busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 15 de abril de 2010
Reclutador de pacientes del área de Detroit fue sentenciado a 27 meses en prisión debido a ardid de fraude contra Medicare

Un hombre de Michigan fue sentenciado hoy en Detroit a 27 meses en prisión por su papel en una conspiración de gran alcance para defraudar al programa Medicare, anunciaron los Departamentos de Justicia y de Salud y Servicios Humanos [Health and Human Services (HHS)]. El Juez Federal de Distrito Gerald E. Rosen también ordenó que Wayne Smith, de Jackson, Mich., pagara $4.9 millones de dólares en restitución, junto con sus codemandados, así como a cumplir con tres años de libertad bajo supervisión una vez cumplida su sentencia en prisión.

Smith, 47, se declaró culpable el 10 de diciembre de 2009, de un cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos. Entre aproximadamente octubre de 2006 y marzo de 2007, Smith y sus coconspiradores causaron que más de $6.5 millones de dólares en reclamos fraudulentos fueran presentados al programa Medicare por servicios supuestamente provistos por Sacred Hope Center, Inc. y Xpress Center Inc., supuestas clínicas de infusión. En realidad, Medicare pagó más de $4.9 millones de dólares de esos reclamos.

Las pruebas presentadas durante la audiencia de lectura de sentencia establecieron que, a partir de aproximadamente octubre de 2006 y hasta marzo de 2007, Smith reclutó más de 40 pacientes para Sacred Hope y Xpress Center. Ambas clínicas existían con la finalidad de causar la facturación a Medicare de reclamos ficticios por servicios de terapia de inyección e infusión. De acuerdo con el expediente judicial, los propietarios de Sacred Hope y Xpress Center, incluidos los residentes en Miami Daisy Martínez y José Rosario, llegaron a Detroit para inaugurar las clínicas debido al fuerte escrutinio de las clínicas de infusión fraudulentas por las fuerzas del orden público en Florida. Smith fue contratado para reclutar y pagar comisiones ilícitas para que beneficiarios de Medicare fueran a la clínica. Daisy Martínez, José Rosario y más de una docena más de demandados se declararon culpables con anterioridad o fueron condenados en juicio por sus papeles en las dos clínicas fraudulentas. Martínez fue sentenciado recientemente a 96 meses en prisión por su papel en el ardid.

De acuerdo con pruebas presentadas en el tribunal, durante la época en que Sacred Hope y Xpress Center estuvieron abiertas, las clínicas facturaron, como rutina, al programa Medicare por servicios supuestamente realizados, pero, en realidad, dichos servicios eran médicamente innecesarios y/o nunca fueron provistos. Las pruebas presentadas en la lectura de la sentencia y durante el enjuiciamiento del Dr. Toe Myint, el médico de Sacred Hope, demostraron que los propietarios de las clínicas compraron solo una pequeña fracción de los medicamentos por los que la clínica facturó a Medicare. De acuerdo con las pruebas presentadas en el juicio, se recetaban medicamentos en la clínicas no por una necesidad médica, sino según qué medicamentos podían generar reembolsos de Medicare.

Las pruebas presentadas en la emisión de la sentencia establecieron que los beneficiarios de Medicare no eran referidos a Sacred Hope o Xpress Center por sus médicos de atención primaria, ni por ningún otro fin médico legítimo, sino que eran reclutados por Smith para que asistieran a la clínica mediante el pago de comisiones ilícitas. Smith reclutaba a los beneficiarios en el centro de Detroit y los transportaba a Southfield y Livonia, Mich., suburbios de Detroit, donde estaban ubicadas las clínicas. Las pruebas presentadas en el enjuiciamiento demostraron que, a cambio por las comisiones ilícitas que Smith les pagó, los beneficiarios de Medicare visitaron las clínicas y firmaron documentos indicando que habían recibido los servicios facturados a Medicare. Las comisiones ilícitas eran en efectivo y en recetas para sustancias controladas.

La sentencia de hoy fue anunciada por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; la Fiscal Federal para el Distrito Este de Michigan Barbara L. McQuade; el Agente Especial a Cargo Andrew G. Arena de la Oficina Local de Detroit del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; y el Agente Especial a Cargo Lamont Pugh III de la Oficina Regional de Chicago del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Oficina del Inspector General [U.S. Department of Health and Human Services, Office of Inspector General (HHS-OIG)].

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso el Abogado Litigante Principal John Neal y el Abogado Litigante Benjamin D. Singer de la Sección de Fraude de la División Criminal. El Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] y la Oficina del Inspector General del HHS [HHS Office of Inspector General (HHS-OIG)] realizaron la investigación. La demanda fue entablada como parte de la Unidad Especial de Fraude contra Medicare, supervisada por la Sección de Fraude de la División Criminal y la Fiscalía Federal para el Distrito Este de Michigan.

Desde el inicio de las operaciones de la Unidad Especial en marzo de 2007, las operaciones de la Unidad Especial en siete distritos lograron la acusación formal de 500 personas quienes, en conjunto, facturaron fraudulentamente al programa Medicare más de $1.1 billones de dólares. Además, los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid del HHS, en trabajo conjunto con HHS-OIG, están tomando medidas para lograr una mayor responsabilización y una menor presencia de proveedores fraudulentos.

Para obtener más información sobre el Equipo de Control y Prevención de Fraude de Servicios Médicos [Healthcare Fraud Prevention and Enforcement Action Team (HEAT)], visite: www.stopmedicarefraud.gov

10-423
División Criminal