busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 18 de agosto de 2010
Barclays Bank PLC acuerda entregar $298 millones de dólares en conexión con violaciones de la Ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia y la Ley de Negociación con el Enemigo

WASHINGTON – Barclays Bank PLC, una empresa del Reino Unido con sede en Londres, ha aceptado entregar $298 millones de dólares a los Estados Unidos y a la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York en conexión con violaciones de la Ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia [International Emergency Economic Powers Act (IEEPA)] y la Ley de Negociación con el Enemigo [Trading with the Enemy Act (TWEA)], anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal y el Fiscal de Distrito Cyrus R. Vance Jr., de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York.  Las violaciones están asociadas a transacciones llevadas a cabo ilegalmente por Barclays en nombre de clientes de Cuba, Irán, Sudán y otros países sancionados en programas administrados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros [Office of Foreign Assets Control (OFAC)].

Se presentó una acusación formal el 16 de agosto de 2010, en el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito de Columbia acusando a Barclays de un cargo de violación de la IEEPA y un cargo de violación de la TWEA.  Barclays renunció a la formulación de cargos, aceptó la presentación de la acusación formal y aceptó y reconoció su responsabilidad por su conducta criminal.  Barclays aceptó entregar los fondos como parte de los acuerdos de enjuiciamiento aplazado realizados con el Departamento de Justicia y la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Nueva York.  El acuerdo de enjuiciamiento aplazado fue aprobado hoy por el Juez Federal de Distrito Emmet G. Sullivan.

"No se les permitirá a bancos como el Barclays hacer caso omiso de sanciones establecidas por el gobierno de EE.UU.", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal.  "No solo una vez, sino numerosas veces a lo largo de más de una década, el Barclays eliminó información vital en mensajes de pago que hubiera alertado a las instituciones financieras de EE.UU. sobre el verdadero origen de los fondos.  Esta conducta grave ha resultado ahora en una sanción grave - la confiscación de $298 millones de dólares, una admisión pública de sus actos ilícitos y la implementación de rigurosas medidas para asegurar el cumplimiento de las leyes.  Como lo he dicho en repetidas oportunidades, cuando las empresas revelan espontáneamente sus actos delictivos a nosotros, como lo hizo Barclays, no dejarán de ser penalizadas, pero tendremos en consideración su revelación, cooperación y medidas correctivas".

"Las actividades delictivas del tipo de las que encontramos en Barclays hacen más que defraudar a nuestras instituciones financieras; representan una amenaza a la seguridad de nuestro país", dijo el Fiscal de Distrito Cyrus R. Vance Jr.  "La Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan ha sido líder en estas investigaciones, y me comprometo a seguir adelante con nuestro trabajo con las dependencias de las fuerzas del orden público federales en este ámbito".

"Barclays implementó prácticas diseñadas para evadir sanciones estadounidenses en beneficio de países y personas sancionados", dijo el Director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros [Office of Foreign Assets Control (OFAC)] Adam J. Szubin.  "El beneficio económico sustancial para las partes sancionadas y la naturaleza sistémica de las violaciones aparentes podrían haber resultado en una multa de la OFAC mucho más onerosa si Barclays no hubiera realizado una revelación voluntaria y no hubiera cooperado con la OFAC a lo largo de la investigación.  Este es el primer acuerdo conciliatorio de esta magnitud en el que la OFAC determinó que todas las aparentes violaciones fueron voluntariamente reveladas por el propio banco".

Bajo la IEEPA y la TWEA, es un delito deliberadamente violar, o intentar violar, cualquier reglamento emitido bajo la ley, incluidos los relacionados con Cuba, Irán, Libia, Sudán y Birmania.  Las normas de la IEEPA y la TWEA son administradas por la OFAC.

De acuerdo con el expediente judicial, desde mediados de la década de 1990 y hasta septiembre de 2006, Barclays, a sabiendas y deliberadamente, realizó movimientos o permitió el movimiento de cientos de millones de dólares a través del sistema financiero estadounidense en nombre de bancos de Cuba, Irán, Libia, Sudán y Birmania, y personas que figuran como partes o jurisdicciones sancionadas por la OFAC en violación de sanciones económicas estadounidenses.

