busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 28 de abril de 2010
Pandillero de la MS-13 de Carolina del Norte fue condenado por cargos de delincuencia organizada asociados a un homicidio; primer miembro de la MS-13 a ser sentenciado a muerte
El demandado disparó y mató dos hermanos en diciembre de 2007 en el Condado de Guilford, N.C.

WASHINGTON - Un jurado federal compuesto por 12 personas en Charlotte, N.C., votó hoy unánimemente imponer la sentencia de muerte contra Alejandro Enrique Ramírez Umana, alias "Wizard," 25. Umana había sido condenado por el mismo jurado el 19 de abril de 2010 por los homicidios de Rubén García Salinas y su hermano, Manuel García Salinas, el 8 de diciembre en el Condado de Guilford, N.C. El jurado también encontró que Umana era responsable por otros asesinatos: el 27 de julio de 2005, en Los Ángeles, el demandado mató a José Herrera y Gustavo Porras; y el 28 de septiembre de 2005, en Los Ángeles, el demandado participó y ayudó y asisitió en el asesinato de Andy Abarca. Dicha sentencia será impuesta formalmente por el Juez Federal de Distrito Principal Robert J. Conrad Jr. en fecha futura.

La condena y la sentencia fueron anunciadas por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; la Fiscal Federal para el Distrito Oeste de Carolina del Norte Anne M. Tompkins; el Agente Especial a Cargo del FBI en Carolina del Norte Owen D. Harris; y Rodney Monroe, Jefe del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg.

El 19 de abril de 2010, el jurado encontró a Umana culpable de conspiración para participar en una delincuencia organizada; dos cargos de homicidio en apoyo a la empresa de delito organizado conocida como MS-13; dos cargos de homicidio resultantes del uso de un arma de fuego en un delito violento; posesión de un arma de fuego por un extranjero ilegal; un cargo de extorsión y dos cargos criminales asociados a la manipulación o intimidación de testigos. El jurado emitió su veredicto de culpabilidad después de un enjuiciamiento de una semana de duración en el Tribunal Federal de Distrito en Charlotte, el que comenzó el 12 de abril de 2010.

"Hoy, un jurado compuesto por ciudadanos de Carolina del Norte impuso el castigo más severo disponible bajo la ley contra un demandado que ha inflingido violencia y dolor en numerosas comunidades", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Breuer. "En los juzgados desde Carolina del Norte a Texas y desde Maryland a Tennessee, la Unidad de Pandillas de la División Criminal y nuestras Fiscalías Federales asociadas están buscando a los pandilleros más peligrosos y retirando a estos delincuentes violentos de nuestras calles".

"Este desenlace, una sentencia de muerte, es adecuado debido a que nuestros ciudadanos, representados por este jurado, se han dirigido a sus comunidades, en especial a los jóvenes que podrían dedicarse a actividades ilegales asociadas a pandillas", dijo la Fiscal Federal Anne M. Tompkins. "Esta investigación y este enjuiciamiento han tenido un impacto significativo en el desmantelamiento de las actividades pandilleras en Charlotte. Las acciones de este demandado han surtido un efecto devastador en la familia de sus víctimas y en nuestra comunidad. Les estamos agradecidos a quienes participaron en la conclusión de este caso, y creemos que se ha hecho justicia".

"Las pandillas no tienen lugar en nuestras comunidades", dijo Owen D. Harris, Agente Especial a cargo de la División de Charlotte del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]. "La decisión del jurado de hoy transmite un mensaje a los pandilleros que creen que pueden evitar ser responsabilizados por sus actos. No dejaremos de perseguirlos. Las personas y dependencias que participaron en esta investigación y este enjuiciamiento han probado que la perseverancia y el compromiso rinden sus frutos".

"La decisión de hoy demuestra la voluntad de esta comunidad de castigar a los pandilleros por causar caos en nuestra ciudad. Mi Departamento y nuestros asociados de las fuerzas del orden público no se detendrán hasta haberlos capturados a todos", dijo Rodney Monroe, Jefe del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg. "Esto también debería transmitir un mensaje claro a cualquier pandillero que crea que puede escaparle a la justicia. No nos detendremos, y siempre pediremos las más severas sentencias".

De acuerdo con testimonios presentados durante el enjuiciamiento, Umana, un ex residente de Greensboro, N.C., era miembro de una célula con sede en Charlotte de La Mara Salvatrucha, también conocida como la MS-13. La pandilla está compuesta principalmente por inmigrantes, o descendientes de inmigrantes, de El Salvador, con miembros que operan en toda Carolina del Norte y otros lugares dentro y fuera de los Estados Unidos.

