busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Lunes, 23 de noviembre de 2009
Mujer de Colombia se declara culpable de participar en la defraudación del Export-Import Bank de los Estados Unidos por más de 1 millón de dólares

Febe Durango-Rueda, 52, ciudadana de Colombia, se declaró culpable el 20 de noviembre de 2009 de participar en un ardid para defraudar al Export-Import Bank (Ex-Im Bank) de los Estados Unidos por más de 1 millón de dólares.

Durango se declaró culpable ante el Juez Richard W. Roberts en el Tribunal Federal de Distrito en Washington de un cargo de conspiración para defraudar al Ex-Im Bank y cometer fraude postal. Durango fue arrestada por agentes especiales de la Oficina del Inspector General del Ex-Im Bank el 4 de mayo de 2009 en el Aeropuerto Internacional de Miami mientras intentaba ingresar a los Estados Unidos. Según el expediente judicial, el Ex-Im Bank es una agencia estadounidense independiente que asiste en la exportación de bienes y servicios estadounidenses a empresas del extranjero, en parte otorgando garantías de préstamos a compradores extranjeros de bienes de los EE.UU.

De acuerdo con los documentos de declaración de culpabilidad, Durango era presidente de Droservicios Ltda., una empresa colombiana de servicios médicos. Durango admitió que ella y terceros falsificaron estados financieros que Droservicios presentó al Ex-Im Bank en apoyo a una garantía de préstamo para un contrato de más de 1.3 millones de dólares.

Específicamente, Durango y terceros solicitaron una garantía de préstamo de Ex-Im Bank que supuestamente era para mejorar los servicios de alquiler de equipos médicos especializados a instituciones de salud públicas por parte de Droservicios. Según la solicitud, los equipos médicos especializados incluirían un tomógrafo y una unidad de mamografía, así como también otros equipos médicos de obtención de imágenes. Durango admitió que ella y terceros luego enviaron equipos médicos de un valor mucho menor al de los equipos médicos especializados por los que se había pedido el préstamo garantizado por el Ex-Im Bank e inventaron facturas para reflejar fraudulentamente que los equipos médicos especializados habían sido comprados y enviados. Durango reconoció que ella y terceros se dividieron la diferencia entre el monto del préstamo y el precio de compra de los equipos médicos de menor valor que realmente fueron comprados y enviados. Según el expediente judicial, Durango y terceros luego dejaron que el préstamo quedara moroso, lo que hizo que el Ex-Im Bank tuviera que cumplir su obligación de saldar la deuda. El Ex-Im Bank, sin conocer el fraude cometido por Durango y terceros, pagó más de 1.3 millones de dólares para cumplir con la garantía.

La lectura de la sentencia de Durango está programada para el 4 de febrero de 2010. Durango enfrenta una pena máxima de cinco años de prisión y una multa de 250,000 dólares. Según la declaración de culpabilidad, Durango ha aceptado pagar 139,064 dólares de confiscación y hacer una restitución plena de 1,332,081 dólares.

El ardid fue descubierto inicialmente por personal del Ex-Im Bank en octubre de 2006 y remitido a la Oficina del Inspector General del Ex-Im Bank en 2007 para que se realizara una investigación más profunda. Están a cargo de la acusación en el caso los Abogados Litigantes Nicole H. Sprinzen y Brigham Cannon de la Sección de Fraude de la División de lo Penal. Están a cargo de la investigación en el caso la Oficina del Inspector General del Ex-Im Bank y el Servicio de Inspección Postal de los EE.UU.

09-1274
División de lo Penal