busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 1 de abril de 2010
Miembro clave de red internacional de tráfico de personas sentenciado a veinte años de prisión
El demandado ingresaba a mujeres de contrabando desde México y luego las forzaba a prostituirse en la zona metropolitana de Atlanta

ATLANTA - Francisco Cortés-Meza, 26, de México, fue sentenciado hoy por el Juez Federal de Distrito Richard W. Story en el Distrito Norte de Georgia por tráfico sexual en una organización que victimizaba a jóvenes mexicanas.

Thomas E. Pérez, Secretario de Justicia Auxiliar de la División de Derechos Civiles dijo, “Este demandado se aprovechó de mujeres vulnerables que soñaban con una vida mejor en los Estados Unidos. Las personas que obligan a mujeres a prostituirse cometen un delito atroz que no será tolerado. El Departamento de Justicia está comprometido a responsabilizar a traficantes que buscan obtener ganancias a costa de la libertad, los derechos y la dignidad de terceros”.

La Fiscal Federal para el Distrito Norte de Georgia Sally Quillian Yates dijo, “El enjuiciamiento de casos de tráfico de personas es una de las prioridades de la Fiscalía Federal con el doble objetivo de castigar a los traficantes y proteger a las víctimas. Los traficantes a menudo se aprovechan de las personas que pueden estar en una situación vulnerable debido a su situación inmigratoria, su falta de familiaridad con nuestro sistema legal o el miedo a las fuerzas del orden público. Cada víctima de este delito atroz está protegida por las leyes de los Estados Unidos, sin importar su situación de ciudadanía y no debe temer dar un paso al frente para denunciar este abuso criminal”. ”

“Si bien no podemos deshacer el daño irreparable provocado a estas víctimas, esperamos que la sentencia de hoy sirva como cierre y les permita sanar y mirar hacia el futuro”, dijo Kenneth A. Smith, Agente Especial a Cargo de la Oficina de Investigaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas [Immigration and Customs Enforcement (ICE)] en Atlanta. “Los traficantes de todo el mundo están mintiendo de manera atroz a mujeres jóvenes para atraerlas con promesas de un futuro mejor. A través de enjuiciamientos como este, estamos dejando en claro a los traficantes que sus delitos no quedarán impunes”.

Cortés-Meza fue sentenciado a 20 años de prisión seguidos por tres años de libertad bajo supervisión y deberá pagar una restitución de 21,000 dólares a la víctima. Cortés-Meza fue condenado por estos cargos el 16 de diciembre de 2008 cuando se declaró culpable de un cargo de tráfico sexual mediante el uso de la fuerza, el fraude o la intimidación.

De acuerdo con la Fiscal Federal Yates y la información presentada en el tribunal:

Entre la primavera de 2006 y junio de 2008, Cortés-Meza y otros acusados en la conspiración reclutaron y atrajeron a aproximadamente 10 víctimas para que fueran de México al área de Atlanta para ejercer la prostitución para beneficio financiero de los miembros de la supuesta conspiración. A menudo los conspiradores atraían a las mujeres a los EE.UU. prometiéndoles una mejor vida, un empleo legítimo o relaciones románticas con los demandados. Los conductores recogían a las víctimas de los hogares donde vivían con los demandados en Norcross y las llevaban a apartamentos y casas en donde las esperaban clientes pagos para realizar actos sexuales comerciales.

Específicamente, Cortés-Meza atrajo a una joven a los Estados Unidos con la excusa falsa de que encontraría trabajo en un restaurante. Cortés-Meza les pagó a contrabandistas para que llevaran a la víctima a los Estados Unidos. Una vez allí, Cortés-Meza la obligó a realizar actos sexuales comerciales con 30-40 hombres por noche y entregarle el dinero que recolectaba. La evidencia presentada en el caso demostró que Cortés-Meza controlaba la vida diaria de la víctima y era físicamente violento con ella.

El Departamento de Justicia ha identificado a los enjuiciamientos de tráfico de personas como este como una de las principales prioridades del Departamento. Para llevar a los demandados ante la justicia, las víctimas de delitos pueden ser elegibles para obtener estado inmigratorio en los Estados Unidos para ayudar en el enjuiciamiento. Tres mujeres testificaron hoy en la audiencia de emisión de sentencia de Cortés-Meza y mencionaron amenazas físicas, golpizas e intimidación, que forzaba a la víctima a trabajar de prostituta y que no tenía permitido hablar con nadie. NOTA: La Línea Abierta del Departamento de Seguridad Nacional para denunciar delitos de tráfico es (866) 347-2423.

El caso fue investigado por agentes especiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE.UU.

La Fiscal Federal Susan Coppedge y la Abogada Litigante Karima Maloney de la Unidad de Enjuiciamiento de Tráfico de Personas de la División de Derechos Civiles están a cargo de la acusación en el caso.

10-361
División de Derechos Civiles