Sello del Departamento de JusticiaDepartamento de Justicia
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 6 de mayo de 2009
WWW.USDOJ.GOV
ENRD
(202) 514-2007
TDD (202) 514-1888

Ingeniero principal sentenciado por ocultar contaminación realizada por buque

WASHINGTON – Carmelo Oria, un ciudadano español que era el ingeniero jefe de la embarcación M/T Nautilus de bandera chipriota, fue sentenciado hoy en el Tribunal Federal de Distrito en Massachusetts por mantener registros imprecisos que ocultaban descargas ilegales de agua de sentina contaminada con petróleo del M/T Nautilus, anunció el Departamento de Justicia. Oria fue sentenciado a un mes en prisión, seguido de un periodo de dos años de libertad bajo supervisión y una multa de 3,000 dólares.

Oria se declaró culpable el 9 de marzo de 2009 a violar la Ley para Prevenir la Contaminación por Buques con base en su papel en la descarga de agua de sentina contaminada con petróleo directamente al océano, del M/T Nautilus, y luego dejar de registrar la descarga en los registros del buque.

La investigación del gobierno comenzó en marzo de 2008, cuando inspectores de la Guardia Costera de EE.UU. examinaron al M/T Nautilus, al arribar el buque a St. Croix, Islas Vírgenes Estadounidenses, y luego en el Puerto de Boston. El M/T Nautilus es un buque petrolero con capacidad para 26,794 toneladas brutas, propiedad de la empresa Iceport Shipping Company Ltd.., operada por la empresa Consultores de Navegación S.A. con sede en España.

Operaciones de la sala de máquinas a bordo de grandes barcos oceánicos como el M/T Nautilus generan grandes cantidades de desechos de petróleo y desechos de sentina contaminados con petróleo. Las leyes internacionales y estadounidenses prohíben verter desechos con más de 15 partes por millón de petróleo y sin tratamiento de un separador de agua empetrolada y un equipo de detección de petróleo: un dispositivo obligatorio de prevención de contaminación. La ley también exige que todas las descargas al océano sean registradas en un libro de registros de petróleo, un registro obligatorio periódicamente inspeccionado por la Guardia Costera de EE.UU.

Oria fue Ingeniero Jefe a bordo del M/T Nautilus entre enero y marzo de 2008 y fue responsable por todas las operaciones de la sala de motores. En dicha época, Oria ordenó a la tripulación de la sala de motores que lanzara agua de sentina contaminada con petróleo de las sentinas del buque directamente al océano. Cuando el M/T Nautilus ingresó al Puerto de Boston el 22 de marzo de 2008, el registro del buque, por cuyo mantenimiento era responsable Oria, no incluía la descarga a bordo del agua de sentina contaminada por petróleo.

"Esta sentencia transmite un mensaje fuerte y claro a las tripulaciones y empresas similares de que descargar contaminación directamente a bordo e intentar ocultar el hecho conlleva penalidades", dijo John C. Cruden, Secretario de Justicia Auxiliar Interino de la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Departamento de Justicia. "Las empresas marítimas y sus empleados deben comprender que las violaciones de las leyes de nuestra nación son graves y que el Departamento de Justicia se encuentra listo para enjuiciar a quienes elijan ignorarlas".

"Es nuestra esperanza que este caso transmita un mensaje fuerte a quienes, en la comunidad marítima, intenten ignorar las leyes de nuestro país contra la contaminación. Es necesario asegurar que las compañías se den cuenta de que se tomará muy en serio la violación de nuestras leyes ambientales, lo cual acabará por costarles más que deshacerse legalmente de los desperdicios", dijo Michael K. Loucks, Fiscal Federal Interino para el Distrito de Massachusetts.

"La Guardia Costera se compromete a trabajar con la industria marítima y asociados de las fuerzas del orden público federales, estatales y locales en proteger al ambiente marítimo de EE.UU. de personas que contaminen nuestras aguas", dijo el Contraalmirante Dale G. Gabel, Comandante del Primer Distrito de la Guardia Costera en Boston, Mass. "Cuando ocurran estas violaciones, la Guardia Costera trabajará con sus asociados para asegurar que los transgresores sean responsabilizados de acuerdo con la ley".

Este caso fue investigado por el Servicio de Investigación de la Guardia Costera de EE.UU. Estuvieron a cargo de la acusación en el caso la Fiscal Federal Auxiliar Linda M. Ricci de la Unidad de Delitos Económicos de Loucks de la Fiscalía Federal, el Abogado Litigante Todd Mikolop de la Sección de Delitos Ambientales del Departamento de Justicia, y el Fiscal Federal Auxiliar Especial Christopher Jones de la Oficina Legal del Primer Distrito de la Guardia Costera de EE.UU.

###

09-442