Los testigos declararon en el juicio que Umana era un miembro veterano de la MS-13 que viajó ilegalmente de El Salvador a Los Ángeles, Nueva York, y eventualmente, a Greensboro. Los testimonios establecieron que, en el otoño de 2007, miembros de la MS-13 en prisión en San Salvador, El Salvador, le pidieron que ayudara a reorganizar a los miembros de la MS-13 de Charlotte, de modo que pudieran controlar mejor el narcotráfico, así como extorsionar y atacar a pandilleros rivales en Carolina del Norte.

Testimonios adicionales revelaron que, el 8 de diciembre de 2007, al encontrarse en un restaurante en Greensboro, Umana utilizó un arma de fuego para disparar a Rubén García Salinas fatalmente en el pecho y a Manuel García Salinas en la cabeza después de que "le faltaron el respeto" a la pandilla al llamarlos de "falsos". Umana disparó tres tiros más mientras los clientes del restaurante corrían para buscar protegerse, y una testigo corría para proteger a su bebé. Otra persona recibió una herida de bala.

De acuerdo con pruebas presentadas en el juicio, Umana luego escapó a Charlotte con la ayuda de otros pandilleros de la MS-13, donde fue arrestado el 12 de diciembre de 2007, en posesión de una Ruger cargada que luego se determinó que se trataba del arma utilizada en el homicidio.

El jurado encontró que, con base en las pruebas presentadas en el juicio y durante la fase de emisión de sentencia, Umana disparó y mató a Rubén García Salinas, un albañil, y su hermano, Manuel García Salinas, un colocador de ladrillos, como ayuda a la empresa de delincuencia organizada conocida como la MS-13. De acuerdo con testimonios y pruebas presentadas en el juicio, Umana intentó, durante su periodo de encarcelamiento previo al juicio, matar a testigos y a miembros de la MS-13 que se habían convertido en informantes. Durante el primer día de selección del jurado, durante un registro llevado a cabo en la cárcel antes de transportar al demandado al tribunal federal en Charlotte, los Alguaciles Federales recuperaron una cuchilla que Umana había ocultado sujetándola a su pene.

En la fase de la sentencia, el jurado también encontró que Umana había sido responsable por otros tres asesinatos en Los Ángeles. Uno de estos, un homicidio doble, ocurrió en julio de 2005 en la Avenida Fairfax. El tercer homicidio, y lesiones en otras dos personas, ocurrieron en Lemon Grove Park en septiembre de 2005.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso la Fiscal Federal Auxiliar Jill Westmoreland Rose de la Fiscalía Federal para el Distrito Oeste de Carolina del Norte y el Abogado Litigante Sam Nazzaro de la Unidad Antipandillas de la División Criminal. Los Fiscales Federales Auxiliares Don Gast, Adam Morris y Kevin Zolot, todos de la Fiscalía Federal para el Distrito Oeste de Carolina del Norte, también fueron miembros del equipo de acusación gubernamental.

Las pruebas presentadas en el juicio también demostraron que la investigación prolongada de actividades de la MS-13 en Carolina del Norte fue iniciada por la Unidad Especial contra Pandillas "Calles Seguras" de Carolina del Norte del FBI. Específicamente, un testigo se presentó a través del programa "Pandilla de Uno" del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg y explicó cómo los homicidios eran parte de una operación violenta de una única célula de la MS-13 que operaba en el área de Charlotee, N.C.

La investigación de la organización de alcance amplio permitió el enjuiciamiento federal exitoso de 26 supuestos miembros de la MS-13. Además de Umana, seis demandados fueron condenados en un enjuiciamiento en enero de 2010, y otros 18 codemandados se han declarado culpables de cargos de delincuencia organizada relacionados con las actividades de la MS-13 en Carolina del Norte. Un demandado permanece detenido en El Salvador.

La Unidad Especial está compuesta por el FBI, el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos [Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms, and Explosives (ATF)], el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. [U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE)], el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg y el Departamento de Policía de Gastonia, N.C. La Unidad Especial Nacional contra la Pandilla MS-13 del FBI tuvo un papel importante en la coordinación de los aspectos internacionales de la investigación general, y asistencia crítica adicional fue proporcionada por el Centro Antipandillas Transnacionales [Transnational Anti-Gang (TAG) ]. El Buró de Investigaciones del Estado de Carolina del Norte, así como el Departamento de Policía de Greensboro y el Departamento de Policía de Durham, N.C. proporcionaron apoyo adicional en la investigación. Brindó asistencia significativa, especialmente durante el enjuiciamiento, el Servicio de Alguaciles Federales para el Distrito Oeste de Carolina del Norte.

Para obtener más información sobre el programa "Unidad Especial Calles Seguras" del FBI, visite www.fbi.gov . Para obtener más información sobre el programa "Pandilla de Uno" del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg, comuníquese con Fran Cook al 704.432.4264.

10-498
División Criminal