busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 19 de noviembre de 2009
Statoil ASA cumple obligaciones bajo un acuerdo de enjuiciamiento diferido y los cargos de cohecho en el extranjero son desestimados
Después de tres años de cumplir con sus obligaciones bajo un acuerdo de enjuiciamiento diferido, los cargos contra Statoil ASA por violar las disposiciones contra el cohecho y de contabilidad de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero [Foreign Corrupt Practices Act (FCPA)] han sido desestimados con pérdida de derecho de nuevo juicio. Statoil es una empresa petrolera internacional con sede en Noruega y que negocia sus acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York.

"Tres años de esfuerzos diligentes de Statoil para resolver conducta indebida en el pasado y fallas de cumplimiento graves han llevado a que se desestimaran los cargos de cohecho en el extranjero contra la empresa", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer. "El sobornar a funcionarios de gobiernos extranjeros y luego intentar disimular los pagos no puede ser un procedimiento operativo estándar. Las empresas con programas de cumplimiento fuertes arriesgan mucho menos que las empresas que intentan realizar posibles violaciones de la FCPA".

"Este caso demuestra que los acuerdos de enjuiciamiento diferido contra empresas puede funcionar como un importante terreno medio entre rehusarse al enjuiciamiento y obtener la condena de la empresa", dijo el Fiscal Federal Prett Bharara. "El enjuiciamiento diferido en este caso ayudó a restaurar la integridad de las operaciones de Statoil y preservar su viabilidad financiera, asegurando, al mismo tiempo, que haya mejorado lo que obviamente era un programa de cumplimiento y contra la corrupción que falló".

El 13 de octubre de 2006, el Departamento de Justicia presentó una información penal alegando que, en 2001 y 2002, Statoil buscó ampliar sus negocios internacionalmente y se concentró específicamente en Irán como un país para lograr derechos de petróleo y gas. En ese momento, Irán estaba asignando contratos para el desarrollo del campo South Pars, uno de los mayores campos de gas natural del mundo. En 2001, Statoil desarrolló contactos con un funcionario del gobierno iraní que podía ejercer influencias sobre la asignación de contratos de petróleo y gas en Irán, y comenzó a negociar con el mismo. Luego Statoil realizó un "contrato de consultoría" con una empresa intermediaria extranjera. La finalidad del "contrato de consultoría" - el cual exigía un pago de más de 15 millones de dólares a lo largo de 11 años - era inducir al funcionario iraní a utilizar sus influencias para ayudar a Statoil a obtener un contrato para el desarrollo de partes del campo South Pars, y abrir puertas a futuros proyectos de petróleo y gas iraníes. Se realizaron por transferencia cablegráfica dos pagos de sobornos por un total de más de 5 millones de dólares, y se le adjudicó a Statoil un contrato de desarrollo de South Pars que se preveía rendiría millones de dólares en ganancias. La información penal acusó a Statoil de violar la FCPA al realizar pagos corruptos, y también de cometer fraude de títulos al falsificar sus libros y registros al hacer figurar a los sobornos como "honorarios de consultoría".

De acuerdo con el acuerdo de enjuiciamiento diferido, Statoil reconoció haber realizado los pagos corruptos, acordó pagar una multa de 10.5 millones de dólares, y aceptó la designación de un consultor en cumplimiento independiente por un periodo de tres años para que analizara e informara periódicamente sobre el cumplimiento por la empresa del acuerdo de enjuiciamiento diferido y realizar una revisión exhaustiva de los controles, políticas y procedimientos de Statoil asociados al cumplimiento de la FCPA. Bajo los términos del acuerdo de enjuiciamiento diferido, la información penal debía quedar pendiente hasta ser desestimada o enjuiciada para permitir que Statoil demostrara su buena conducta.

El Departamento de Justicia ha recibido el informe final del consultor de cumplimiento y ha determinado que Statoil ha cumplido plenamente con todas sus obligaciones bajo el acuerdo de enjuiciamiento diferido, incluida la obligación de adoptar las recomendaciones del consultor en cumplimiento asociadas al cumplimiento. De tal forma, el 18 de noviembre de 2009, el Departamento presentó un pedido al tribunal para que desestimara sin derecho a nuevo enjuiciamiento la información penal contra Statoil. Ayer, en el tribunal federal en Manhattan, el Juez Federal de Distrito Richard J. Holwell aprobó el pedido y desestimó los cargos.

Estuvieron a cargo de este caso el Jefe Adjunto Mark F. Mendelsohn de la Sección de Fraude y el Fiscal Federal Auxiliar Ray Lohier y la ex Fiscal Federal Auxiliar Deborah landis del Distrito Sur de Nueva York. El Abogado Litigante de la Sección de Fraude Joseph Capone también brindó asistencia en este caso.

09-1257
División de lo Penal