busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Lunes, 23 de noviembre de 2009
Spammer de Detroit y tres coconspiradores sentenciados por ardid de fraude multimillonario de acciones por correo electrónico

Cuatro personas fueron sentenciadas hoy por la Jueza Federal de Distrito Marianne O. Battani en un tribunal federal de Detroit por sus papeles en un amplio ardid de fraude con acciones internacionales que incluyó el uso ilegal de correos electrónicos comerciales en grandes cantidades, también conocido como "spamming".

Alan M. Ralsky, 64, de West Bloomfield, Mich., y Scott Bradley, 48, también de West Bloomfield, fueron sentenciados a 51 meses y 40 meses de prisión, respectivamente, por conspirar para cometer fraude telegráfico, fraude postal y violar la Ley CAN-SPAM, y también por cometer fraude telegráfico, realizar lavado de dinero y violar la Ley CAN-SPAM. Ralsky y Bradley también fueron sentenciados a 5 años de libertad bajo supervisión cada uno después de sus respectivas condenas a prisión, y se ordenó la confiscación de 250,000 dólares a cada uno, que los Estados Unidos realizaron en diciembre de 2007.

How Wai John Hui, 51, un residente de Hong Kong y Canadá, fue sentenciado a 51 meses de prisión por conspirar para cometer fraude telegráfico, fraude postal y violar la Ley CAN-SPAM, y también por cometer fraude telegráfico y realizar lavado de dinero. Hui fue sentenciado a 3 años de libertad bajo supervisión después de cumplir su condena de prisión, y aceptó la confiscación de 500,000 dólares por parte de los Estados Unidos.

John S. Brown, 45, de Fresno, Calif. fue sentenciado a 32 meses de prisión por conspirar para cometer fraude telegráfico, fraude postal y violar la Ley CAN-SPAM, y también por conspirar para cometer fraude informático al crear un botnet y por violar la Ley CAN-SPAM. Un botnet es una red de computadoras que han sido infectadas por software malicioso. Bown fue sentenciado a 3 años de libertad bajo supervisión después de cumplir su condena de prisión, y aceptó la confiscación de 120,000 dólares por parte de los Estados Unidos.

"La sentencia de hoy envía un fuerte mensaje a los "spammers" que tienen como objetivo manipular transacciones financieras y el mercado de valores a través de avisos ilegales por correo electrónico", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer. "Las personas que utilizan correos electrónicos para elevar los precios de las acciones y obtener ganancias ilícitas serán enjuiciadas y enfrentarán importantes condenas a prisión".

"Con la condena de hoy del autoproclamado ‘Padrino del Spam’, Alan Ralsky, y tres otras personas que tuvieron papeles centrales en un ardid complejo de inflado y venta de acciones, el Tribunal ha dejado en claro que promover el fraude a través del abuso de Internet conllevará muchos años de prisión", dijo el Fiscal Federal Terrence Berg para el Distrito Este de Michigan. "Felicito al Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)], el Servicio de Inspección Postal y la División de Investigación Penal de Servicios de Impuestos Internos [Internal Revenue Service (IRS)] por su investigación decidida y exhaustiva en este caso, que llevó al resultado de hoy".

"A través de esta conspiración, Ralsky y los demás lograron manipular el mercado de valores y maximizar sus ganancias. Inundaron nuestras casillas de correo electrónico con spam e intentaron usar un botnet para invadir nuestras computadoras para que los asistieran en su ardid. Las investigaciones de delitos cibernéticos son una de las principales prioridades del FBI y seguiremos investigando enérgicamente a las personas que utilizan computadoras y se escoden detrás de ellas para cometer diversos delitos", dijo Andrew G. Arena, Agente Especial a Cargo, FBI.

"En el mundo competitivo actual de los negocios internacionales, siempre existirán personas que manipulen ilegalmente el sistema para su propio beneficio", dijo Maurice Aouate, Agente Especial a Cargo de Investigaciones Penales de Servicios de Impuestos Internos [Internal Revenue Service Criminal Investigation (IRS-CI)]. "La IRS-CI seguirá rastreando diligentemente el dinero y asistiendo en la incautación y confiscación de cualquier ganancia ilícita de sus prácticas comerciales ilegales".

