busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 6 de abril de 2010
Asistente médica se declara culpable de su papel en un ardid de terapia de infusión e inyección en Detroit para defraudar a Medicare

Una residente del área de Detroit se declaró culpable hoy de su papel en un ardid de terapia de infusión e inyección para defraudar a Medicare, anunciaron los Departamentos de Justicia y de Salud y Servicios Humanos [Health and Human Services (HHS)].

Miriam Freytes, 49, se declaró culpable hoy de un cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos ante la Jueza Federal de Distrito Denise Page Hood del Distrito Este de Michigan. En la emisión de la sentencia, programada para el 5 de agosto de 2010, Freytes enfrenta una sentencia máxima de 10 años en prisión y una multa de 250,000 dólares.

De acuerdo con el expediente de declaración de culpabilidad, Freytes realizó un acuerdo aproximadamente en diciembre de 2005 para la provisión de servicios a Dearborn Medical Rehabilitation Center (DMRC), una empresa que supuestamente brindaba servicios de terapia de infusión e inyección a beneficiarios de Medicare. De acuerdo con el expediente judicial, los beneficiarios de Medicare eran reclutados por coconspiradores y se les pagaba para que firmaran documentos afirmando que habían recibido infusiones e inyecciones de medicamentos especializados que, en realidad, no habían recibido.

Freytes admitió que, como asistente médica en DMRC, administró infusiones e inyecciones de medicamentos especializados a beneficiarios de Medicare, los cuales eran facturados por la clínica. Freytes también admitió que permitió que coconspiradores en DMRC presentaran facturas fraudulentas a Medicare utilizando los números de identificación suyo y de su hijo, por servicios que no eran necesarios ni habían sido provistos. La conducta de Freytes resultó en más de 1 millón de dólares facturados por DMRC a Medicare, quien pagó aproximadamente 727,000 dólares por servicios innecesarios o servicios que no habían sido provistos.

El resultado de hoy fue anunciado por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; la Fiscal Federal para el Distrito Este de Michigan Barbara L. McQuade; el Agente Especial a Cargo Andrew G. Arena de la Oficina Local de Detroit del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; y el Agente Especial a Cargo Lamont Pugh III de la Oficina Regional de Chicago del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Oficina del Inspector General [U.S. Department of Health and Human Services, Office of Inspector General’s (HHS-OIG)].

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso el Abogado Litigante Principal John K. Neal y el Abogado Litigante Gejaa T. Gobena de la Sección de Fraude de la División Criminal y el Fiscal Federal Auxiliar Especial Thomas Beimers del Distrito Este de Michigan. El caso fue investigado por el FBI y HHS-OIG, y se inició como parte de la Unidad Especial al Fraude contra Medicare, supervisada por la Sección de Fraude de la División Criminal y la Fiscalía Federal para el Distrito Este de Michigan.

Desde su creación en marzo de 2007, las operaciones de las Unidades Especiales en siete distritos obtuvieron las acusaciones formales de más de 500 individuos que, en conjunto, facturaron de manera fraudulenta al programa Medicare aproximadamente $1.1 billones de dólares. Además, los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid del HHS, trabajando en conjunto con la HHS-OIG, están tomando medidas para aumentar la responsabilización y reducir la presencia de proveedores fraudulentos.

Para obtener más información sobre el Equipo de Control y Prevención de Fraude de Servicios Médicos [Healthcare Fraud Prevention and Enforcement Action Team (HEAT)], visite: www.stopmedicarefraud.gov

10-372
División Criminal