busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 6 de agosto de 2010
Operador de una clínica de VIH en Miami se declara culpable de participación en red de fraude contra Medicare
El demandado se encontraba fugitivo desde 2008

WASHINGTON – José García, 55, quien estuvo fugitivo por casi dos años, se declaró culpable hoy en el Tribunal Federal de Distrito en Miami de participación en un ardid de fraude contra Medicare asociado a una clínica para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en el área de Miami, anunciaron los Departamento de Justicia y de Salud y Servicios Humanos [Health and Human Services (HHS)].  García fue acusado formalmente en 2008 y se entregó voluntariamente a agentes del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] en mayo de 2010.

García se declaró culpable ante el Juez Federal de Distrito Adalberto Jordán de un cargo de conspiración para causar la presentación de reclamos falsos al programa Medicare y de pagar comisiones ilegales por servicios médicos; y un cargo de conspiración para cometer fraude por servicios médicos.  En la lectura de la sentencia, programada para el 18 de noviembre de 2010, García enfrenta una sentencia máxima de cinco años en prisión por el cargo de conspiración para presentar reclamos falsos y pagar comisiones ilegales y una sentencia máxima de 10 años en prisión por el cargo de conspiración para cometer fraude por servicios médicos.

De acuerdo con el expediente judicial, García administraba la empresa Global Med-Care Corp. Inc., una clínica médica en Miami supuestamente especializada en el tratamiento de pacientes con VIH.  García, su codemandada Nayda Freire y sus coconspiradores causaron la presentación por Global de reclamos falsos al programa Medicare por medicamentos costosos para el VIH que eran médicamente innecesarios o nunca fueron provistos.  A cambio de una participación en las ganancias de Global, García y Freire acordaron con sus coconspiradores supervisar al personal necesario para las operaciones de Global, pacientes de Medicare facturados al programa Medicare por Global y el transporte de los pacientes.  García admitió que sabía que Global debería pagar comisiones ilegales a sus pacientes y que Global podría facturarle a Medicare por servicios de infusión para el VIH tres veces a la semana, por hasta tres meses, por cada paciente.  García también admitió que entre aproximadamente abril de 2003 y aproximadamente agosto de 2003, Global presentó aproximadamente $10.9 millones de dólares en reclamos al programa Medicare por servicios de infusión para VIH que nunca fueron provistos y/o eran médicamente innecesarios.

Freire se declaró culpable el 28 de agosto de 2008 de un cargo de conspiración para defraudar al programa Medicare, y fue sentenciada por el Juez Jordán el 12 de noviembre de 2008 a 30 meses en prisión.  Freire también fue sentenciada a dos años de libertad bajo supervisión después de haber cumplido su sentencia en prisión, y se le ordenó que pagara $7.9 millones de dólares en restitución al programa Medicare.

Freire admitió que, después de que los pagos de Medicare fueron realizados a las cuentas bancarias de Global Med-Care, ella y otros transfirieron aproximadamente $6 millones de dólares del producto fraudulento a empresas de administración, publicidad e inversiones fraudulentas que pertenecían a, y eran administradas por, Carlos, Luis y José Benítez.  Los coconspiradores Carlos y Luis Benítez y Thomas McKenzie fueron acusados por separado de delitos de fraude por servicios médicos y lavado de dinero en una acusación formal revelada el 11 de junio de 2008.  De acuerdo con la acusación formal separada, se alega que estos coconspiradores proveyeron el dinero y el personal necesarios para abrir Global Med-Care; los pacientes de Medicare para facturación al programa Medicare; y transporte para los pacientes de VIH que visitaban la clínica.  La acusación formal también alega que Carlos y Luis Benítez eran los verdaderos propietarios de Global Med-Care.

Los tres hermanos Benítez y McKenzie fueron acusados de participar en la comisión de aproximadamente $109 millones de dólares en fraude de infusión para el VIH y lavado de dinero a través de Global Med-Care y 10 otras clínicas de infusión para el VIH.  El 18 de septiembre de 2008, McKenzie se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude por servicios médicos y un cargo de presentación de reclamos falsos al programa Medicare; también reconoció su papel en un ardid de fraude de infusión para el VIH de $119 millones de dólares.  McKenzie fue sentenciado por el Juez Federal de Distrito Alan S. Gold el 18 de diciembre de 2008, a 14 años en prisión en conexión con su papel en el ardid de fraude de infusión para el VIH contra Medicare.  Además de su sentencia en prisión, se le ordenó a McKenzie cumplir con tres años de libertad bajo supervisión después de haber cumplido su sentencia en prisión y pagar $84 millones de dólares en restitución al programa Medicare.  Los hermanos Benítez permanecen fugitivos.

La declaración de culpabilidad de hoy fue anunciada por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Fiscal Federal Wifredo A. Ferrer del Distrito Sur de Florida; John V. Gillies, Agente Especial a Cargo de la Oficina Local de Miami del FBI; y el Agente Especial a Cargo Christopher Dennis de la Oficina de Investigaciones de Miami de la Oficina del Inspector General [Office of the Inspector General (OIG)] del HHS.

El caso de Global fue enjuiciado por el Jefe Adjunto Hank Bond Walther y el Abogado Litigante N. Nathan Dimock de la Sección de Fraude de la División Criminal, y fue investigado por el Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] y la Oficina del Inspector General del HHS (HHS-OIG).  La demanda fue entablada como parte de la Fuerza de Ataque al Fraude contra Medicare, supervisada por la Sección de Fraude de la División Criminal y la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida.

Desde su creación en marzo de 2007, las operaciones de las Fuerzas de Ataque de Fraude contra Medicare en siete distritos obtuvieron las acusaciones formales de más de 810 individuos y organizaciones que, en conjunto, facturaron de manera fraudulenta al programa Medicare más de $1.85 billones de dólares.  Además, los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid del HHS, trabajando en conjunto con la HHS-OIG, están tomando medidas para aumentar la responsabilización y reducir la presencia de proveedores fraudulentos.

Para obtener más información sobre el Equipo de Prevención y Control de Fraude de Servicios Médicos [Healthcare Fraud Prevention and Enforcement Action Team (HEAT)], visite: www.stopmedicarefraud.gov .

10-905
Secretario de Justicia de los Estados Unidos