busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 13 de noviembre de 2009
Residente de Virginia se declara culpable de sobornar a funcionarios panameños por contrato marítimo
WASHINGTON – Charles Paul Edward Jumet del Condado de Fluvanna, Va., se declaró culpable hoy en conexión con su papel en una conspiración para pagar sobornos a funcionarios gubernamentales panameños para que se adjudicara un contrato marítimo, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar de la División de lo Penal Lanny A. Breuer, el Fiscal Federal para el Distrito Este de Virginia Neil H. MacBride, Joseph Persichini Jr., Director Auxiliar a Cargo de la Oficina Local de Washington del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)], Jennifer Smith Love, Agente Especial a Cargo de la Oficina Local de Richmond del FBI y James A. Dinkins, Agente Especial a Cargo de la Oficina de Investigaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU., Washington.

Jumet, 53, se declaró culpable ante el Juez Federal Magistrado Dennis W. Dohnal en Richmond, Va., de una acusación de dos cargos de conspiración para realizar pagos corruptos a funcionarios gubernamentales extranjeros con la finalidad de lograr negocios para Ports Engineering Consultants Corporation (PECC), en violación de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero [Foreign Corrupt Practices Act (FCPA)] y realizar una declaración falsa.

PECC, una empresa organizada bajo las leyes de Panamá, estaba afiliada a Overman Associates, una firma de ingeniería con sede en Virginia Beach, Va. De acuerdo con la declaración de culpabilidad de Jumet, PECC fue creada para que Jumet, Overman Associates y otros pudieran obtener corruptamente un contrato marítimo del gobierno panameño.

De acuerdo con el expediente judicial, Jumet participó en una conspiración para pagar dinero secretamente a funcionarios gubernamentales panameños por adjudicar contratos a PECC para el mantenimiento de faros y boyas a lo largo de la vía fluvial de Panamá. En diciembre de 1997, el gobierno panameño adjudicó a PECC una concesión de 20 años sin licitación para realizar estas tareas. A cambio de la concesión, Jumet y otros autorizaron pagos corruptos a funcionarios gubernamentales panameños.

En 2000, la Oficina de Contralor General de Panamá suspendió el contrato mientras investigaba la decisión del gobierno de adjudicarle a PECC un contrato sin pedir propuestas de otras firmas. En 2003, el gobierno de Panamá reanudó los pagos a PECC.

En conexión con su declaración de culpabilidad, Jumet admitió que, por lo menos desde 1997 hasta aproximadamente julio de 2003, él y otros conspiraron para realizar pagos corruptos por un total de más de 200,000 dólares al ex administrador y administrador adjunto de la Autoridad Nacional de Puertos Marítimos de Panamá y a una ex autoridad ejecutiva electa de alto rango de la República de Panamá.

En su declaración de culpabilidad, Jumet también admitió que, a sabiendas, realizó una declaración falsa a agentes federales sobre un cheque de "dividendos" pagadero al portador por la suma de 18,000 dólares, el cual fue endosado y depositado en una cuenta perteneciente a la autoridad ejecutiva electa de alto rango. Jumet admitió que alegó falsamente que este cheque de "dividendos" era una donación para la campaña de reelección de la autoridad de alto rango. Jumet también admitió que, de hecho, el cheque de "dividendos" fue entregado al ex funcionario como un pago corrupto por permitir que la adjudicación a PECC del contrato del gobierno panameño.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Jumet ha aceptado colaborar con el Departamento de Justicia en la investigación en curso. El cargo de conspiración conlleva una pena máxima de cinco años en prisión y una multa de 250,000 dólares o el doble de las ganancias o pérdidas brutas provenientes del ardid; de los anteriores, el que resulte mayor. El cargo de declaración falsa conlleva una pena máxima de cinco años en prisión y una multa de 250,000 dólares. La lectura de la sentencia está programada para el 12 de febrero de 2010.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso la Abogada Litigante Rina Tucker Harris de la Sección de Fraude de la División de lo Penal y el Fiscal Federal Auxiliar Michael S. Dry de la Fiscalía Federal para el Distrito Este de Virginia. El caso fue investigado por la Oficina Local de Washington del FBI, la Oficina Local de Richmond del FBI y la Oficina de Investigaciones del ICE en Richmond y Washington.

09-1229
División de lo Penal