busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 16 de abril de 2010
Un cuarto Agente de la Policía de Nueva Orleáns fue acusado en el caso del Puente Danziger

WASHINGTON - Una acusación formal de un cargo presentada hoy en el tribunal federal acusa al Agente del Departamento de Policía de Nueva Orleáns [New Orleans Police Department (NOPD)] Robert Barrios de conspirar con agentes compañeros del NOPD para obstruir la justicia al encubrir un tiroteo con participación de la policía en los días posteriores al Huracán Katrina, anunció hoy el Departamento de Justicia.

El 4 de septiembre de 2005, tiroteos en el Puente Danziger provocó la muerte de dos civiles y lesiones graves en otros cuatro. De acuerdo con la acusación, Barrios y otros agentes se desplazaban en un camión grande de alquiler de la empresa Budget al Puente Danziger, cuando se encontraron con un grupo de civiles que cruzaban el puente para comprar alimentos y suministros en un supermercado.

En el lado este del puente, los agentes dispararon contra el grupo de civiles, matando a un hombre e hiriendo gravemente a cuatro miembros de una familia. En seguida, los agentes se desplazaron al lado oeste del puente, donde se encontraron con Lance y Ronald Madison, quienes estaban cruzando el puente, camino al consultorio dental de uno de sus otros hermanos. En el lado oeste del puente, un agente le disparó a Ronald Madison, un hombre de 40 años de edad con discapacidades mentales y físicas graves, matándolo.

La acusación indica que Barrios acordó con otros agentes obstruir la justicia durante las investigaciones realizadas después del tiroteo. Específicamente, acusa que Barrios y otros agentes deliberaron sobre las versiones que contarían sobre lo que ocurrió en el puente y que, el 25 de enero de 2006, antes de que los agentes proporcionaran declaraciones formales grabadas sobre el incidente, se reunieron con supervisores en un edificio abandonado y semidemolido, donde nuevamente ensayaron las versiones que contarían para la grabación. La acusación alega que la finalidad de la conspiración de la que participó Barrios era proveer información falsa y engañosa a fin de garantizar que los tiroteos parecieran legalmente justificados y que los agentes participantes resultaran no responsables de los mismos. El demandado enfrenta una sentencia máxima de cinco años en la prisión y una multa de $250,000 dólares.

Estos cargos contra Barrios ocurrieron después de las declaraciones de culpabilidad de otros tres ex agentes del NOPD que participaron en el caso del Puente Danziger. Michael Lohman, un ex teniente, se declaró culpable de conspiración para obstruir la justicia, y admitió que sabía de, facilitó y participó en la creación de informes falsos sobre el tiroteo. Jeffrey Lehrmann, un ex detective del NOPD que fue luego agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU., se declaró culpable de encubrimiento de un delito mayor, y admitió que él también había participado en el encubrimiento del tiroteo en el Puente Danziger. Lehrmann admitió durante su declaración de culpabilidad que los agentes habían coordinado la provisión de declaraciones falsas y que un supervisor asignado a la investigación del tiroteo había inventado testigos y plantado pruebas. Más recientemente, el 7 de abril de 2010, el ex Agente del NOPD Michael Hunter se declaró culpable de conspirar para obstruir la justicia y encubrir un delito mayor que observó cuando se encontraba sobre el puente el 4 de septiembre de 2005. Hunter, en su declaración de culpabilidad, admitió que condujo el camión de Budget al Puente Danziger el día del tiroteo, y que él y otros agentes dispararon contra civiles que no parecían estar armados y que se encontraban "caminando despreocupadamente en la autopista" cuando llegó la policía. Hunter declaró que un supervisor en el lugar de los hechos apuntó su rifle de asalto y, con movimiento amplio, disparó repetidamente contra los civiles quienes, a ese punto, se habían ocultado detrás de una barrera de concreto. Al describir los disparos contra Ronald Madison que ocurrieron pocos minutos después, Hunter señaló que otro agente del NOPD disparó a Madison en la espalda, sin advertencia, cuando Madison intentaba escapar corriendo, desarmado, siguiendo a su hermano hacia un motel cercano. Después de que Madison recibió el balazo, según Hunter, el supervisor que había disparado a personas anteriormente en el lado este del puente, pateó o pisó fuertemente a Madison repetidamente cuando se encontraba herido y agonizante.

Este caso, aun en curso, está siendo investigado por la Oficina Local de Nueva Orleáns del FBI. Están a cargo de la acusación el Jefe Adjunto Bobbi Bernstein y el Abogado Litigante Forrest Christian de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, junto con la Fiscal Federal Auxiliar Julia K. Evans del Distrito Este de Louisiana.

10-430
División de Derechos Civiles