 a pagar una multa criminal de 150,00 dólares. Roger Jacobi, el propietario y presidente de un proveedor de artículos militares de Nueva York, también se declaró culpable de un cargo de manipulación de subastas y, en abril de 2008, fue sentenciado a pagar una multa criminal de 20,000 dólares.

Yong Zhu, el presidente una empresa de importación-exportación con sede en Chino, Calif., se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico de servicios honestos. En abril de 2009, fue sentenciado a pagar una multa criminal por la suma de 5,000 dólares, restitución por la suma de 10,000 dólares y cuatro meses de prisión domiciliaria.

DeGiralamo fue acusado de asignar un contrato en violación de la Ley Sherman, lo cual conlleva una sentencia máxima de 10 años de prisión y una multa de 1 millón de dólares para individuos. La multa máxima puede aumentar al doble de las ganancias originadas en el delito o el doble de las pérdidas sufridas por las víctimas del delito, si cualquiera de dichas sumas es superior a la multa máxima legal.

La acusación de hoy es un ejemplo del compromiso asumido por el Departamento de proteger a los contribuyentes estadounidenses contra el fraude de compras, a través de su creación del Equipo Especial Nacional contra el Fraude de Compras. La Iniciativa Nacional de Fraude de Compras, anunciada en octubre de 2006, fue diseñada para promover la detección temprana, identificación, prevención y enjuiciamiento del fraude de compras asociado al aumento de la actividad de contratación para programas de seguridad nacional y otros programas gubernamentales.

La investigación está siendo realizada por la Sección Nacional de Control Criminal de la División Antimonopolios y el Servicio de Investigaciones Criminales de Defensa del Departamento de Defensa de EE.UU. Se insta a cualquier persona con información sobre manipulación de subastas, comisiones ilícitas, fraude u otras conductas anticompetitivas asociadas a equipos de amarra o sistemas de sujeción de cargas militares a que llame a la Sección Nacional de Control Criminal de la División Antimonopolios al (202) 307-6694 o la Oficina de Long Island del Servicio de Investigaciones Criminales de Defensa al (631) 420-4302.

###

09-422