busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 7 de abril de 2010
Agente de detención fue sentenciado por el abuso sexual repetido de detenidas

WASHINGTON - El Departamento de Justicia anunció hoy que el Juez Federal de Distrito Gray H. Miller sentenció a Robert Luis Loya a tres años en prisión y cinco años de libertad bajo supervisión por violar los derechos civiles y el abuso sexual de mujeres bajo su custodia. Loya, un ex guardia del Centro de Detención Port Isabel en Los Fresnos, Texas, se declaró culpable en septiembre de 2009, de una acusación formal compuesta por seis cargos que lo acusaba de tres cargos de contacto sexual abusivo y tres cargos de privación de los derechos con apariencia legal.

En su declaración de culpabilidad, Loya, 43, quien vive en Río Honda, Texas, admitió que en varias ocasiones en marzo y abril de 2008, entró a escondidas a salas de aislamiento médico en la enfermería del centro de detención para acariciar pacientes del sexo femenino. Con frecuencia, se ofreció como voluntario para trabajar en la enfermería para poder estar solo con las víctimas. En general, sus víctimas se encontraban durmiendo cuando ingresaba a la habitación. Loya les mentía a sus víctimas, asegurándoles que un médico le había ordenado que las examinara e instruyéndolas que se desvistieran. Luego, las tocaba en partes íntimas de sus cuerpos de forma sexual. Loya admitió que sus acciones causaron dolor psicológico y vergüenza a las victimas.

Loya trabajó en el centro de detención durante seis años y medio como guardia y fue empleado por una empresa privada contratada por el gobierno de los Estados Unidos. Al ser confrontado por agentes de la Oficina de Responsabilidad Profesional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU., Loya admitió haber tocado sexualmente a cinco mujeres distintas.

"Se les otorga a los agentes de correccionales poder significativo para que puedan llevar a cabo sus responsabilidades críticas; sin embargo, este agente cometió abuso de ese poder para violar los derechos civiles de personas bajo su supervisión. Nuestras leyes protegen los derechos constitucionales de todas las personas, incluidas las que se encuentran bajo custodia estatal o local", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Thomas E. Pérez de la División de Derechos Civiles. "Enjuiciaremos enérgicamente a todo guardia o agente de detención que utilice su cargo de confianza para acechar a personas vulnerables".

"Loya violó descaradamente los derechos de las más vulnerables de las víctimas, quienes tenían derecho a esperar estar seguras y ser protegidas contra daños estando detenidas y más aún por una persona con el deber de proveer dichas protecciones", dijo José Ángel Moreno, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Texas. "Esta oficina investigará enérgicamente y enjuiciará a quienes violen los derechos civiles de terceros para asegurar dicha expectativa. No se puede tolerar nada menos que eso".

Este caso fue investigado por el Agente Especial Principal Arturo Martínez de la Oficina de Responsabilidad Profesional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. Están a cargo de la acusación en el caso el Fiscal Federal Auxiliar Rubén R. Pérez y el Abogado Litigante Michael J. Frank de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

10-380
División de Derechos Civiles