busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 14 de abril de 2010
Ex agente del Buró de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego [Bureau of Alcohol, Tobacco and Firearms (ATF)] se declara culpable de realización de declaraciones falsas

Ramón Bazán, un ex Agente Especial del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos [Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives (ATF)] se declaró culpable hoy en el Tribunal Federal de Distrito en el Distrito de Columbia de una acusación formal de un cargo de realización de declaraciones falsas en conexión con una serie de referidos para visa fraudulentas, anunció el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal.

De acuerdo con el expediente judicial, Bazán, 57, fue Agregado Auxiliar del País del ATF en la Embajada de EE.UU. en la Ciudad de México, México, de 2003 a 2008. Durante ese tiempo, la embajada mantuvo un programa de referidos para visas que ayudaba a acelerar el procesamiento de solicitudes de visas para ciudadanos mexicanos que no eran inmigrantes y otros ciudadanos extranjeros, cuyos viajes a los Estados Unidos promoverían los intereses nacionales de los Estados Unidos o la labor diplomática de EE.UU. en México. Como Agregado Auxiliar del País del ATF, Bazán tenía autoridad para realizar referidos para visas a través de este programa.

Desde febrero de 2006 y hasta agosto de 2008, Bazán presentó referidos para visas fraudulentas en nombre de ciudadanos mexicanos amigos y, en algunos casos, parientes de compañeros de Bazán. De acuerdo con el expediente judicial, Bazán admitió que, en conexión con estos referidos, declaró falsamente que los solicitantes de las visas eran contactos oficiales del ATF y que los solicitantes proveían asistencia necesaria al ATF. Bazán también admitió que declaró falsamente que ciertos solicitantes estaban asociados al programa canino del ATF y que la finalidad del viaje de los solicitantes a los Estados Unidos era visitar el centro canino del ATF en Front Royal, Va. De hecho, de acuerdo con el expediente judicial, las personas en cuyo nombre Bazán presentó los referidos fraudulentos para visas no eran contactos oficiales del ATF, no habían provisto asistencia al ATF y no estaban asociados al programa canino del ATF.

Bazán enfrenta una sentencia máxima de cinco años en prisión, una multa de $250,000 dólares y tres años de libertad bajo supervisión después de haber cumplido su sentencia en prisión. Se ha programado la lectura de la sentencia de Bazán para el 9 de julio de 2010, ante el Juez Federal de Distrito Paul L. Friedman.

Están a cargo de la acusación en este caso los Abogados Litigantes Justin V. Shur y Marc E. Levin de la Sección de Integridad Pública de la División Criminal. Este caso está siendo investigado por el Departamento de Justicia, Oficina del Inspector General; el Buró de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado de EE.UU.; y la Oficina de Responsabilidad Profesional del ATF.

10-408
División Criminal