"Hoy representa una victoria para todos los que confían su dinero a terceros dentro de la economía estadounidense", dijo Joseph A. Pirone, Inspector Postal a Cargo de los EE.UU. "Los Inspectores Postales han protegido a los estadounidenses de quienes usan el correo de los EE.UU. con fines fraudulentos desde la aprobación del Estatuto de Fraude Postal en 1872. La condena de Ralsky y Bradley demuestra el compromiso constante del Servicio de Inspección Postal de proteger al público".

Según el expediente judicial, desde enero de 2004 hasta septiembre de 2005, Ralsky, Bradley, Judy Devenow, Bown, William Neil, James Bragg, James Fite, Hui, Francis Tribble y otros supuestamente participaron en un conjunto de conspiraciones ideadas para usar correos electrónicos tipo spam para manipular acciones con poca liquidez y obtener ganancias vendiendo esas acciones una vez que los precios de las acciones aumentaran cuando los receptores de los mensajes de spam compraran las acciones promovidas.

Ralsky se desempeñaba como director general ejecutivo y principal negociador de la operación de spam. Bradley, yerno de Ralsky, se desempeñaba como el director general financiero y director de operaciones de la operación de spam. Bown, que era director general ejecutivo de una empresa de servicios de Internet, GDC Layer One, era el director general de tecnología de la operación de spam. Hui, que era el director general ejecutivo de China World Trade, era el principal negociador en representación de las empresas cuyas acciones se promovían mediante spam.

Según el expediente judicial, muchos de los correos electrónicos de spam promovían acciones de poca liquidez que figuraban en el "suplemento rosa" de empresas estadounidenses que eran propiedad y eran controladas por personas en Hong Kong y China. Los correos spam contenían información materialmente falsa y engañosa u omisiones y eran creados y enviados usando programas de software que dificultaban detectar que provenían de los conspiradores. Según la acusación formal, los conspiradores usaban comunicaciones telegráficas, el correo de los EE.UU. y transportistas comunes para perpetrar sus fraudes. Los conspiradores también realizaron lavado de dinero de millones de dólares generados por su compraventa manipuladora de valores.

Según la acusación formal, los demandados emplearon diversos métodos ilegales para maximizar la cantidad de spam que evadía dispositivos de bloqueo de spam y engañaban a los receptores para que abrieran los anuncios del spam y respondieran a ellos. Estos métodos incluían el uso de "encabezados" falsificados en los mensajes de correo electrónico, el uso de computadoras con servidores de terceros para reenviar el spam, el uso de nombres de dominio con registro falso para enviar el spam y la realización de declaraciones falsas en el contenido publicitario de algunos de los mensajes de correo en cuestión.

Los demandados fueron acusados formalmente en el Distrito Este de Michigan en diciembre de 2007. Ralsky, Bradley, Bown, William Neil, Bragg y Fite se declararon culpables en junio de 2009, mientras que Hui se declaró culpable en diciembre de 2008. Tribble y Devenow se declararon culpables en octubre de 2008. Tribble, Devenow, William Neil, Bragg y Fite tienen programada para mañana la lectura de su sentencia por parte del Juez Battani.

Anki Neil y Peter Severa también son nombrados como demandados en la acusación formal emitida en el Distrito Este de Michigan y sus casos siguen pendientes. Una acusación formal es apenas una acusación y los demandados son considerados inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un juicio, más allá de la duda razonable.

Los cargos surgieron después de que una investigación que duró 3 años y fue encabezada por FBI, con asistencia del Servicio de Inspección Postal de los EE.UU. e IRS-CI, revelara una operación de spam sofisticada y extendida. La Oficina Regional en Filadelfia de la Comisión de Títulos y Valores de los EE.UU. brindó una gran ayuda constante en este caso. Están a cargo de la acusación en el caso el Fiscal Federal Terrence Berg, la Fiscal Federal Auxiliar Julie Beck y los Abogados Litigantes Thomas Dukes y Mona Sedky de la Sección de Delitos de Informática y Propiedad Intelectual de la División de lo Penal.

09-1275
División de lo Penal