busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 8 de abril de 2010
Un operador del ardid Ponzi se declara culpable de cargos asociados a impuestos

WASHINGTON - John S. Lipton, anteriormente de Misión Viejo y Laguna Hills, Calif., se declaró culpable hoy ante el Juez Federal de Distrito Dale S. Fischer en Los Ángeles de conspiración para defraudar a los Estados Unidos y evasión de impuestos, anunciaron el Departamento de Justicia y el Servicio de Impuestos Internos [Internal Revenue Service (IRS)].

Lipton y varios codemandados fueron acusados formalmente de cargos derivados de las operaciones del Fondo Génesis, un fondo de inversión de cambio de monedas extranjeras falsos que funcionó como un ardid Ponzi de mayo de 1998 a junio de 2002 y recibió inversiones por millones de dólares. El inicio del enjuiciamiento de los demás demandados está programado para septiembre de 2010.

De acuerdo con la declaración de culpabilidad, Lipton admitió que utilizó y conspiró con terceros para utilizar fideicomisos, empresas y cuentas bancarias en el exterior para recibir distribuciones del Fondo Génesis y que no declaró estas distribuciones o estos ingresos al IRS. Lipton también admitió que instruyó el traslado a Costa Rica de aproximadamente 19 cajas de documentos del Fondo Génesis que respondían a una orden de un gran jurado. Lipton también admitió que no presentó ninguna declaración de impuestos federales individual entre 1989 y 2005.

De acuerdo con la acusación formal, los demandados alegaron falsamente que los inversionistas recibían retornos mensuales del 4 por ciento, cuando, en realidad, se utilizaban las inversiones para realizar distribuciones de "ganancias" a los demandados y a los inversionistas iniciales. Lipton fue uno de los miembros fundadores del Fondo Génesis y su principal administrador. Los demandados promovieron el Fondo Génesis alegando que no estaba sujeto a declaración al IRS. Se alega que utilizaron cuentas bancarias en nombre de fideicomisos y cuentas bancarias en el exterior para recibir distribuciones del Fondo Génesis que no eran declaradas al IRS. Se alega que algunos de los demandados crearon cuentas "reveladas" o "no reveladas" del Fondo Génesis para sí mismos y ciertos inversionistas del Fondo Génesis a fin de ocultarle al IRS la mayor parte de las distribuciones del Fondo Génesis. Además, se alega que se les aconsejó a algunos inversionistas del Fondo Génesis que crearan empresas en el exterior en nombre de personas designadas y cuentas bancarias para recibir las distribuciones del Fondo Génesis.

Asimismo, la acusación formal alega que para ocultar las operaciones del Fondo Génesis y limitar el escrutinio de sus operaciones por inversionistas y el gobierno, los demandados se ocupaban de que el Fondo Génesis no mantuviera estados financieros u otros estados de cuenta de sus operaciones. Asimismo, en abril de 2000 o en fecha aproximada, para ocultar la verdadera naturaleza de sus operaciones a los inversionistas y el gobierno, las operaciones administrativas del Fondo Génesis se mudaron de Anaheim, Calif. a Costa Rica. Alrededor de la misma época, se trasladaron documentos en papel a Costa Rica y se destruyeron datos electrónicos en computadoras.

El Juez Fischer programó una audiencia de lectura de sentencia para el 2 de agosto de 2010.

Tres demandados, Richard B. Leonard, Víctor H. Preston y Teresa R. Vogt, se han declarado culpables en este caso. El enjuiciamiento de los cuatro demandados restantes por los cargos de fraude tributario y conspiración está programado para septiembre de 2010. Se programará un enjuiciamiento separado por los cargos separados asociados al ardid Ponzi para después del enjuiciamiento por fraude tributario.

"El gobierno seguirá descubriendo los ardides promovidos y utilizados por contribuyentes para evadir sus obligaciones tributarias federales", dijo John A. DiCicco, Secretario de Justicia Auxiliar Interino de la División de Impuestos del Departamento de Justicia. "Al acercarse el 15 de abril, los contribuyentes deben confiar en que quienes hayan promovido ardides de evasión de impuestos fraudulentos serán investigados y enjuiciados".

"El Fondo Génesis, el cual funcionaba como un ardid Ponzi, llevó a agentes del IRS por un sendero financiero desde el Caribe a Hong Kong a Costa Rica y numerosas otras localidades extranjeras", dijo Víctor S O. Song, Jefe, Investigaciones Criminales del IRS. "Esto señala la nueva era de resolución del fraude financiero global -- el velo del secreto en el extranjero ha sido levantado y el IRS hará todo lo necesario para ampliar la cooperación internacional para obtener pruebas financieras".

El Secretario de Justicia Auxiliar Interino DiCicco felicitó a agentes especiales del IRS - División de Investigaciones Criminales, quienes investigaron el caso, así como a los abogados litigantes de la División Criminal Lori A. Hendrickson, Ellen M. Quattrucci, Danny N. Roetzel y Matthew J. Kluge, quienes están a cargo de la acusación en el caso. El Secretario de Justicia Auxiliar Interino DiCicco también agradeció a la Fiscalía Federal en Los Ángeles por su apoyo valioso a lo largo del litigio.

10-384
División de Impuestos