De acuerdo con el expediente judicial, Barclays siguió instrucciones, principalmente de bancos en Cuba, Irán, Libia, Sudan y Birmania, de no mencionar sus nombres en mensajes de pagos en dólares estadounidenses enviados a la sucursal de Barclays en Nueva York y otras instituciones financieras ubicadas en los Estados Unidos.  Barclays encaminó los pagos en dólares estadounidenses a través de una cuenta interna del Barclays para ocultar la conexión de los pagos con entidades sancionadas por la OFAC y enmendó y reformateó los mensajes de pagos en dólares estadounidenses de modo a eliminar información que identificase a las entidades sancionadas.  Asimismo, Barclays utilizó deliberadamente un método de mensajes de pago menos transparente, conocido como pagos encubiertos, como otra manera de ocultar la información de identificación de las entidades sancionadas.

"Barclays Bank ha admitido un patrón de una década de duración de violación de las leyes bancarias de EE.UU., y haber tomado ciertos pasos para ocultar las transacciones prohibidas", dijo la Directora Auxiliar a Cargo del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] Janice K. Fedarcyk.  "La responsabilidad empresarial incluye más que simplemente actuar de manera discreta en nombre de los clientes.  Incluye, en primerísimo lugar, actuar dentro de la ley".

"En los mercados financieros cada vez más complejos del mundo, es crítico que las instituciones financieras respeten la ley estadounidense, incluidas sanciones contra otros países", dijo Victor S. O. Song, Jefe, Investigación Criminal del Servicio de Impuestos Internos [Internal Revenue Service (IRS)].  "El IRS está orgulloso de compartir sus distintivos conocimientos en investigación financiera en esta y otras investigaciones financieras cada vez más sofisticadas. La creación de nuevas estrategias de cooperación entre gobiernos para el cumplimiento financiero internacional es una alta prioridad para el IRS".

La entrega de $149 millones de dólares por Barclays a los Estados Unidos y $149 millones de dólares a la Oficina de Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York resolverá reclamos de confiscación del Departamento de Justicia y el estado de Nueva York.  Dadas las acciones correctivas implementadas por el banco hasta la fecha y su buena disposición para reconocer su responsabilidad por sus acciones, el Departamento recomendará la desestimación de la acusación formal en dos años, siempre y cuando Barclays cumpla y coopere plenamente con los términos del acuerdo de enjuiciamiento aplazado.

La OFAC también ha realizado un acuerdo conciliatorio con Barclays por violaciones a la IEEPA, los que requerirán que Barclays pague $176 millones de dólares simultáneamente con las sumas confiscadas como resultado de los acuerdos de aplazamiento de enjuiciamiento.  La Junta de Reserva Federal y el Departamento de Banca del Estado de Nueva York anunciaron hoy la emisión de una orden por consentimiento de cesar y abstenerse contra Barclays.  La orden exige que Barclays mejore su programa de cumplimiento de exigencias de sanciones económicas estadounidenses de manera global.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso el Abogado Litigante Principal Frederick Reynolds y el Abogado Litigante Kevin Gerrity de la Sección de Confiscación de Activos y Lavado de Dinero [Asset Forfeiture and Money Laundering Section (AFMLS)] de la División Criminal.  El caso fue investigado por la Oficina Local de Nueva York del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] y la División Local de Washington de Investigaciones Criminales del IRS y Jeremy Wade y Laurie Bender de la AFMLS.  El Departamento de Justicia expresa su gratitud al Fiscal de Distrito Auxiliar Ejecutivo, Jefe de la División de Investigaciones Adam Kaufmann; Jefe Adjunto Principal del Buró Gary Fischman; los Fiscales de Distrito Auxiliares Richard Preiss y Aaron Wolfson de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York, Buró de Delitos Económicos Mayores.  El Departamento de Justicia también expresa su gratitud a la OFAC, el Banco de Reserva Federal de Nueva York, la Junta de Gobernadores del Sistema de Reserva Federal y el Departamento de Banca del Estado de Nueva York por su importante y valiosa asistencia.

10-933
División Criminal