busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 22 de abril de 2010
Miembro de la tripulación de un barco se declara culpable de obstrucción de una investigación de contaminación, llevada a cabo por la Guarda Costera de EE.UU.

El ingeniero jefe de un barco de carga registrado en la República de Panamá se declaró culpable en el tribunal federal en Corpus Christi, Texas, de obstrucción de una investigación de la Guarda Costera de EE.UU. del vertido ilegal de aguas residuales contaminadas así como de ausencia de mantenimiento de registros de control de la contaminación precisos, anunció hoy el Departamento de Justicia.

John Porunnolil Zacharias, el ingeniero jefe del M/V Lowlands Sumida, un barco de carga a granel de 37,689 toneladas brutas, se declaró culpable ayer de una violación de la Ley para Prevenir la Contaminación [Act to Prevent Pollution (APPS)] por dejar de mantener un libro de registros de aceite y una violación de obstrucción por proveer a inspectores un registro de sondeo de sala de motores falso, y por alterar un tanque de aceite combustible central al instalar un tubo de sondaje ficticio para ocultar el contenido del tanque.

Zacharias, como ingeniero jefe, era responsable por la supervisión de los oficiales de ingeniería, el instalador y los operadores que trabajaban en los espacios de motor del Lowlands Sumida. También fue responsable por asegurar que el libro de registros de aceite indicara la manipulación de residuos aceitosos en el barco, incluido el procesamiento de agua residual aceitosa a través del separado de aceite y agua del barco y la operación el mantenimiento del separador de agua-aceite.

El 6 de octubre de 2009, la Guarda Costera de EE.UU. realizó una inspección de puerto del Lowlands Sumida. Durante la inspección, recibió información de uno de los tripulantes alegando que un ingeniero jefe estaba utilizando el tanque burlando el medidor de contenido de aceite del separador de aceite y agua del barco.

Zacharias admitió haber alterado el tanque central de aceite combustible a través de la instalación de un tubo de sondeo ficticio. El tubo de sondeo ficticio indicaría que el tanque estaba vacío, a pesar de que había líquido en el tanque.

La APPS exige que barcos comerciales de gran porte como el Lowlands Sumida mantengan un registro conocido como el libro de registro de aceite para documentar el movimiento, de tanque a tanque, y la eliminación de todo el aceite originado en los espacios de ingeniería del barco. Las aguas residuales aceitosas que se acumulan en la parte más baja del barco, solo pueden lanzarse por la borda si los residuos son procesados con una máquina conocida como "separador de aceite y agua", la cual asegura que el agua lanzada por la borda contenga no más de 15 partes por millón (ppm) de aceite. Zacharias admitió haber vertido aguas residuales aceitosas que excedían el límite de 15 ppm del barco y no haber registrado los vertidos en el libro de registro de aceite.

La lectura de la sentencia de Zacharias está programada para 7 de julio de 2010.

El caso está siendo investigado por el Servicio de Investigaciones de la Guarda Costera, la División de Investigaciones Criminales de la Agencia de Protección Ambiental en la Región VI y la Comisión de Calidad Ambiental de Texas. Están a cargo de la acusación en el caso la Sección de Delitos Ambientales del Departamento de Justicia y la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Texas.

10-467
División de Medio Ambiente y Recursos Naturales